Objetos para adaptar el baño a los niños

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 8 mayo, 2019
Arantza Martín · 8 mayo, 2019
Para fomentar la autonomía de los niños en el baño, con anterioridad debemos adaptarlo a sus necesidades y medidas.

El baño es uno de los espacios de la casa que menos autonomía da a los niños, bien por la altura a la que se encuentran sus utensilios de aseo, o bien por los peligros que puede conllevar este espacio en cuanto a producir caídas o golpes. Adaptar el baño a los niños es una tarea muy sencilla.

Esta autonomía de la que hablamos conlleva un aprendizaje, y el baño es uno de los espacios en el que realizan unas rutinas diarias que son esenciales que el niño aprenda para su desarrollo.

A continuación te dejamos una serie de objetos para adaptar el baño a los niños y que de esta manera sean ellos mismos los que puedan realizar su aseo y aprender estas rutinas de una forma más sencilla a la vez que divertida y amena.

1. Adapta el inodoro

Inodoro para niños.

El momento de utilizar el inodoro es uno de los aspectos clave dentro del baño, pues es en ese momento cuando el niño adquiere su propia autonomía y responsabilidad.

Cuando son pequeños, la taza del inodoro puede ser más grande que ellos, por lo que estarán incómodos. Para solucionar este problema y que este se adapte a sus medidas, se pueden utilizar dos objetos para adaptar el baño a los niños:

  • Un orinal al lado del inodoro para su total comodidad.
  • Un asiento adaptable para el propio inodoro.

Hay niños que prefieren el asiento adaptable para sentirse así más mayores utilizando los mismos objetos que los adultos, mientras que si son más pequeños, prefieren el orinal al ser más llamativo.

2. Un escalón para el lavabo, adaptar el baño a los niños

Escalón para el lavabo para niños.
Escalón / pinterest.es

En la mayoría de las ocasiones, y por sus medidas estándar, el mueble del lavabo no suele estar colocado a la altura de la utilización de un niño. El lavabo es uno de los objetos esenciales del baño, pues en él, los niños aprenden a lavarse las manos, la cara y los dientes correctamente.

Para que pueda usar de forma autónoma el lavabo, es aconsejable la utilización de un escalón que le permita estar más alto y acortar distancias con el mueble.

Te recomendamos adquirir un escalón antideslizante para evitar posibles resbalones, ya que el baño es uno de los espacios con más humedad de toda la casa.

3. Ganchos y perchas a su alcance

Ganchos infantiles.
Ganchos infantiles / amazon.es

Si queremos que sean ellos mismos los que de forma autónoma utilicen las toallas u otros productos, como el peine o el cepillo de dientes, debemos colocar estos objetos a su alcance para que puedan utilizarlos sin problema.

La forma más sencilla de solventar este problema es colocar en las paredes ganchos o perchas a su altura en las que él mismo pueda coger todo lo que sea necesario.

Los mejores ganchos o perchas son los de tipo adhesivo, ya que, de esta manera, no tendrás que taladrar la pared, podrás ir subiendo su altura a medida que el niño crezca y quitarlos cuando sea lo suficientemente alto para llegar al espacio donde se sitúan los objetos de los adultos.

4. La bañera

Bañera para el bebé.

La bañera es el sitio más peligroso para los niños, incluso a veces también para los adultos, dentro del baño. Cuando el niño todavía es un bebé, la mejor manera para bañarlo es utilizando una bañera portátil que también puede servirte para viajes.

Debido a la rapidez de crecimiento de los más pequeños, estas bañeras portátiles son utilizadas durante muy poco tiempo. En ese momento debes colocar en la bañera de tu baño una alfombra antideslizante para evitar cualquier peligro con el suelo de esta y el agua.

5. Almacenaje extra, necesarios para adaptar el baño a los niños

Accesorios para el aseo de los niños.

La llegada de un bebé siempre supone la necesidad de un aumento de espacio. En el caso del baño, puede ser complicado aumentarlo.

Si es tu caso, puedes solventar este inconveniente adquiriendo cestas de mimbre o cualquier otro tipo de objeto de almacenaje que puedas colgar en las paredes, siempre evitando que ellos mismos lleguen a ellos, ya que contienen productos que no pueden estar a su alcance.

6. El cambiador

Objetos de bebé.

El cambiador es uno de los momentos que puedes utilizar para enseñar al bebé todas las rutinas diarias que realizas. Si colocas alrededor de él todos los productos necesarios dentro de cestas y poco a poco se los vas mostrando diariamente, de forma autónoma él mismo comenzará a utilizarlas también.