5 pasos para decorar una tienda de ropa para niños

Ivana Jerman · 5 diciembre, 2018
Te mostramos algunas ideas para decorar una tienda de ropa para niños de la mejor manera. Aplica color, texturas y elementos infantiles.

Para poder decorar una tienda de ropa para niños es fundamental tener en cuenta varios aspectos. Si tienes tu propia marca, será más fácil proceder a la decoración de la misma.

La estética de tu marca te dará ciertas pautas de colores, elementos y texturas a aplicar. De lo contrario, deberás usar tu imaginación, ser creativo y poder llegar al usuario principal: el niño.

A continuación te damos algunos consejos y te mostramos 5 pasos para saber cómo decorar una tienda de ropa para niños. Puede parecer un tanto tedioso, pero será más fácil de lo que tú crees.

Cómo decorar una tienda de ropa para niños

Lo principal para saber de qué forma decorar una tienda de ropa para niños es detectar los elementos fundamentales que cautivarán al pequeño y a sus padres. Por lo tanto, deberás tener en cuenta lo colores, las texturas, si deseas crear rincones de juego etc.

Además, lo más importante es que el pequeño se sienta como en casa y pueda rondar por la tienda buscando elementos que lo identifiquen. Con estos 5 pasos podrás crear una tienda de ropa para niños ideal.

1- Aplica los colores adecuados

Colores de una tienda infantil.

Uno de los elementos que más le llama la atención a los niños son los colores. Por lo tanto, será necesario que apliques mucho color en el espacio a decorar. Podrás elegir varios tonos vibrantes o colores pastel. Si utilizas colores pastel, combinar varios de ellos le dará una calidez inigualable a tus espacios.

Aplica rosa, verde, amarillo y celeste pastel en la decoración del mismo. Una vez que hayas elegido tu paleta de color, procura aplicar tonos neutros para el fondo de tus paredes. Tales como blanco, tiza o beige.

Si lo deseas, puedes elegir una de las paredes de la tienda para pintarla con motivos. De esta manera puedes aplicar franjas de diferentes colores, papel tapiz con motivos infantiles o incluso un vinilo decorativo. Elige la alternativa que mejor se adapte a la estética de tu tienda y haz lucir tu comercio de la mejor manera.

2- Aplica texturas amigables

Textura de la ropa.

Otra alternativa fundamental es introducir texturas suaves y amigables al tacto. Deberás aplicar tejidos como lino o algodón, por ejemplo.

Además, puedes aplicar cortinas divisorias dentro de tu tienda, o de tejidos infantiles en los vestidores. De esta manera, los pequeños no se lastimarán sus manos con puertas o tocando objetos que dañen su piel.

3- Temática y objetos

Temática de una tienda infantil.

Si posees una marca con un tema bien definido, te será aún más fácil al momento de introducir elementos decorativos. De esta manera, podrás adaptar los objetos a la estética principal de tu marca.

Así, podrás aplicar amigables muñecos apoyados en los distintos rincones de la tienda. Procura aplicar objetos con los que los niños se identifiquen, los busquen y los puedan tocar. Deberás tener cuidado y no aplicar elementos frágiles ya que los pequeños son curiosos y les encanta tocar todo.

4- Arma rincones de juego

Juguetes en una tienda infantil de ropa.

Otra alternativa interesante es armar pequeños rincones de juego. Los niños se distraen y a donde quiera que vayan les agrada jugar un rato. Por lo tanto, puedes crear un pequeño rincón en tu tienda destinado para el juego de los niños.

Además, para que se sientan como en casa, deberás aplicar elementos que les son familiares: libros, juguetes, muñecos, crayolas etc. Crea un hermoso espacio con una pequeña mesa y sillas de diferentes colores. De esta manera, los pequeños podrán entretenerse un rato en la tienda y seguramente querrán volver.

5- Acomoda la indumentaria en pequeños muebles

Perchas en una tienda infantil.

Por último, deberás acomodar la indumentaria en distintos niveles y en muebles pequeños, ya que al ser ropa de niño es más pequeña que la de los adultos.

Arma pequeños muebles blancos o de colores pastel para almacenar todas las prendas. Puedes decorar las perchas o utilizar perchas de todos los colores si quieres seguir jugando con el colorido. Como puedes ver, es muy importante que puedas combinar todos los elementos para que los más pequeños se sientan en casa.

Además es muy importante la atracción visual también para los padres, ya que son quienes se encargarán de adquirir estas prendas para sus niños. Por lo tanto, es fundamental la limpieza, la distribución correcta de los elementos y aplicar objetos infantiles divertidos y amigables.