5 tareas para mantener la casa limpia todos los días

Francisco · 19 marzo, 2018
¿Consideras que tu casa está limpia? Comprueba si realizas las tareas clave para mantener limpio tu hogar.

Probablemente te habrás preguntado cómo se puede ensuciar tu casa si, según tu criterio, tienes hábitos de limpieza. ¿Estás seguro que los pones correctamente en práctica? Te explicamos 5 tareas para mantener la casa limpia todos los días.

Evidentemente resulta muy complicado atender nuestro hogar diariamente teniendo en cuenta el ritmo de vida diario que llevamos. El proceso ideal sería realizar estas tareas de forma progresiva.

1. Mantener el orden

Conseguir que el dormitorio, el baño o el salón estén recogidos y ordenados es algo que puede practicarse a diario; de hecho, simplemente hay que dejar las cosas en su sitio cada vez que hayan sido utilizadas.

Cualquier elemento que hayamos usado, pongamos el caso de un libro o un vaso, se debe evitar dejarlo en cualquier parte, ya que esto genera desorden y, por consiguiente, cogeremos malos hábitos.

A todos nos ocurre que cuando vemos una habitación o un salón bien ordenado nos agrada a la vista y transmite serenidad y comodidad; en cambio, una mala organización transmite tensión, desasosiego e intranquilidad.

Suelo de madera para el salón.

2. Recoger la ropa y otros elementos en los armarios

El armario es un mueble muy útil para guardar todo tipo de elementos que forman parte de nuestra vida o que ya hemos dejado de utilizar.

Pongamos el caso de la ropa. Resulta mucho más ordenado guardarla en el armario, colgada en perchas o doblada, que no tenerla a la vista en muebles con cajones vistos o suelta encima de una silla.

El armario transforma por completo el aspecto de una habitación y camufla un amplio número de elementos, los cuales pueden estar dispuestos en distintos apartados en el interior.

Armario ordenado.

3. Hacer las camas

Cada día utilizamos la cama. En ocasiones, por culpa de las prisas, salimos rápido de casa y dejamos sin hacerla; cuando regresamos a la hora de la comida o por la tarde, nos desagrada encontrarnos las cosas sin hacer.

Es mejor poner el despertador antes y que dé tiempo a hacer algo tan simple como la cama. ¿Qué conseguimos con esta costumbre?, una sensación de orden y limpieza diaria.

Psicológicamente, llegar a casa y encontrarte las cosas hechas y en orden nos hace sentir más confortables y el descanso será mejor.

¿Cada cuánto es recomendable cambiar las sábanas? Una vez cada 10 días permitirá tener limpieza y suavidad en el tacto. Mediante este proceso conseguiremos eliminar los ácaros.

Hacer la cama.

4. Higiene en la cocina

Bien es cierto que cocinando se ensucia mucho; esto no debe ser un problema. En el hábito se encuentra la limpieza y no en dejar que se dé la suciedad.

Cada vez que se cocine o se coma, se deben fregar los utensilios empleados; hay que evitar colocarlos en el fregadero y dejarlos durante días. Este mal hábito suele ser muy común en los pisos de estudiantes.

La comida reseca se elimina muy mal, e incluso, provoca malos olores. De la misma manera ocurre con la grasa del aceite que salpica y mancha la encimera, vitrocerámica y pared.

Es muy importante obligarse a limpiar y dejar la cocina tal y como la encontramos antes de utilizarla. Evitaremos muchos problemas y adoptaremos un hábito muy positivo, especialmente tener los fregaderos limpios.

Platos limpios.

5. Higiene en los cuartos de baño

La zona de la casa que más se utiliza y más se ensucia es el cuarto de baño. Diariamente utilizamos los sanitarios y, evidentemente, requerirán una limpieza; sin embargo, llevarla a cabo no es algo que se haga en 5 minutos.

Se recomienda hacer la limpieza diaria, pero si no se tiene tiempo, que al menos sea cada 2 días, puesto que los gérmenes se acumulan fácilmente y no resulta nada higiénico tener un baño en estas condiciones.

¿Con qué productos podemos limpiar? La lejía es la más recomendable gracias a que desinfecta de forma eficiente. Hoy en día existen otros productos especiales para el baño que, además, dejan un agradable aroma.

Para eliminar malos olores puede colocarse ambientadores que perfumen el aire o colocar velas perfumadas que, a su vez, decoran el espacio.

Baño limpio.

 

Conclusión

El consejo más importante es ser conscientes sobre la necesidad de mantener una higiene. Cuidar nuestro hogar significa cuidar de nosotros mismos; pero sin duda, llegar cada día a casa y tenerla limpia es el mejor premio que cualquier persona puede recibir.