El orden influye en nuestro bienestar emocional

Mónica Heras Berigüete · 13 marzo, 2019
Con una decoración adecuada nuestro cerebro puede volverse más eficiente y potenciar nuestro bienestar emocional. ¿Quieres saber cómo lograrlo?

La neuroarquitectura se apoya en la neurociencia para comprender cómo puede afectar a nuestro cerebro los espacios que cohabitamos, ya sean casas u oficinas. Hoy en día se busca crear interiores que nos ayuden a nuestro bienestar emocional e, incluso, a que nuestra memoria y aprendizaje sean más óptimos.

Un espacio que puede calmar tu mente y darte bienestar emocional

Siguiendo algunos consejos que esta nueva ciencia nos da, podrás tener una casa que te aporte bienestar emocional, serenidad, creatividad y una capacidad cerebral infinitamente mejor.

Las reacciones químicas de la luz natural

Ganar luz en casa.

La luz natural hace que en nuestro cerebro se den procesos químicos que influyen determinantemente en nuestro bienestar emocional. Si tu casa es oscura, vale la pena que estudies la posibilidad de darle más luminosidad, de preferencia a través del sol, y si no es posible, incluye una buena iluminación. Verás cómo cambia tu estado de ánimo.

Naturaleza a prueba de estrés

Plantas de interior de casa.

Ya son muchos los estudios que demuestran que un entorno en el que haya flores y plantas naturales favorece los estados de relajación, concentración y aprendizaje. Incluso, hay plantas que son capaces de eliminar toxinas y contaminación electromagnética, o ayudar a combatir algunas alergias. Las mejores son el potos, el espatifilo, la palmera, la sansevieria o el ficus.

Pon plantas en tu casa, además de que son bonitas, cambian el look & feel de tu hogar en un plís, y son básicas, según el Feng Shui, para trabajar con las energías.

La altura del techo condiciona al cerebro

Zona de trabajo para un artista en un loft

Si tienes un techo alto, sentirás más amplitud y esto activa tu creatividad. Pero un techo es bajo tampoco es negativo, puesto que es ideal para interiorizar y llevarnos a estados de paz.

Ahora que sabes esto, intenta utilizarlo a tu conveniencia, creando espacios que favorezcan una u otra cosa, en función de tus necesidades.

Apuesta por las formas orgánicas para un bienestar emocional

Mobiliario redondeado.

Los acabados puntiagudos son para el cerebro sinónimo de agresividad. Los muebles redondeados y de formas orgánicas evocan a la relajación y a ambientes más serenos.

Cuando nuestro cerebro ve ángulos agudos o acabados puntiagudos, activa el área de la amígdala, que se relaciona con un estado de alerta ante el peligro. En cambio, las formas curvas nos calman.

Te recomendamos que utilices mesas redondas u ovaladas, y que aproveches que este tipo de muebles curvilíneos son tendencia decorativa del 2019.

El orden aclara las ideas

Mantener el orden en casa.

Dicen que lo que es fuera, es dentro, y esto se traduce que lo que tienes en tu casa es un reflejo de cómo está tu mente.

Si en tu hogar hay desorden, es imposible que exista armonía a nivel mental, y seguro que te encuentras con un montón de obstáculos para llevar a cabo tus proyectos.

Mantener tu espacio limpio y ordenado contribuye también a la paz mental de tu cerebro. Decora tu casa de forma agradable y llénala de elementos armónicos. Lo creas o no, esto favorece a que nuestro cerebro segregue serotonina y oxitocina, las hormonas del amor y la felicidad.

Además, al tener una casa ordenada, tu mente está más atenta y concentrada, puesto que no tiene que ocuparse de buscar cosas perdidas y puede dedicarse a lo realmente importante. Ya va siendo hora de que hagas un recibidor práctico y bonito con un mueble en el que dejar las llaves, ¿no crees?

Creando nuevas neuronas

Salón con toques naranjas.

Un ambiente rico en estímulos visuales favorece la generación de nuevas conexiones neuronales. Tener cuadros o fotografías que te evoquen bonitos recuerdos mantiene el cerebro ágil y joven.

Elige colores cálidos, como el amarillo, el naranja o el rojo para fomentar tu creatividad; y los fríos, como el azul o el violeta para mejorar la concentración.

Un área dedicada a la concentración y al bienestar emocional

Zona de estudio en casa.

Da igual si trabajas en casa o tienes un rincón en el que te gusta sentarte a leer o a coser, lo importante es que crees un espacio que favorezca la concentración. Para ello debes tener en cuenta que debe ser amplio, alejado del ruido y con suficiente luz; si es natural, mejor.

No te olvides de rodearte de objetos que te hagan sentir bien, que te evoquen buenos recuerdos y que te ayuden a conectar con un estado de bienestar emocional.

La decoración, el orden y la limpieza, los colores y los ambientes que creamos influyen en nuestros pensamientos y en la producción de hormonas y neurotransmisores en el cerebro, haciendo posible que aumente nuestro bienestar emocional radicalmente.