Estilo ecléctico: el mestizaje estilístico

7 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la interiorista Goretti Ayubes
¿Eres de los que te gusta mezclar diferentes estilos en la decoración de tu vivienda? Seguramente, te sentirás identificado con el estilo ecléctico. Vamos a darte algunas claves para acertar.

En el estilo ecléctico se da un mestizaje estilístico que fusiona diferentes estilos y culturas. En decoración, los ambientes eclécticos son los responsables de transmitir una visión mestiza de la realidad.

De esta manera, este estilo intenta reunir lo mejor de cada tendencia para construir espacios de una fuerte personalidad y muy característicos desde el punto de vista decorativo.

Aspectos del estilo ecléctico que lo hacen muy especial

Utiliza la imaginación

Moodboard de texturas.

Si quieres conseguir un ambiente inspirado en este estilo, combina materiales, tendencias, texturas y colores con total libertad creativa. En los interiores eclécticos, mezclar es sinónimo de enriquecer.

Se trata de reunir elementos de distintos orígenes; así, cuanto mayor sea el contraste entre tendencias, más original será el resultado que se consiga.

Evita los excesos

Exceso decorativo.
Exceso decorativo / pinterest.es

Aunque este estilo reniega de los dogmas y convencionalismos, es necesario tener en cuenta algunos consejos para evitar los espacios saturados de objetos que carezcan de sentido.

Como norma general, es preferible limitar la variedad de estilos en una habitación y no recargar los espacios. Para conseguir un resultado óptimo, se recomienda establecer zonas temáticas. Es muy recomendable optar por recrear un estilo funcional en una parte del salón y decorar otro rincón del mismo con detalles étnicos.

Cuida la luz

Luz natural del salón.

La iluminación se emplea con funciones decorativas para unificar los espacios y destacar algunos detalles. Es muy importante la utilización de la luz indirecta.

En cómodos plazos

Ahorrar en la factura.

Una de las grandes ventajas de este estilo es que resulta asequible para la mayoría de economías. Permite ir adquiriendo las diferentes piezas paulatinamente, sin necesidad de hacer un gran desembolso inicial de dinero para comprar el conjunto entero de la habitación, como puede suceder con otros estilos.

Un estilo que crece

Estilo ecléctico.

El estilo ecléctico entiende la decoración como un proceso abierto, en constante evolución. Por su alma de collage, los ambientes pueden modificarse con facilidad, ya que es posible sustituir un elemento por otro sin que el conjunto se resienta.

Colores integradores del estilo ecléctico

Colores del estilo ecléctico.
Colores / pisos.com

Los colores desempeñan un papel fundamental a la hora de armonizar la combinación de muebles y objetos de distintos estilos. Con la elección del tono correcto se conseguirá sacar el máximo partido a un ambiente ecléctico.

  • Utilizar tonos neutros -crudos, cremas, grises– en las paredes, tapicerías y suelos contribuye a crear la sensación de integración de todos los elementos. Esto permite incluir con más libertad piezas de estilos decorativos muy contrastados.
  • El azul, el lavanda, el verde agua, el violeta y, en general, toda la gama de tonos fríos dan muy buenos resultados cuando arropan muebles de tonos muy oscuros, como los rústicos y algunos étnicos.
  • Los tonos cálidos, como los tierra, los tostados y los ocres son muy recomendables cuando se quieren combinar piezas provenzales, étnicas, y rústicas. También son un acierto cuando se mezclan antigüedades con muebles de líneas rectas -típicos del estilo urbano y escandinavo-.

Mobiliario con personalidad

Mobiliario ecléctico.
Mobiliario ecléctico / elcomercio.pe

Acertarás con muebles que posean una presencia fuerte y que merezcan una atención especial. Una buena opción consiste en darles un tratamiento de obra de arte y concederles un espacio propio que concentre la atención de la estancia.

La alternativa es integrarlos en el ambiente mediante el uso de piezas de colores parecidos, aunque de formas más sutiles para no recargar el espacio ni restarles protagonismo.

También ayuda a garantizar el éxito optar por combinaciones que generalmente funcionan sin problemas. Una de ellas es introducir un mueble de estilo clásico, como una butaca, en un ambiente contemporáneo. Otra mezcla que puede funcionar consiste en colocar una pieza rústica en un interior high tech.

Pequeños contrastes en el estilo ecléctico

Contrastes del estilo ecléctico.

Los muebles no son los únicos elementos que permiten la combinación de estilos. Cualquier detalle decorativo, por pequeño que sea, puede participar en la creación de contrastes. Las lámparas son un buen ejemplo de ello.

Un modelo de luminaria retro puede dar un toque divertido a un ambiente urbano, mientras que una lámpara de estilo étnico conseguirá insuflar carácter a un espacio rústico o clásico.

Es muy interesante en los interiores contemporáneos colocar obras de arte figurativas. Por el contrario, los ambientes clásicos ganan personalidad con obras de arte abstractas.

Como puedes ver, hay ciertas pautas que pueden ayudarte a recrear el estilo ecléctico en tu vivienda. ¡Así que ánimo, verás que puedes conseguirlo!