Principales recursos decorativos para un baño infantil

Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Los más pequeños de la casa pueden tener un espacio personalizado a través de un baño tematizado con animales, colores o personajes animados.
 

La ambientación que realicemos en un espacio debe contener los elementos que correspondan con una temática determinada; por eso, conviene que abordemos cuáles son los principales recursos decorativos para un baño infantil.

Generalmente, en una vivienda solemos distribuirnos los baños entre los miembros de la familia. Los adultos emplean uno y los jóvenes y niños, otro. De esta manera, la decoración de cada espacio se relacionará con las personas que lo usen.

Así, es posible llevar a cabo una decoración infantil en el baño. Tenemos que convertirlo en un lugar con el que los pequeños se sientan identificados. Al igual que hacemos con su dormitorio, también se puede hacer con la habitación de aseo personal.

Convertir el baño en un lugar divertido

Decoración de un beño infantil
Imagen: pinterest.es

El principal objetivo que debemos plantearnos es la posibilidad de convertir el baño en un lugar divertido. La idea es que los niños asocien la higiene diaria con una acción entretenida y dinámica. Por este motivo, se hace necesario que adaptemos el espacio con recursos atractivos para los más pequeños.

Si conseguimos que este lugar capte su atención, estaremos contribuyendo a su felicidad y salud ya que les supondrá menos esfuerzo el aseo de cada día.

 

En este sentido, debemos conocer cuáles son los gustos de nuestros hijos. De todos modos, si aún son demasiado pequeños, existen múltiples contenidos infantiles que pueden inspirarnos para conformar, así, un conjunto decorativo jovial.

Es importante que personalicemos su baño con recursos agradables y divertidos.

La temática animal para un baño infantil

Cortina de ducha con animales
Imagen: pinterest.es

Si carecemos de ideas y no sabemos realmente hacia dónde orientar la decoración, es momento de valorar algunos recursos que nos ayuden a tematizar un baño infantil:

  1. Un concepto clave puede ser utilizar vinilos de pared. Estos pueden contener la representación de algún animal. Además de decorar las paredes, estas imágenes les enseñarán algunas especies: ballenas, peces, caballitos de mar, etc.
  2. Las cortinas de la bañera se convierten en un recurso muy importante, sobre todo, porque ocupan un gran espacio. En este caso, no es necesario que contengan también alguna temática animal; no obstante, se recomienda que tengan colores llamativos.
  3. Para que lavarse los dientes sea una actividad divertida, el recipiente que guarde los cepillos puede ser una rana en el lavabo o la representación de una amplia fauna del zoológico colocada en la pared.
  4. La toalla es un elemento con el que se identifican personalmente. De la mima manera que los padres las tienen de sus colores favoritos, ellos se merecen lo mismo, incluso con estampados de animales.
  5. En cuanto al mobiliario, este puede decorarse con distintas tonalidades para convertir el baño en un lugar idílico; pero, además, puede completarse la decoración a través de pegatinas de animales. Las venden especiales y suelen ser amohadilladas, para que resistan la humedad.
 

Recursos personalizados para un baño infantil

Recursos decorativos de Mickey Mouse
Imagen: pinterest.es

Las películas favoritas de los más pequeños pueden ser un recurso interesante para tematizar el baño. Sin lugar a dudas, ellos sentirán que están introducidos de lleno en el ambiente de una historia que les entretiene y con la que se sienten identificados.

Algunos de los contenidos más utilizados son, evidentemente, los dibujos animados, superhéroes o de ciencia ficción: Mickey Mouse, Bob Esponja, Spiderman, Batman y otras películas de Disney. 

Por otro lado, cabe destacar la temática neutra, en la que los personajes no son famosos pero sí son reconocibles. Algunos de los recursos más empleados son las pegatinas y vinilos de dinosaurios o, simplemente, un espejo con forma de conejo o unas nubes pintadas en la pared.

Un baño infantil a todo color

Colores en el baño
Imagen: pinterest.es

Si no se desea aplicar ningún tema en particular, existe la posibilidad de ambientar a través de los colores. Para ello, es necesario que recurramos a aquellos que sean más vivos, que activen nuestras emociones y que se diferencien de otros tonos presentes en el hogar.

 

Los tonos pastel suelen encajar muy bien en los gustos de los niños pero, si queremos generar un ambiente más apacible, el azul cielo y el blanco son buenas opciones. También hay que destacar la contribución que pueden hacer otros tonos más jóvenes y enérgicos como puede ser la aplicación multicolor.

  • AA. VV.: Crear espacios para niños, CEAC, 2017.
0