Decoración para los amantes de los libros

Estefany Hurtado · 20 febrero, 2018

Decorar con libros es darle una segunda oportunidad a éstos después de sumergirnos en sus páginas. Es una decoración que puede ir desde lo más sencillo hasta diseños mucho más complicados.

Sin duda alguna es una forma de decorar nuestra casa que transmite mucha personalidad, estilo y elegancia. 

En este artículo hablaremos sobre el amplio abanico que ofrece la decoración con libros.

Decorar con libros ¿una locura?

El mundo de la decoración es un mundo para aventureros e intrépidos, que no le temen a lo diferente.

Decorar con libros para muchos puede ser raro pero lo que sí te aseguramos es que a nadie deja indiferente.

Además, es una oportunidad perfecta para demostrar que la vida de los libros no acaba cuando finalizamos de leerlos. Por el contrario, tienen mucho más que ofrecer.

Utilizar libros para decorar nuestra casa también supone darle un lugar privilegiado a este elemento tan importante en la vida humana.

Implica conservar la nostalgia de la palabra escrita frente al mundo tecnológico en el que estamos inmersos hoy en día

Así que no, no es una locura decorar con libros.

Consejos infalibles para decorar con libros

Como te imaginas, los libros son muy diversos, no solo en cuanto a su contenido sino también a sus formas.

Encontramos libros gruesos, finos, monocromáticos, multicolor, etc.

Por ello, es importante que, para no crear un caos visual, tengas en cuenta una serie de trucos. Estos trucos te ayudarán a crear composiciones decorativas a partir de libros que visualmente añadirán un plus a tu decoración. 

Forma grupos

Este consejo hace referencia a que puedes agrupar libros que tengan características similares. 

Por ejemplo, puedes elegir 4 o 5 de los más importantes y colocarlos encima de una mesa de forma “casual”. Para darle un toque elegante puedes colocar encima un florero, una vela o un portarretratos. 

Estantería colgante con libros apilados en horizontal y vertical

También puedes agruparlos según tamaño sin importar el grosor. 

Digamos que estas son formas ordenadas o formales de utilizar los libros para decorar. Más adelante veremos como salirse de las formalidades y dejar libre la imaginación puede resultar también súper estiloso.

Apuesta por el color

Otro consejo es agrupar los libros por gama de color. 

En decoraciones cuyo color de fondo es neutro como blanco o gris queda genial un grupo de libros apilados por colores formando un degradee. Además le añade un toque de color a estancias sobrias o monocromáticas.

Libera tu creatividad e imaginación

Si queremos que nuestra decoración con libros realmente sea atrevida y no deje a nadie indiferente, entonces deberemos dejar volar nuestra imaginación para crear composiciones increíbles. 

Donde más podremos ver los libros es en las estanterías pero, olvidémonos de las estanterías tradicionales a modo de biblioteca y atrevámonos a más.

Estanterías

¿Utilizar una estantería llena de libros que forma una palabra? ¡por qué no! 

Esta idea es perfecta para decorar una pared grande con nuestra palabra favorita.

Lleva su trabajo porque obviamente tenemos que mandar a hacer la estantería o, si somos muy manitas, hacerla nosotros mismos.

El último paso es llenarla con nuestros libros.

Con esta misma técnica también podemos formar figuras. Una muy común, y acorde a la vez, es la de un árbol ya que guarda una estrecha relación con los libros.

Otra estantería que genera bastante curiosidad es aquella en la que los libros parecen que están en el aire. El truco está en que el primer libro sea el que esté anclado a la pared. A partir de él ya puedes colocar todos tus libros.

Estantería flotante hecha con libros

Estantería flotante de libros / pinterest.es

¿Puedo usar libros para…?

Seguramente esta es la pregunta que te harás al ver todo lo que puedes hacer con unos cuantos libros:

  • Un cabecero para tu cama: si eres un amante de los libros y tienes un montón puedes confeccionar un cabecero que, sin duda alguna, no dejará indiferente a nadie. Un proyecto hermoso que hablará mucho sobre tu personalidad bohemia y artística.
  • Mesa con patas de libros: basta que tengas cuatro montones de libros resistentes y una tabla para que tengas una mesa de centro única y espectacular. Eso sí, deben ser libros que ya no leas.
  • Base para cualquier cosa: los libros pueden servir de posavasos, de mesa de noche, de mesa auxiliar en el salón, etc. Sé creativo y dale otra vida a tus libros.
  • Rellenar cualquier espacio: si tienes espacios vacíos que necesitan ser rellenados y no sabes qué hacer ¡usa libros!. Por ejemplo, una chimenea que no usas o una jaula llena de libros aporta muchísima personalidad a una estancia.
  • Navidad extrema: ¿cansado del típico abeto de navidad? ¡crea uno con tus libros! Seguramente habrás visto esta idea en bibliotecas o universidades, pero si eres un amante de los libros ¿por qué no hacerlo en casa?
  • Para los artistas: para aquellos que sois más creativos y vuestra vena artística salta a la vista, podéis utilizar los libros para crear auténticas obras de arte en pasillos o paredes principales de la casa. Tu hogar parecerá una galería de arte.
  • Wall art: quiere decir mural y es lo que puedes hacer con tus libros especiales. Consiste en llenar una pared de libros que por sus características son auténticas bellezas. Libros cuya encuadernación, fotografías de portada o material hacen que sean únicos.
Árbol de Navidad hecho con libros

Árbol de Navidad hecho con libros / planetadelibrosmexico.com

Conseguirás tener una galería de arte sustituyendo cuadros por libros.

Conclusión

Como ves, decorar con libros es fácil y sencillo pero aporta mucho estilo y personalidad a la casa. 

Lo importante de utilizar libros para decorar es ser un poco creativo y atrevido. Con estas dos cualidades conseguirás composiciones espectaculares.