¿Dónde esconder la caja fuerte?

Pilar · 21 julio, 2018
Saber donde esconder la caja fuerte es fundamental para tener a salvo tus pertenencias. Si no tienes muy claro cuales son los lugares más apropiados, a continuación te damos una serie de consejos.

Si bien hasta hace unas décadas tan solo había caja fuerte en las viviendas más adineradas, el uso de estas se está extendiendo en los últimos años. Esconder la caja fuerte en algún lugar de la casa mantiene a salvo los objetos más preciados. Además, podemos hacernos con una por un módico precio, así que ya solo queda hacernos una pregunta: ¿dónde escondo la caja fuerte?

A continuación te damos una serie de consejos para que sepas cuál es el lugar más apropiado para esconder tu caja fuerte. Un buen escondite asegurará que tus pertenencias más importantes estén a salvo y podrás estar tranquilo. Por el contrario, si no eliges bien el lugar, poco importará que tengas una caja fuerte de gran calidad porque los amigos de lo ajeno la encontrarán fácilmente.

Descartar los lugares habituales

De nada sirve tener una caja fuerte si no la guardamos en el lugar apropiado. Te recomendamos que huyas de los típicos escondites -como instalar la caja fuerte detrás de un cuadro- y optes por esconderla en lugares en los que esté a salvo de los amigos de lo ajeno.

Para ello, lo mejor será que pienses en aquellos lugares en los que podría estar una caja fuerte. A continuación, debes desechar todas esas ideas que te han venido a la cabeza y pensar en otras más enrevesadas y de difícil acceso. Por ejemplo, nadie esperará encontrarla en la cocina, el baño o la habitación de los niños. En cambio, seguro que el primer lugar que los ladrones visitan será el salón o el despacho.

Caja fuerte detrás de cuadro

Cajas fuertes empotradas en el suelo

Cada vez es más común esconder las cajas fuertes bajo el suelo. Esta opción hace que sea prácticamente imposible encontrarla. A la hora de esconder la caja fuerte de este tipo debemos tener en cuenta la profundidad del suelo y asegurarnos de que no pasan tuberías u otros elementos de la instalación del hogar.

Una vez que está instalada hay que ocultarla, de forma que pase lo mayor desapercibida posible. La mejor forma es colocar encima una baldosa o lámina de parquet para que nadie se de cuenta de su presencia. Otra opción es colocar encima un mueble o una alfombra. Según sea la frecuencia con la que vamos a abrir la caja fuerte será mejor que nos decantemos por una opción u otra. Por ejemplo, no sería práctico estar moviendo un mueble diariamente.

Otra opción, además de empotrar las cajas fuertes en el suelo, es instalarlas en la pared o en un pilar de la casa, aunque la idea del cuadro o el espejo ocultándola ya está muy extendida. Si somos inteligentes sabiéndola camuflar es otro buen lugar donde esconder la caja fuerte.

El único inconveniente de este tipo de caja fuerte es que requieren una instalación más compleja, ya que hay que hacer un agujero del tamaño de la caja. Pese a ello, a día de hoy parecen una de las opciones más seguras, por lo que en función del valor de lo que vayamos a guardar decidiremos si merece o no la pena.

Cajas fuertes tras un enchufe

La idea de esconder la caja fuerte tras un enchufe es una de las más innovadoras. Cada vez son más las tiendas especializadas que ofrecen este tipo de cajas fuertes, que son sin duda una buen invención. A simple vista solo se ve un enchufe en la pared, que será exactamente igual que el resto de los que haya en la vivienda por lo que no levantará ninguna sospecha.

Cuando decidamos acceder a la caja fuerte tan solo tendremos que soltar el supuesto enchufe e introducir la contraseña, se este modo tendremos acceso a nuestras pertenencias. Siguiendo la misma idea de ocultar la caja fuerte tras elementos cotidianos de la instalación del hogar, también podemos escoger una caja fuerte tras un respiradero u otro elemento de extracción de humos.