Decorar con baldosas con forma de rombo

Marta Acosta Plata · 6 febrero, 2019
Aprovecha la forma poco convencional de las baldosas con forma de rombo y juega con la geometría y el color. Así, conseguirás resultados espectaculares para cualquier estilo y darás vida a tus suelos y estancias olvidadas.

Seguro que a ti también te ha pasado. Es la hora de renovar la cocina, el baño o los suelos en nuestro hogar y no sabemos por dónde empezar.  Si quieres darle un toque original y distinto a tu casa, no puedes perderte nuestros consejos sobre las baldosas con forma de rombo.

La decoración de baños y cocinas

Muchas personas definen la cocina y los baños como espacios meramente funcionales.  Esto conlleva que, a la hora de decorar nuestro hogar, nos centremos en otras habitaciones. Así, acabamos por priorizar la sencillez, la costumbre y la funcionalidad cuando decoramos estos espacios.

En ocasiones, nos cuesta visualizar un resultado más original o atrevido para estas estancias. Por ello, frecuentemente, acabamos creando espacios muy neutros y que no siempre conjuntan con el resto de la casa.

Es fácil pasar por alto la belleza que puede aportar a nuestro hogar una cocina, baños o suelos bien diseñados. Pero solo tenemos que abrir una revista cualquiera de decoración para sorprendernos con las posibilidades. Son, precisamente, estos espacios lo que aportan distinción al hogar.

Decorar con baldosas con forma de rombo.

Para comenzar a decorar estos espacios, lo primero en que tenemos que centrarnos es el revestimiento de suelos y paredes. Al ser estancias en las que se manejan alimentos o en las que nos aseamos, los revestimientos de baldosa suelen ser una opción muy práctica.

Estos revestimientos serán los que, de alguna manera, dictaminen el estilo de la estancia. Si los elegimos mal, podemos acabar con estancias anodinas, que chocan con la decoración de otros espacios o recargadas. Es, por ello, imprescindible prestar atención a la decoración de estas superficies, ya que serán la base para el resto de elementos.

Las opciones de baldosas hoy en día son muy amplias. Pero, ¿conocías el abanico de posibilidades que ofrecen las baldosas con forma de rombo y los efectos que puedes conseguir?

Las baldosas con forma de rombo

Las baldosas con forma de rombo son una opción excelente cuando queremos huir de las típicas baldosas cuadradas de toda la vida.

No solemos reparar en ellas cuando hojeamos un catálogo, pero siempre nos llaman la atención cuando las vemos en las revistas de decoración o en fotografías de casas de lujo. Esto se debe a que pueden parecer una opción arriesgada, pero al mismo tiempo, original.

A continuación, te contamos cómo elegir las baldosas con forma de rombo más adecuadas para tus estancias. También aprenderás cómo podemos emplear este elemento como decoración en sí misma, y no solo como algo funcional. Así, podrás darle un toque original, personal e incluso lujoso a tu hogar. Las posibilidades son, prácticamente, infinitas.

Suelos revestidos con baldosas con forma de rombo

Suelos con baldosas con forma de rombos.

Estas baldosas pueden ser una opción muy original para decorar suelos. No obstante, debemos recordar que las baldosas con forma de rombo suelen ser de menor tamaño, por lo que el resultado puede quedarnos recargado si no tenemos claro algunos principios:

  • Si vas a cubrir una superficie amplia (el suelo de toda una habitación), escoge el tamaño de baldosa más grande posible. El tamaño de la baldosa debe estar en proporción con la superficie a cubrir.
  • Aunque el resultado monocromo es espectacular, puedes jugar con el color (conseguir un efecto de “ajedrez” con rombos) y con la geometría. Así, en lugar de combinarlos de forma tradicional, puedes lograr efectos tridimensionales.
  • Si vas a cubrir una superficie pequeña (como elemento decorativo en la entrada o en un patio de luz), podrás elegir una baldosa más pequeña. Así, conseguirás un efecto “mosaico”.

Dale un toque espectacular a tu cocina

Decorar con baldosas con forma de rombo.
Foto cortesía de: Pinterest.

No debemos pasar por alto el efecto visual que crea en una cocina un salpicadero bien elegido. Las baldosas con forma de rombo nos pueden ser de gran ayuda si queremos dar a nuestra cocina un toque de originalidad.

  • Combina colores pastel para conseguir un toque escandinavo y moderno.
  • Decántate por baldosas metálicas o de cristal para un toque lujoso y espectacular. Puedes combinar el negro con el dorado, o el blanco con el plata. Si escoges esta opción, recuerda mantener el resto de la estancia sencilla para no sobrecargarla.
  • Emplea baldosas con forma de rombo de tamaño mosaico para detalles, como una cenefa, en combinación con otros azulejos más sencillos.
  • Puedes realizar un revestimiendo con textura o ligeramente tridimensional. En este caso, te recomendamos limitar su superficie a las zonas “menos sucias”, dado que son más difíciles de limpiar.

Incluye tus baños como elemento decorativo

Decorar con baldosas con forma de rombo.
Foto cortesía de: The Baked Tile Co.

Los baños suelen ser los “grandes olvidados” de la decoración de nuestro hogar y ¡no tiene por qué ser así! Puedes emplear las baldosas con forma de rombo para darle un poco de vida a tus aseos. También podrás combinarlos mejor con el estilo de toda la casa.

  • Usa las baldosas para crear elementos decorativos puntuales (mosaicos, cenefas, etc.) o para el salpicadero del lavabo.
  • Empléalas en los suelos, jugando con el color, la textura y la geometría.
  • Puedes decantarte por una gama monocromática para mantener la unidad del espacio.
  • Añade un toque fabuloso con baldosas de cristal o satinadas y masilla metalizada.

Como puedes ver, ¡el límite es tu imaginación! Atrévete con las baldosas con forma de rombo y convierte tu casa en una verdadera pieza de arte digna de las revistas de decoración.