Colores que favorecen a tu habitación: cómo combinarlos

Francisco · 28 agosto, 2018
Combina correctamente los colores de tu habitación complementando los tonos y generando armonía con el resto de decoración.

El dormitorio es uno de los lugares de la casa donde mayor tiempo pasamos. La decoración debe proporcionarnos bienestar, especialmente la pintura de las paredes. Por eso, te mostramos los colores que favorecen más a tu habitación y cómo combinarlos.

La armonía del conjunto debe ser el principal objetivo a conseguir. Si se alcanza un buen diálogo entre el color de las paredes y los elementos decorativos, además de la colcha de la cama, se habrá conseguido una buena decoración general.

Por otro lado, hay que tener presente la importancia de hacer del dormitorio un lugar de descanso; por tanto, la elección de los colores es fundamental, ya que éstos ayudan al descanso y el bienestar.

Estudia bien la decoración de la habitación

El primer paso es tratar de entender cuál es el tipo de color que mejor queda en la habitación. Por supuesto, existen otros elementos decorativos que van a influir a la hora de escoger el color adecuado.

En una habitación se puede encontrar una mesa, una cama y su cabecero, sillas, armario, espejo, cortinas, cuadros, etc. Evidentemente, cada persona aplica los elementos decorativos que desee y completa su habitación de una manera u otra.

De este modo, una vez que se ha evaluado cuáles van a ser los muebles y elementos decorativos, se procedería a discernir qué colores son los más adecuados y si se ajustan al gusto personal del inquilino.

Escalera para el dormitorio.

Colores que favorecen a un dormitorio

¿Qué colores son los más apropiados para las paredes de la habitación? No hay que elegir de manera aleatoria, cada color puede aportar un contenido y unas sensaciones. Veamos cuáles son los más interesantes:

  • Salmón: es un color apacible, cálido, que muestra una fuerza más desgastada pero que combina bien con otros muebles y colores, ya sean tostados, verdes y blancos.
  • Blanco: el color que siempre queda muy bien con otros tonos, puede aportar frescura, pureza y limpieza; eso sí, es más propicio a que se pueda manchar.
  • Azul cielo: un sentido apacible, tranquilo y sosegado es lo que nos transmite este color. Quizá encaja mejor en habitaciones infantiles; no obstante, en las de adultos también puede quedar muy bien.
  • Azul oscuro: si lo que se desea es aportar seriedad, un clima más cerrado y no tan intenso, los tonos oscuros como este pueden aportar carácter y personalidad.
  • Tonos neutros (gris y tostados): los colores de esta categoría pueden ser concebidos de manera más neutral, es decir, encajan bien con cualquier elemento decorativo y generan armonía visual. No son nada intenson y pasan más desapercibidos.
  • Morado: este color resulta muy atrevido, pero además genera un ambiente alternativo, distendido y más bohemio o elegante, dependiendo de la decoración y el mobiliario que se le aplique.

– El color me ha capturado. A partir de hoy, el color y yo somos una sola cosa.-

Paul Klee

Combinación de dos colores en la habitación

Puede aplicarse una combinación de dos colores en las paredes. Claramente, deben entablar un diálogo y correspondencia; una mala combinación puede ser sinónimo de malestar diario y generarnos rechazo a ese espacio.

En muchas ocasiones, puede resultar difícil entablar la relación entre gamas cromáticas; sin embargo, hay que saber hacer una combinación racional y no improvisada. Te mostramos algunas ideas de combinación de colores:

  • Gris y azul oscuro: el contraste entre estos dos colores general un clima apacible, serio, elegante y sosegado. Son tonos fríos que, a su vez, combinan bien con la decoración.
  • Tostados: si se aplican tonos de esta gama, pueden tener una correspondencia siendo uno más claro que el otro, ayudando así a la relación directa.
  • Verde y blanco: el color verde es preferible que sea más bien oscuro, para que, así, se establezca el contraste con la pureza del blanco.
  • Rojo o naranja y blanco: si se prefiere una tonalidad más intensa y atrevida, tanto el rojo como el naranja pueden aportar frescura e intensidad.

-Hay colores que atraen por su gracia y otros que se rechazan con enfado.-

J. W. von Goethe

Color y luz

El vínculo que se establece entre los colores vendrá condicionado también por la luz. Esta hace que se destaquen más los colores y que ganen fuerza o brillantez, dependiendo del color que sea.

Aquellos que son más claros, como el azul, blanco, verde, salmón, etc., ganarán intensidad y ayudarán a que la habitación posea más luz.

guitarra blanca en dormitorio

En cambio, las habitaciones de colores oscuros necesitan una buena iluminación natural para que se pueda visualizar la forma del cuarto y que el color no se “coma” al resto de la decoración.