Ventajas de la ducha tipo lluvia y otras alternativas

Arantza Martín · 31 marzo, 2019
El diseño de las duchas evoluciona, y en la actualidad nos ofrece en ellas un espacio de relajación y descanso

Hace años las duchas se utilizaban única y exclusivamente para la función que tienen: el aseo personal. Pero con el paso del tiempo, la evolución de las funcionalidades y la decoración, las duchas se han vuelto un complemento indispensable, dándonos nuevos modelos, como la ducha tipo lluvia.

Además de como elemento de decoración y vanguardia, en la actualidad las duchas sirven también como un espacio de relajación y descanso.

De esta manera, la forma y el tipo de las duchas ha ido evolucionando hasta el diseño de otros tipos que ya se incluyen en espacios modernos y de decoración sofisticada.

Uno de los tipos de duchas modernas más utilizadas es la ducha tipo lluvia. A continuación te contamos sus beneficios y diferentes alternativas de estas duchas para que escojas entre las opciones que más te gusten.

¿Cómo es la ducha tipo lluvia?

Estantería de obra para la ducha.

Una ducha tipo lluvia es la evolución de las duchas que hasta ahora se han instalado en todas las casas, pero con la diferencia del tamaño de la alcachofa y de la forma en la que el agua cae.

De esta manera, en una ducha tipo lluvia la alcachofa tiene dimensiones más grandes que en las normales, por lo que la forma en la que cae el agua origina un efecto como si estuviera lloviendo, de ahí el nombre.

Beneficios de la ducha tipo lluvia

Te traemos una serie de beneficios de este tipo de duchas que te hará querer comprar una en cuanto termines de leer.

Relajación

Ducha de tipo lluvia para relajarte.

Como decíamos anteriormente, en la actualidad, a la hora de instalar una ducha u otra se busca también el encontrar en ella una sensación de descanso y relajación, además de otras cosas.

Pues uno de los mayores beneficios de la ducha tipo lluvia es este, la relajación que aporta a la persona que esté dentro. Esta relajación viene dada por la forma que tiene de caer el agua, la cual parece que te esté envolviendo.

Además, podrás elegir diferentes modelos en función del tipo de chorro que quieras, ya que los hay más relajantes, en tipo cascada, estimulantes y otras opciones más.

Beneficiosa para la circulación del cuerpo y las contracturas

Ducha con alcachofa de lluvia.

Debido a la regulación del agua en cuanto a la temperatura e intensidad que ofrecen estas duchas podrás mejorar la circulación de tu cuerpo.

En cuanto a las contracturas, como el agua cae de manera uniforme, si utilizamos una presión más bien de tipo alto, podremos relajar en mayor medida la zona donde se tenga la contractura.

Consumen menos agua y son decorativas

Ducha decorativa.

La posibilidad de regular el caudal del agua que tienen las duchas tipo lluvia hará que se consuma mucha menos y, por lo tanto, exista un ahorro tanto económico como medioambiental que tanta falta hace.

El diseño de este tipo de duchas tan sofisticado encajará perfectamente en baños modernos y con decoración en tendencia.

Otros tipos de duchas modernas

De la mano de la ducha tipo lluvia se han diseñado otras con características similares, las cuales podrás escoger en función de tus necesidades.

Con panel de hidromasaje

Ducha hidromasaje.

¿Siempre has soñado con tener una bañera hidromasaje en casa? Si el espacio no te permite instalar una bañera, ahora existen paneles de hidromasaje que puedes instalar en la propia ducha y que te permitirán relajarte totalmente.

Con diferentes tipos de rociadores

Rociador plano de ducha.

Podrás elegir entre los siguientes tipos de rociadores:

  • Rociadores de techo planos con los que podrás aprovechar mejor el espacio al no tener que incluir más elementos dentro de la ducha.
  • En forma de estrella, para que el agua caiga con más amplitud.
  • Con una alcachofa sencilla anclada al techo.

La variedad te permitirá elegir el que más se adapte a tus gustos y a tus necesidades. ¿Necesitas más motivos para instalarla ya en tu baño?