Un cuarto de baño bien organizado

22 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la interiorista Goretti Ayubes
Aprenderás a aprovechar el espacio en los cuartos de baño, ya que habitualmente son de dimensiones reducidas y en ellos se acumula un gran número de objetos.

Son tantas las cosas que almacenamos en un cuarto de baño, unas por necesidad y otras por puro gusto, que se hace absolutamente necesario pensar cómo colocarlas y distribuirlas; y de esta forma, lograr un cuarto de baño bien organizado.

Por suerte, para conseguirlo contamos con una gama casi infinita de armarios, bajolavabos, estanterías, cajoneras y cestos para organizar esta estancia de la vivienda.

Es muy importante amoldarse a los espacios, aprovechar cada rincón y elegir bien estos organizadores siguiendo nuestros gustos para que pasen también a formar parte de la decoración.

Tipos de armarios para un cuarto de baño bien organizado

Para disfrutar de un ambiente ordenado, es necesario examinar la cantidad y características de los enseres que deben contener los distintos armarios, así como el espacio disponible para ellos.

Toallas, peines, secadores, cosméticos… Son muchos y muy diversos los útiles que deben guardarse en el cuarto de baño. Especialmente en el caso de baños compartidos por personas con necesidades muy dispares, los armarios son una solución muy efectiva para separar las zonas de forma individualizada y dar cabida a todos los contenidos.

Opciones

Cajones de baño.

Sin duda, el armario bajolavabo es la opción que permite un mejor aprovechamiento del espacio, aunque también es posible colocar unas simples baldas para organizar el espacio.

Los muebles abiertos están especialmente indicados para estancias pequeñas, ya que visualmente producen mayor sensación de desahogo.

También existe una solución mixta, solo apta para encimeras de cierta longitud, que consiste en cerrar con puertas solo parte de los módulos del armario y dejar el resto con estantes vistos.

De esta forma, se obtienen las ventajas del cierre mediante puertas, mucho más práctico para, por ejemplo, almacenar toallas sin renunciar a la amplitud óptica que ofrece la zona abierta.

Acabado estético

Combinación de colores para el baño.

Debe tenerse en cuenta que el acabado del armario bajolavabo marcará el estilo de toda la zona del lavamanos, y que este debe combinar con el resto de la decoración. Una buena opción es utilizar madera o combinar varios materiales, como el acero y el cristal, que dan resultados muy estéticos.

Tendencias actuales para conseguir un cuarto de baño bien organizado

Mueble de madera para el baño.

Las nuevas tendencias en el mobiliario de baño apuestan por los diseños de corte ligero y minimalista. El concepto predominante es conseguir un sistema de almacenamiento ordenado, pulcro y racional sin renunciar a una visión global de la estancia lo más espaciosa posible.

Entre las propuestas más novedosas están los módulos suspendidos, de líneas rectas y depuradas, realizados en maderas como la teca y el iroco. También son muy estéticos los modelos lacados en blancos y los que llevan frentes de cristal.

Alternativas al mobiliario tradicional

Ducha para baño.

Veamos cinco alternativas muy útiles para almacenar de forma racional nuestro cuarto de baño.

  • Cajones. Los módulos con cajones resultan muy prácticos para guardar objetos pequeños. Con el fin de organizar y aprovechar al máximo el espacio, así como para que su contenido quede totalmente a la vista, son muy aconsejables los cajones con separadores en el interior.
  • Estanterías. Las estanterías descubiertas son una solución ideal para dar mayor amplitud a las estancias pequeñas. Las rinconeras son muy comunes, puesto que resultan muy atractivas estéticamente y permiten tener muy a mano los frascos y cosméticos de uso cotidiano.
  • Pequeñas hornacinas. Se tiende a aprovechar incluso los pequeños huecos, como los que suelen quedar entre la ducha y la pared. En dichos lugares pueden colocarse pequeñas baldas para champús, cremas, geles… Lo más aconsejable es que sean de cristal o de acero, puesto que van a estar en contacto directo con el agua.
  • Carritos y estanterías con ruedas. Son las soluciones más convencionales y cómodas por su fácil desplazamiento. En ellos pueden utilizarse cajas, que sirven para guardar ropa, jabón, papel higiénico… Pueden estar fabricados con todo tipo de materiales -rafia, mimbre, loneta…-, y también tener asas o estar compartimentados.
  • Bolsas de tela. Son muy prácticas, ya que se pueden situar en cualquier rincón del cuarto de baño. Algunas disponen de bolsillos que, en ocasiones, permiten ver el contenido.

Como ves, los cuartos de baño requieren de un buen almacenaje para poder sacarle el máximo partido al espacio. ¿Te animas a organizar el tuyo?