En tendencia: wall layering

Maite Córdova Vena · 30 diciembre, 2018
El gusto por el arte toma una nueva forma en una tendencia decorativa que se denomina ''wall layering'' y que se ha conseguido apoderar de los interiores.  

Recientemente, una de las tendencias decorativas más populares en las redes sociales y, sobre todo en Instagram, es la denominada wall layering. Sin duda alguna, resulta muy llamativa ya que permite explorar a fondo la vena más artística. 

En cuanto al tipo de resultados que brinda esta tendencia, quizás quede corto afirmar que es muy sofisticado; independientemente del estilo por el cual se haya optado. Aunque es cierto que, al final, la última palabra la tiene el ojo que lo contempla.

Pero, ¿en qué es entonces el wall layering? pues bien, se puede decir que consiste en aprovechar espacios vacíos para crear un rincón con varias capas de colores, formas y texturas. A continuación te explicamos con más detalle la idea.

El arte del wall layering

Tomando como referencia una pared en blanco, se elige una combinación de colores, se pinta la pared y, sobre esta, se colocan varios cuadros. Ahora, dichos cuadros no solo deberán tener en común la paleta de color sino también, un motivo en concreto. 

Cabe destacar que los cuadros pueden ser de fotografías, obras de arte, manifiestos, collages, etcétera. Es importante que se introduzca variedad para que el resultado destaque y no luzca monótono.

Ahora bien, la cuestión no queda solo en la pared. También se recurre al resto de elementos para crear el rincón: mobiliario, objetos decorativos, ropa de casa, etcétera. Para poder tener una idea más clara del concepto, a continuación te exponemos un ejemplo de Desenio.

Ejemplo de la tendencia del wall layering.
Foto cortesía de: Desenio.

A partir del rosa viejo, se desarrolló un concepto de romance y delicadeza. De allí que se aprecie en los distintos elementos, incluso a nivel de texturas. Todo, absolutamente todo, se aprovechó para nutrir y reforzar el concepto.

Otros aspectos importantes

Dado que el wall layering toma inspiración en una idea en concreto y presta atención a todos y cada uno de sus detalles de una forma muy minuciosa, se considera como una forma de introducir arte en el hogar o, mejor dicho, una forma de hacer arte. 

La inspiración puede encontrarse en cualquier parte. Puede tomarse como referencia solamente las sensaciones que transmite un determinado tipo de color (como en el siguiente ejemplo), una palabra, una fotografía, una textura, una ciudad, etcétera.

El wall layering es una de las tendencias decorativas más recientes.

Descubre: ¿Cómo influyen los colores en la decoración?

Algunas aclaraciones

Hay que aclarar que, para crear un rincón elegante y sofisticado mediante el wall layering no es necesario pintar la pared de un color. Se puede desarrollar un concepto sobre una pared blanca. De hecho, este color permite incorporar un tipo de decoración más ecléctico e interesante.

También se puede trabajar sobre papel de pared. Este vendrá a ser el fondo sobre el cual se irán añadiendo las distintas capas (muebles y objetos varios).

¿Los cuadros tienen que ir obligatoriamente colgados de la pared? No. Realmente el wall layering solo especifica que hay crear varias capas. Así que es posible colocarlas como se prefiera. Por ejemplo, se pueden apoyar los cuadros sobre un mueble.

También se puede colocar una sola pieza y dejar el resto sobre una superficie o a ras de suelo… ¡Todo dependerá de la propia creatividad!

Ejemplo de wall layering en colores oscuros.
Imagen cortesía de: Pinterest.

Asimismo, hay que aclarar que no hay límites en cuanto al número de capas a añadir. Se pueden añadir tantas como se prefiera. Sin embargo, es evidente que lo más recomendable es superar las tres capas para conseguir un resultado atractivo.

Lo mejor del wall layering

  • Ayuda a interactuar con el arte de una forma original e íntima y, evidentemente, permite traer al plano material aquello que se piensa en la imaginación.
  • Transforma rincones y crea ambientes de alta sofisticación y encanto propio.
  • Tiene infinitas posibilidades y, por ello, puede adaptarse fácilmente a las preferencias de cada quien.
  • Aunque a simple vista pueda parecer inaccesible, en realidad, no tiene un presupuesto. Cualquiera puede animarse a crear su propio proyecto y llevarlo a cabo de acuerdo a sus posibilidades.

Se puede decir que el wall layering es arte, profundidad y también, algo de misterio. Por ello, no es de extrañar que muchos creativos ya hayan comenzado a implementarlo en sus hogares.