¿Cómo decorar con estilo hindú?

Sofía Sangrador · 24 febrero, 2018
La decoración hindú es un mundo lleno de colores y espiritualidad. Apuesta por esta tendencia segura en decoración.

Al decorar con estilo hindú estás apostando por el colorido, por el exotismo y por la espiritualidad. Esto último es lo que supone que normalmente encontremos representaciones de las distintas divinidades.

En el proceso para lograr esa decoración, verás que hay algunos consejos totalmente imprescindibles. Como explicaremos a lo largo del artículo, es básico el uso de distintas telas, texturas y colores.

Para ello, puedes valerte de múltiples recursos, aunque deberías tener cuidado para que los espacios escogidos no queden demasiado recargados.

Además, no olvides que entre las costumbres de esta cultura, encontramos la de caminar descalzos por casa. ¿Qué conlleva esto? Implica dar una mayor importancia a puffs, alfombras y mesitas, ya que es ahí (más cerca del suelo) dónde se trasladan actividades cotidianas como comer, beber, reunirse, charlar…

Puff morado de estilo hindú con motivos étnicos

Puff morado estilo hindú / decoracionindia.com

¿Qué colores usar al decorar con estilo hindú?

Ante todo debes optar por la idea de colorido, lo que aportará una sensación de exotismo. Es ideal el uso de colores ocres, dorados, amarillos, anaranjados, rojos o fucsias. Debes usarlo tanto en telas, como objetos decorativos, muebles y paredes.

Lo curioso es que esto se encuentra estrechamente relacionado con los chakras. Son centros de energía, cada uno se centra en un área específica de nuestro cuerpo. Ayudan a regularlo y equilibrarlo, al igual que la mente. Se asocian a elementos como agua, fuego… En total existen siete, pues bien: cada uno de ellos se encuentra representado por un color: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, violeta oscuro y púrpura.

Muebles y objetos

En general, predominan los materiales rústicos. Un consejo: cuanto más artesanal, mejor. 

Algunas de las maderas más utilizadas a la hora de construir muebles son: bambú, roble, teca y nogal. Otra alternativa es la shisham, originaria del continente indio. Actualmente, está considerada como una de las maderas más lujosas. Se utiliza, entre otras cosas, para construir aparadores, cajoneras y escritorios.

Otra opción es escoger muebles lacados, ya que la laca hace más sencillo el mantenimiento y la limpieza de dichos muebles. Este barniz se obtiene a partir de la savia de algunos árboles, muchos son habituales del territorio hindú.

La madera no es la única opción, puedes escoger fibras, como el ratán, con tallos poco resistentes pero muy elásticos. Normalmente pueden moldearse y doblarse para hacer los muebles. Una segunda fibra es el mimbre, ligero a la vez que robusto.

Muebles y telas hindúes en un salón

Muebles y telas hindúes / pinterest.es

Podemos encontrar baúles, mesitas auxiliares de plata, mesas de centro… Un ejemplo de ello son las mesas chakki, hechas a mano en la India. Son bastante bajitas y redondas, tanto las patas como el contorno externo están cincelados con motivos: pueden ser geométricos o florales.

En cuanto a los objetos: suelen ser de cerámica, terracota o metal. Es muy recurrente la presencia de recipientes como jarrones, juegos de té o especieros.

No debemos olvidar el uso de lámparas, con el fin de lograr una atmósfera más cálida y envolvente. En cuanto a las lámparas, existe una enorme variedad.

Lámpara de estilo hindú

Lámpara de estilo hindú / decoracionindia.com

Además, el ambiente derivado de los anteriores objetos y muebles, puede verse complementado con figuritas de divinidades o de elefantes. También puedes recurrir a velas o incienso para lograr un mayor misticismo, espiritualismo.

Decorar con estilo hindú: el uso de telas

Por último vamos a centrarnos en las telas, que consisten en una de las primeras cosas que más llaman la atención de cualquier turista al visitar la India por primera vez.

Las telas cada vez tienen más presencia en el mercado, obviamente también en el de Occidente. Podemos encontrar manteles, alfombras, cojines, tapetes, ropa de cama… Aunque en Europa es más exclusiva, la seda en un material muy usual en la India.

Centrándonos en los motivos decorativos, los más vistos son los geométricos, con remolinos, los florales… También el paisley, conocido también como cachemir. Como curiosidad: el origen del cachemir tiene más de 2000 años, el diseño se ha ido adaptando a las industrias textiles de cada país, pero sin perder su verdadera esencia.

Un motivo muy recurrente es del Sol, como representación del dios hindú Surya o Suria. Un ejemplo de ello se ve en telas diversas o láminas, en las que vemos directamente un sol dibujado.

 

Por último, queremos señalar la idea de que, aunque actualmente se diseñan muebles y objetos que recrean este estilo, siempre podrás encontrar originales procedentes de la India en tiendas de antigüedades, ferias, subastas, mercadillos… No hay que olvidar las tiendas online, cada vez más en moda. Es así como conseguirás un espacio colorido, que desprenda sensación de calidad y positividad.