4 pasos para decorar una sastrería

Ivana Jerman · 18 enero, 2019
Aprende a decorar una sastrería incorporando elementos acordes al estilo de tu local. 

Las tiendas de sastrería son las más antiguas que han ido cambiando y trascendiendo a lo largo de la historia. Mantienen la esencia y el concepto de realizar trajes a medida que se diseñan y confeccionan a través de la prolijidad y la perfección. Partiendo de estos conceptos principales, te mostramos 4 pasos para decorar una sastrería.

Deberás tener en cuenta el mobiliario, la distribución de los elementos, la iluminación y los objetos decorativos. Además, tienes que seguir la estética de tu marca, plasmando un estilo único en los espacios de tu tienda.

Cómo decorar una sastrería

Existen infinitas opciones para decorar una sastrería. Como te hemos mencionado, esto dependerá principalmente de la estética de tu marca. En este espacio te mostramos algunas ideas básicas para poder decorar tu tienda de la mejor manera. Después, podrás aportarle tu impronta personal, quitar o agregar elementos, según lo desees.

1- Correcta distribución de los elementos

Sastrería con trajes.

Antes de comenzar a decorar tu tienda, piensa en dónde deseas ubicar cada objeto. Ten en cuenta que las tiendas deben generar cierto recorrido, de manera que los usuarios puedan transitar sin obstáculos y, así, tener al alcance todos los productos.

Por lo tanto, debes distribuir tus productos de tal manera que se visualicen a primera vista. Toma las medidas necesarias para poder introducir los muebles y objetos adecuados.

2- Elige el mobiliario adecuado

Mobiliario de una sastrería.

El mobiliario es sumamente importante para la distribución de los productos en tu tienda. Por lo tanto, debes introducir muebles, principalmente, que se adapten a la estética que deseas generar en el espacio. Además, es importante que respetes una unidad visual, de lo contrario, la imagen total podrá tornarse un poco confusa.

Estanterías para indumentaria

Indumentaria de una sastrería.

Puedes colocar varios muebles de gran tamaño con estanterías combinadas en hierro y madera, por ejemplo. Recuerda: los materiales y los colores dependerán del estilo de tu marca.

Si eliges aplicar muebles cerrados parcialmente, procura tener una buena iluminación en el interior de los mismos. De esta manera, tus prendas lucirán y será más fácil para los compradores encontrar aquello que buscan.

Islas para accesorios

Isla con accesorios de una sastrería.

Otra gran alternativa es incorporar algunas islas dentro de tu tienda. Estos pequeños muebles te servirán para exponer los accesorios de tu colección de sastrería. Tales como cinturones, calcetines, corbatas, gemelos, pajaritas, etc.

Además, este tipo de muebles crearán cierto dinamismo en el interior de tu tienda. Procura no entorpecer el recorrido para que se puedan ver con claridad todos los elementos.

3- Crea un rincón de costura

Maniquíes para decorar una sastrería.

Una buena opción para decorar una sastrería es crear un original rincón de costura. Las máquinas de coser y los maniquíes son elementos fundamentales y herramientas utilizadas para el armado de toda prenda.

Por lo tanto, si deseas crear un ambiente con aires vintage, aplicar estos elementos decorativos podrá ser una gran idea. Puedes elegir un sector destinado a exhibir estos elementos, o incluso utilizarlos para decorar el escaparate de la tienda.

4- Diseña el escaparate

Escaparate de una sastrería.

El diseño del escaparate es una creación muy personal según la colección y estética de tu marca sastrera. Por lo tanto, debes introducir los elementos fundamentales que destaquen la esencia de tu marca y las prendas de la misma.

Es importante que apliques una iluminación adecuada y evita recargar visualmente el escaparate. Además, recuerda que la elegancia y pulcritud visual deberá ser un principal atractivo al momento de decorar una sastrería.

Considera todos los aspectos mencionados anteriormente para decorar una sastrería de la mejor manera posible. Recuerda siempre tener en cuenta la estética y la esencia principal de tu marca.

Si logras respetar eso, es muy probable que la decoración de la misma prospere. Aplica un sistema de iluminación y ventilación adecuados, tonos cálidos y elegantes, mobiliario simple y objetos decorativos originales.

De esta manera, puedes exhibir tus prendas y accesorios de forma profesional. Y, por lo tanto, tus clientes se sentirán atraídos visualmente y recorrerán con gusto tu tienda.