Consejos para elegir lámparas de techo

Francisco · 4 julio, 2018
Lee nuestros consejos y sal de dudas a la hora de elegir el mejor modelo de lámpara para tu hogar.

En la actualidad existen múlples tipos de lámparas de techo. Sin embargo, pueden surgirnos preguntas, ¿qué diseño es más interesante?, ¿qué tipo de bombilla ahorra más energía? Por eso, tenemos para ti algunos consejos para elegir lámparas de techo.

Por supuesto, debemos tener en cuenta el tipo y diseño de la lámpara. Suele atraer la atención de nuestra vista por encontrarse en una parte completamente separada del mobiliario; por eso, no resulta baladí atender al estilo, diseño y formato.

Tipos de campana

Para empezar, se debe tener claro el tipo de campana para la lámpara. Podemos destacar dos tipos:

  • Campana cerrada: cuerpo opaco, útil para proyectar la luz hacia un punto. Se establece, así, un foco que posee una columna de luz, pero, a su vez, irradia hacia el resto de la habitación de forma indirecta, iluminando todo el espacio.
  • Campana calada: cuerpo abierto, no opaco y con posibilidades de ofrecer un diseño más innovador. En algunos casos puede ser a modo de tela de araña. Este formato no dirige directamente la luz hacia un punto, sino que se expande.
  • Campana transparente: el material suele ser cristal (resistente y transparente). Proyecta parte de la luz hacia el suelo y, al mismo tiempo, permite que se irradie por los alrededores.

¿Cuál es más recomendable para su elección? Cualquiera de los tres es un buen tipo; todo dependerá del diseño de la habitación y de la cantidad de luz que se desee.

Estilos y formatos para elegir lámparas de techo

Lámparas de techo para salón-comedor

La gama de lámparas es muy amplia. Cualquier tienda o en grandes comercios pueden encontrarse los siguientes formatos de lámparas que se amoldarán perfectamente el estilo decorativo de tu hogar.

  • Industrial: campana redondeada y de diseño sencillo en la línea. Puede encontrarse en diferentes colores, e incluso, con tratamiento de desgaste para que su apariencia sea más informal. El material empleado suele ser metal.
  • Globo: estilo redondeado, que encierra aún más la bombilla y se ensancha el cuerpo de menos a más desde el inicio de la campana. Normalmente el material suele ser de metal y tela, como las lámparas de estilo chino.
  • Cilindro: pantalla colgante que oculta la bombilla pero permite salir la luz por abajo y por arriba. Pueden encontrarse tanto en metal como en tela.
  • Araña: posee varios brazos con bombillas en cada uno. Favorece la difusión de luz.
  • Bola: oculta la bombilla pero el material no es opaco, sino calado. Se pueden encontrar en metal especialmente.
  • Árabe: lámpara que engloba la bombilla y no permite ser vista. Son muy laboriosas en su diseño; de hecho, el metal está tallado minuciosamente. Este estilo es muy apropiado para diseños historicistas, exóticos o musulmán.
  • Calado: queda a la vista la bombilla, irradia mucha luz por todo el espacio y puede tener diseños originales y laboriosos. Suele ser más común en alambre, pero también existen de tela.
  • Foco de estudio: proyección directa de la luz. Su estilo es sencillo y simple, de categoría funcional. Nos transporta a un estudio profesional o de exposición. Es muy útil si se quiere descatar algún elemento concreto de la casa (obras de arte, objetos, etc.).
  • Formas contemporáneas: es posible que encuentres diferentes diseños; hoy en día se realizan múltiples formas con el fin de comercializar nuevas ideas, e incluso, se ofrecen pautas para realizar por ti mismo la pantalla en casa.

Colgante o adherida al techo

Estamos acostumbrados a que las lámparas sean colgantes; incluso, existe la posibilidad de que tengan un mango de agarre para bajarla o subirla, disponiéndola a nuestras necesidades.

El formato colgante favorece la estética del lugar, pero hay que tener en cuenta que obtendrá cierto protagonismo en la habitación; de todos modos, eligiendo correctamente el estilo puede ser otro elemento más que dinamice la decoración.

Por otro lado, existe otro formato que es el que se adhiere al techo. Este tipo de lámpara no ocupa demasiado espacio, simplifica la decoración en el techo y no satura el lugar.

De esta gama hay múltiples estilos y su dieño suele ser sencillo. Evidentemente, al no ser colgante se pretende no atribuirle demasiado protagonismo a la lámpara.

Tipos de iluminación

La luz es el principal complemento que destacará la decoración del lugar. Para ello es imprescindible escoger correctamente la bombilla. En realidad, luz y estética no están reñidos, sino que son auténticos aliados.

  • Bombillas de bajo consumo (LED): ayudan a ahorrar en la factura. Es recomendable elegir luz cálida para espacios como el salón o dormitorios; en cambio, en cocinas y baños, la luz blanca se amolda perfectamente a las necesidades.
  • Bombilla incandescente: prototipo tradicional. Suele consumir más energía, pero su iluminación es efectiva y cálida. Muy recomendable para dormitorios.
  • Bombilla halógeno eco: mejor rendimiento que las anteriores y máxima eficiencia. Ofrecen luz acogedora y son regulables. Ayudan a ahorrar en la factura de la luz.

Conclusión

Elegir correctamente una lámpara no es complicado; simplemente hay que atender a los detalles de su estética, tanto la campana como la bombilla. Así, los tipos de luz deben ser estudiados para que nuestro espacio sea un lugar cómodo, tranquilo y relajante.