Los colores en el cine de Spike Jonze

27 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por arquitecto Renato Alonso Ampuero Rodríguez
Con películas como “Donde viven los monstruos” , “Cómo ser John Malkovich” o “Her”, Spike Jonze ha dejado patente la calidad de su cine, en el cual pone especial atención en la paleta de colores y en los escenarios donde se desarrollan sus películas.

El cineasta Spike Jonze ha sabido consolidar a través de sus múltiples películas el uso adecuado de los colores en el cine que dirige. Quizás, la película que nos ha podido demostrar la forma magistral en la que maneja el color es Her.

Her es una película escrita y dirigida por Spike Jonze en la que se plantea un uso específico del color como recurso estético. El contexto de la película cobra importancia al momento de diseñar el color, elemento singular del largometraje. Esta película es de una gran sensibilidad con algunos toques sombríos gracias a la estupenda interpretación de Joaquin Phoenix.

La elección de los colores en un proyecto cinematográfico se convierte muchas veces en un dolor de cabeza para el diseñador. Definir la paleta de colores que se usará en una película conlleva mucho esfuerzo y una búsqueda constante de inspiración.

La película se caracteriza por su estética retro futurista, pero alejada de las distopías que son norma general en las películas de ficción. En esta película predominan colores cálidos, como el marrón o el ocre.

La armonía cromática que se aprecia en la película hace que se prescinda de fuertes disparidades. Con esto se eliminan contrastes fuertes, desapareciendo la tensión en favor de una búsqueda de tranquilidad y naturalidad del plano.

El pasado es solo una historia que nos contamos.

Her, 2013.-

Her, la visión de un mundo tecnológico y solitario

Paleta cromática en Her.
Paleta cromática en Her / garotasgeeks.com

En Her, el amor es un tema presente durante toda la película. Pero es la historia de un amor no convencional en un mundo plagado de tecnología, de la cual siempre estamos pendientes.

La historia se desarrolla en el futuro, donde Theodore (Joaquin Phoenix), un escritor solitario, está inmerso en un dramático divorcio. En general, su vida es monótona y aburrida, y muy pocas veces sale con sus amigos. La mayoría del tiempo lo invierte en escribir y en videojuegos.

Pero, la rutina desaparece cuando adquiere un nuevo sistema operativo para su teléfono móvil y ordenador, de nombre Samantha (voz de Scarlett Johansson). Esta es una inteligencia artificial que logra atraer a Theodore no solo por su voz, sino porque cumple su trabajo.

Esto es algo o alguien, aún no está seguro Theodore, que responde a sus órdenes y además lo escucha y aconseja. Todo el conjunto basta para que se enamore de esta inteligencia artificial, llenando su vida de una alegría repentina.

Es una película singular debido a que se basa en un guión elaborado exclusivamente por Spike Jonze. La trama es de ciencia ficción, vaticinando un futuro no muy lejano ni descabellado en el que el ser humano interactúa con la inteligencia artificial.

La película es contada de una forma magistral, recreando un mundo real y bastante creíble, donde los colores son una clave importante. La psicología del color, a través del uso de tonos cálidos y fríos, hace que nos sintamos más cercanos a la historia de Theodore.

Los colores en el cine de Spike Jonze: paleta cromática de Her

Colores en Her.
Colores Her / hipertextual.com

La película no solo cuenta con un excelente guión; la elección del tipo de arquitectura y el diseño de los espacios de las escenas es acertado. El uso de tonos marrones, ocres y rojos le confieren esa estética antigua, impregnada de nostalgia.

La combinación de estos espacios de tonalidades cálidas y la nostalgia serán el sello que impregna el conjunto cinematográfico. La evocación de un pasado difícil de alcanzar por parte del protagonista es reforzada por estos elementos.

Predomina una gama cromática que oscila entre colores cálidos, que nos hacen sentir cercanos al personaje principal. Pero también se aplican colores fríos para destacar la soledad del personaje y sus problemas para superar una relación sentimental.

Con esto comprendemos el empleo de los colores, que casi inconscientemente se convierten en un patrón, de escenas con fondos fríos, con tonos grises. En estas escenas de fondos fríos, el personaje destaca por el uso de colores naranjas, y que camina en dirección contraria a la gente.

En este sentido, es preciso resaltar que uno de los colores que predomina a lo largo de toda la pieza cinematográfica es el color rojo. Este color lo podemos encontrar en la ropa del personaje principal, Theodore.

El rojo está presente en muchos lugares, en las luces, objetos en segundo plano o en el sistema operativo de Samantha. Este color, en una de sus tonalidades, es el eje que rige toda la producción. Esta película tiene una paleta de colores muy específica, la cual es agradable a la vista.

El cine de Spike Jonze destaca no solo por el guión, también por la especial atención en los colores y el diseño de los espacios de las escenas. Este director estadounidense, con una larga carrera, utiliza los colores para resaltar sus creaciones.