Errores que debes evitar al reformar tu baño

Mónica Heras Berigüete · 15 marzo, 2019
Vamos a reformar tu baño y a darle todo lo que necesita para que sea un lugar práctico, bonito y pensado para toda la familia. ¿Nos ponemos manos a la obra?

Si estás pensando en reformar tu baño, la primavera puede ser el momento perfecto para hacerlo, y queremos darte todos los consejos para que no tengas ningún contratiempo a la hora de llevarlo a cabo.

Antes de comenzar a reformar tu baño, debes tener muy claro lo que quieres lograr. Es posible que hayas creado un tablón en Pinterest con todas tus ideas, o que tengas una colección de revistas con todos los detalles que te gustaría añadir.

¡Bien! Eso es importante, no debes perder de vista cuáles son tus posibilidades reales en cuanto a tiempo, presupuesto, espacio y, más aún, las necesidades que tu familia tiene. De nada servirá poner un baño de diseño con piezas ultradecorativas y poco prácticas si sois familia numerosa, ¿no crees?

Con los pies en el suelo

Suelo vinílico de madera para el baño.
Suelo vinílico / vinylclick.es

Tal vez, lo primero que debas plantearte es si tu suelo necesita ser cambiado o no. Definitivamente, es uno de los elementos que más puede sufrir el desgaste del uso diario, y la manera más efectiva de renovar por completo el baño.

Una alternativa realmente eficaz, por lo sencilla que es su instalación y lo económico que resulta, es el suelo vinílico. Puedes elegir un diseño de suelo hidráulico que tan de moda está, y no necesitas ningún tipo de obra para colocarlo.

Solo vigila que la superficie sea totalmente lisa; de lo contrario, existe una pasta para nivelarlo y que quede perfecto.

Hablemos de los azulejos al reformar tu baño

Azulejos hidraúlicos.
Azulejos hidraúlicos / paperblog.com

Aquí dependerá de tu gusto y de qué tanto sigas las tendencias decorativas en lo que a baños se refiere. Los tipos de azulejos más deseados son los de formato pequeño, como los subway que han causado furor en los últimos años. Son mucho más estéticos y crean ambientes muy modernos y depurados. Sin embargo, son más difíciles de mantener limpios.

Los alicatados en gran formato tienen menos juntas y, por lo tanto, más facilidad para limpiarlas. Incluso, hay porcelánicos que dan la impresión de una superficie continua, dando la sensación de amplitud y luminosidad.

Otra opción es alicatar hasta media altura, a modo de arrimadero, una de las tendencias que ha vuelto con fuerza desde hace algún tiempo.

Cambia los sanitarios para reformar tu baño

Azulejos para el baño.

Sin duda es indispensable a la hora de reformar tu baño. Unos sanitarios nuevos son la viva imagen de un cuarto de baño moderno y limpio. Aprovecha para colocar un WC de doble descarga; son ecológicos y ahorrarás agua.

Si tienes dudas de si vas a optar por ducha o bañera, aquí dependerá de tus necesidades y de cómo sea tu familia. Si vas a poner un plato de ducha, hazlo pensando en facilitarte la vida y evitar accidentes, y ponlo a ras de suelo. Además, un plato sin bordillo da la sensación de amplitud y son ideales cuando hay personas mayores en casa o de movilidad reducida.

Si por el contrario no quieres renunciar a los privilegios de un momento de relax en la bañera, hazla perfecta para que tengas un spa en casa. Primero cuida de que la superficie sea antideslizante, y mira todas las opciones que hay ahora en el mercado. Desde las tan deseadas bañeras exentas, hasta una de obra casi a ras de suelo. Un lujo para los sentidos.

¿Y qué pasa con el lavabo?

griferías de color negro en el lavabo

¿Cuántos sois en casa? Es importante que lo tengas en cuenta; incluso, si solo vivís dos personas en ella. Imagina el lujo que sería incorporar un lavabo con dos senos. ¿A que no se te había ocurrido? Es una alternativa cómoda y que te hará ganar espacio y evitar discusiones. Pon una encimera amplia y sencilla para que puedas estar cómodo, y añade detalles decorativos en las paredes o en el mueble bajolavabo.

Una vez que tengas todos estos elementos bajo control, el resto consiste en poner una decoración acorde al resto de la casa, añadiendo cestos de fibras naturales, cuadros en las paredes, plantas para el baño y una iluminación perfecta y cálida.