Haz un estacionamiento para bicicletas con estas 5 ideas

Yamila Papa · 25 diciembre, 2018
Un estacionamiento para bicicletas puede ser lo que necesitas para que dejen de ocupar tanto espacio, sobre todo si tu hogar es demasiado pequeño. Algunas opciones las podrás crear incluso tú mismo.

Las tendencias indican que cada vez más personas usan la bicicleta para ir al trabajo, hacer la compra o visitar amigos y familiares. Además, este medio de transporte amable con el medio ambiente nos permite hacer ejercicio y disfrutar de la naturaleza.

Sin embargo, la ‘pega’ que tiene es que ocupa algo de espacio, y puede ser molesto si vivimos en un piso o casa pequeña. No te preocupes, en el siguiente artículo te daremos algunas ideas para hacer un estacionamiento para bicicletas y colocarlo donde prefieras.

Ideas de estacionamiento para bicicletas

Si no cuentas con un patio, un balcón, un garaje o un trastero para dejar tu bicicleta, esa no es razón suficiente para que dejes de tener una y aprovechar todos sus beneficios. Te enseñamos cómo hacer un estacionamiento para bicicletas en casa. ¡Saca a relucir tus dotes de manitas!

1. Estacionamiento para bicicletas de pallets

Está muy de moda usar estas estructuras de madera fina y asequible para diferentes manualidades y proyectos de diseño. Por lo tanto, es una excelente idea para guardar tu bicicleta en casa.

En este caso precisarás dos pallets. Con uno prepara una base pequeña, de tres listones como máximo (no te olvides de usar los tacos para oficiar de patas). El segundo pallet, córtalo por la mitad, del mismo ancho que la base y del largo que tenga la bicicleta.

Sujeta ambas partes con clavos o tornillos. Ahora solo es cuestión de pintarlo como más te guste. Para guardar la bicicleta, la debes poner en vertical, con la rueda trasera apoyada sobra la base de los pallets y la delantera en el ‘respaldo’. Puedes apoyarlo contra una pared para que tenga más estabilidad.

2. Estacionamiento para bicicletas de pared en horizontal

Bicicleta colgada de la pared.

En este caso también se puede usar un pallet, pero no hace falta cortarlo. Solo deberás acondicionarlo para que quede bonito y combine con la decoración del ambiente. Coloca unos ganchos en la tabla del centro lo suficientemente gruesos y fuertes como para soportar el peso de la bicicleta.

Pon en la pared tornillos gruesos y luego coloca la bicicleta para que los ganchos sujeten el cuadro. No hace falta que lo pongas muy alto, así será más fácil subirla y bajarla cada vez que necesitas usarla. Esta opción es interesante si solo utilizas la bicicleta e vez en cuando.

3. Estacionamiento para bicicletas de pared en vertical

Otra idea interesante para colgar varias bicicletas de la pared es disponerlas de forma vertical. En las tiendas se venden unos ganchos especiales que permiten sujetar las ruedas delanteras y que el resto que quede suspendido en el aire. Esos ganchos pueden colocarse directamente en la pared o en un listón grueso de madera.

4. Estacionamiento para bicicletas con estructura de metal

Quizás la madera no es un elemento que dominas muy bien y prefieres algo más ‘industrial’, perfecto para la decoración moderna. Puedes construir una estructura que se aferre a la pared y permita sujetar la bicicleta de forma vertical para que ocupe menos espacio.

Incluso, si no te das ‘maña’ con la soldadora o ciertas herramientas, en tiendas especializadas puedes encontrar las estructuras ya armadas, para una, dos, tres o más bicicletas.

Estacionamiento para bicicletas en vertical.

5. Estacionamientos para bicicletas con trozos de madera

Si la decoración de tu casa es de estilo minimalista, esta idea te encantará. No necesitas muchos materiales y el soporte casi no se verá en la pared. Básicamente sujeta dos palos o tubos de madera (pueden ser de otro material) a la pared a una altura tal que puedas subir y bajar la bicicleta sin problemas y a la distancia adecuada para equiparar el peso.

Lo que sí debes tener en cuenta es que los palos sean más largos que el ancho de la bicicleta, así no mancharás la pared con las ruedas.

Los estacionamiento para bicicletas son más fáciles de hacer de lo que pensamos y lo mejor de todo es que evitan ocupar espacio vital en los ambientes. Si vives en un piso pequeño, no te resignes abandonar tu hábito saludable de montar en bicicleta.

Solo es cuestión de dejar volar tu imaginación y sacar a relucir tus dotes creativas e innovadoras. ¡Y ni siquiera tienes que gastar mucho dinero para conseguir una bonita estructura!