Los diseños de Josef Hoffmann

21 febrero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Si lo que estás buscando es romper con los estereotipos decorativos que se nos marcan en la actualidad, inspírate en la obra de Joseff Hoffmann, ofrece múltiples posibilidades mucho más originales y creativas.

A la hora de hablar de las vanguardias, debemos hacer mención especial a los diseños de Josef Hoffmann, un artista que ha demostrado cómo el arte y la decoración pueden estar especialmente unidos. Sin duda, se ha convertido en un icono del interiorismo.

Cuando queremos amueblar una casa, normalmente nos limitamos a comprar los muebles en una tienda y seguir los patrones que nos marcan las modas. Sin embargo, existen otras posibilidades realmente innovadoras que pueden ofrecer una estética diferente a lo que actualmente está estipulado.

Por eso, los diseños de Hoffmann abren un nuevo rumbo desde finales del siglo XIX y durante todo el siglo XX. No cabe duda de que este hombre tenía altas cualidades creativas y trató de potenciar la estética decorativa para que los interiores fuesen mucho más originales.

La historia en torno a Josef Hoffmann

Mobiliario de Josef Hoffmann.
Mobiliario / mak.at

Nacido en el Imperio Austrohúngaro en 1870, desde bien pequeño se empieza a interesar por el mundo de la construcción y el arte. Se forma como arquitecto y diseñador industrial. Será a partir de ahí cuando comience a tomar contacto con otros artistas, como por ejemplo, Mackintosh.

Va a ser uno de los miembros fundamentales de la conocida como Wiener Werkstätte. Dentro de esta corriente artística, él va a ser un referente, ya que van a centrarse principalmente en realizar diseños de tipo industrial, teniendo en cuenta que él ya venía trabajando en esta línea desde hace tiempo.

Además, abre el camino hacia diseños de interiores de vanguardia, no solo a nivel arquitectónico, sino también a nivel de mobiliario. Por supuesto, se ha convertido en un principio y base de lo que será el arte modernista, al igual que otras vanguardias del siglo XX.

La sutileza va a ser uno de los principios que quedará impregnado en su arte.

La silla Fledermaus

Silla Fledermaus.
Silla / pamono.es

Esta obra la realiza en 1906. Aparentemente, parece una silla normal y corriente, con un diseño sencillo. Sin embargo, no debemos acomodarnos a ver sus obras como algo básico y fácil de elaborar, sino que ha sido un elemento completamente innovador.

  • El asiento queda sustentado por unas patas que, a su vez, quedan fijas en una base que hace el mismo recorrido que el del asiento. De esta manera, se gana mayor estabilidad y se dinamiza en gran medida la estética del mueble.
  • Por otro lado, hay un respaldo con una ligera curva y una pequeña prolongación hacia los lados que sirve de límite y que, además, se posiciona de manera ergonómica. Se produce, así, una adaptación perfecta al cuerpo humano.
  • Tanto el asiento como el respaldo están acolchados. La comodidad y funcionalidad van a ser dos características presentes en su obra.
  • Se puede encontrar es distintos tonos. No obstante, las que más han triunfado han sido las amarillas y las blancas.

El arte también queda reflejado en el mundo de la decoración.

El uso de las cuadrículas en las sillas

Sillas con cuadrícula.
Sillas / videodecoracion.com

Josef Hoffmann empieza a interesarse por el mundo de las cuadrículas, consiguiéndose cierto toque estético bajo líneas rectas que pueden denotar también austeridad. Se va a salir de las curvaturas para enfocarse principalmente en los principios de rectitud.

  • La cuadrícula le proporciona a él un sentido mucho más funcional, donde lo que interesa es que el asiento sea cómodo y la espalda pueda apoyarse. Eso sí, bajo un tipo de diseño que tiende hacia la abstracción.
  • Lo que pretende demostrar Josef Hoffmann es que con las formas básicas se puede trabajar perfectamente bien la decoración. No es necesario aplicar diseños extravagantes, ni tampoco florituras que recuerden al barroco.
  • La sencillez y la proporcionalidad irán de la mano. Se obtiene, así, un producto básico y funcional, donde las formas queden reducidas a lo más mínimo.

Las mesas anidadas

Mesas anidadas.
Mesas / steeldomus.com

Donde va a explotar la creatividad de manera mucho más original va a ser en las mesas. Realiza multitud de formatos, pero hay unas en particular que ofrecen una estética que se sale de lo común y se consolida dentro de la innovación más absoluta.

Son una consecución de mesas, unas tras otras (anidadas), de diferentes tamaños que crecen proporcionalmente y bajo un ritmo. El diseño es completamente vanguardista; en este caso ha tratado de dirigir la decoración por un rumbo inhóspito que aún no había sido explorado.

Witt-Dörring, Christian: Josef Hoffmann: Interiors 1902-1913: the Making of an Exhibition, New York, Neue Galerie New York, 2008.