3 trucos para desatascar un inodoro

Pilar · 25 noviembre, 2018
Echa un vistazo a los trucos que te proponemos para destapar un inodoro

Vas a tirar de la cadena y el agua se queda en el inodoro en vez de irse por las tuberías. El inodoro está atascado. Si te ocurre esto tienes dos opciones: llamar a un profesional para que lo arregle o hacerlo tú mismo. Si elijes la segunda opción, estás en el lugar adecuado, porque a continuación te vamos a explicar una serie de trucos para destapar un inodoro.

Todos los trucos que te proponemos son muy sencillos y los podrás hacer si tienes cuidado y cuentas con los productos adecuados. Tal y como vas a comprobar, se trata de productos que seguro que tienes en casa o que puedes adquirir fácilmente y por un módico precio.

Nuestra recomendación es que si tu inodoro está tapado intentes destaparlo mediante uno de los trucos que te proponemos. Seguramente lograrás que el agua vuelva a salir por la tubería con normalidad y así solucionar el problema. Si el atasco es demasiado grave quizá tengas que recurrir a un profesional, pero lo mejor será que antes lo intentes tú para ahorrarte el importe de la factura y hacer que tu cuarto de baño vuelva a funcionar correctamente.

No te hacemos esperar más y te explicamos cuales son los diferentes métodos caseros de destapar un inodoro. Lee atentamente y escoge el que te parezca más efectivo o el más adecuado según el tipo de atasco.

1. Un extra de agua para solucionar un atasco leve

Echar más agua al inodoro.

Si se trata de un atasco leve causado por un objeto que obstruye el paso e impide la circulación del agua no tienes porqué recurrir a un profesional. Tan solo hay que conseguir que el objeto sea empujado para que siga su recorrido por las tuberías y así acabar con el tapón.

Lo primero que debes hacer es utilizar un desatascador y realizar movimientos rápidos y repetitivos para crear el vacío y que el objeto se mueva. Después, llena un cubo de agua lo suficientemente grande -más o menos del mismo tamaño de la cisterna- para conseguir un extra de agua.

Una vez que hayas llenado el cubo de agua debes verterlo en el inodoro al mismo tiempo que tiras de la cadena. Será como una doble descarga, ya que habrá una cantidad extra de agua. Debes intentar tirar el agua del cubo rápidamente para que caiga con suficientemente fuerza e impulse el objeto.

2. Producto desatascador para un atasco moderado

En tu supermercado habitual puedes encontrar diferentes productos específicos para desatascar las tuberías. Todos ellos tienen en común un precio bastante económico y son muy efectivos. Nuestra recomendación es que utilices siempre uno de estos productos antes de llamar a un profesional, ya que pueden solucionar el problema por un módico precio.

Lo único que tendrás que hacer es verter el producto en el inodoro y no descargar la cisterna durante los minutos que indique el envase. De este modo se deja actuar el producto, que va deshaciendo la obstrucción y permitiendo de nuevo la circulación del agua.

Nuestra recomendación es que viertas el producto antes de irte a dormir y lo dejes actuar durante toda la noche. Así podrás asegurarte de que la obstrucción se elimina por completo y el inodoro vuelve a funcionar con normalidad.

Producto desatascador.

3. Sosa cáustica para los atascos más graves

Si el atasco de tu inodoro es bastante grave y ninguno de los trucos que te hemos propuesto ha sido efectivo solo te queda una opción: la sosa cáustica. Antes de explicarte como funciona es importante realizar una advertencia. La sosa es un producto bastante peligroso y que hay que utilizar con cuidado porque puede causar graves problemas. Lee las instrucciones de uso y sigue las indicaciones del profesional que te lo ha vendido.

A diferencia de los productos desatascadores, la sosa tan solo debe actuar unos segundos. Esto es debido a que se trata de un activo muy potente que puede llegar a dañar la superficie.

Ahora que conoces tres trucos diferentes para destapar un inodoro tan solo tienes que elegir aquel se mejor se adapta a tu atasco. Como has podido comprobar, lo primero que hay que hacer es evaluar la gravedad y en función de ello escoger el producto adecuado. Guarda siempre las medidas de seguridad necesarias y mantén los productos fuera del alcance de los más pequeños de la casa.