Pintura en el techo: otra manera de aportar color

21 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
El techo tiene mucho que decir en la decoración del hogar. Su aportación cromática puede ser contundente y determinante.

El color no tiene que limitarse únicamente a los muros y al mobiliario; existen otras posibilidades que pueden ayudar a ambientar y tematizar un espacio, como por ejemplo, la aplicación de pintura en el techo: otra manera de aportar color y vida en la habitación.

La aportación cromática que hagamos a una casa será crucial, ya que la decoración necesita un soporte donde apoyarse y complementarse. Por eso, no deben ser únicamente las paredes las que contribuyan con tonalidades.

Generalmente, nos centramos en la decoración del suelo y los muros, pero ¿qué ocurre con el techo? Suele quedarse en un segundo plano y no se valora tanto como se merece. Queda relegado e infravalorado, cuando, en realidad, pueden trabajarse sobre él procesos decorativos novedosos e interesantes.

Pintura en el techo: el uso del blanco

Techo blanco.

Si echas un vistazo al techo de tu casa, probablemente sea de color blanco. Esto no quita que los muros sean de otra tonalidad, pero existe una tendencia bastante elevada a usar el blanco; simplemente por ser un color que combina bien con todo y que no hace resaltar el techo.

Este hecho hace que centremos nuestra atención en la decoración que completa el espacio y que se relaciona con el color de los muros. Además, si hay una lámpara colgante, el blanco no va a producir un efecto contrastante ni va a producir un enfrentamiento estético.

Por otro lado, genera una sensación de aperturismo y de mayor amplitud; básicamente, porque si cubrimos todo el perímetro de la habitación con un color oscuro, nos sentiremos como en una burbuja monocromática y con la sensación de menor espacialidad.

El blanco también se emplea para hacer yeserías y techos de escayola.

Las mejores combinaciones entre techo y paredes

Techo con color.

Lo más importante en el mundo de la decoración es que exista concordancia, armonía y buena combinación entre los recursos decorativos. Por tanto, resulta crucial que podamos relacionar correctamente el techo con las paredes.

  • Ya hemos mencionado anteriormente que el techo blanco es un buen componente para poder combinarlo adecuadamente con las paredes. De esta manera, no se arriesga a la hora de obtener una armonía estable en el espacio.
  • Otra posibilidad es invertir los colores, de tal manera que el blanco se disponga en los muros y que el techo tenga un color de tendencia oscura. La finalidad de este proceso sería la de contrastar y producir un efecto invertido que, en el fondo, sea muy atractivo.
  • Los colores terrosos quedan muy bien, siempre y cuando en el techo se disponga el más oscuro. Es una manera de contrastar y, a su vez, mantener la misma sintonía cromática en todo el conjunto decorativo.
  • En el caso de que queramos utilizar el gris, es preferible que este se sitúe en el techo, ya que neutraliza mejor la decoración y ambienta de forma indiferente. Además, le otorga mayor relevancia a la tonalidad que se disponga en las paredes.
  • Evita el uso de colores llamativos en general, ya que es posible que se recargue la atmósfera.

Aplicación de franjas horizontales: un toque playero y alternativo

Vigas negras para el techo.

Quizá no sea demasiado común encontrar franjas pintadas en una techumbre, pero puede ser una buena idea si tienes un apartamento de playa o para una habitación más original.

Lo ideal es que los colores no sean demasiado estridentes ni tampoco oscuros. Por ejemplo: el negro no tiene demasiado sentido, ya que puede distorsionar la decoración y marcar la superficie de forma estricta y contundente.

Si el fondo es blanco, el color de las franjas puede ser variopinto; todo dependerá de la cromaticidad que domine en el ambiente. Para espacios con mucha luz, quedan bien el amarillo pálido, el beige o el azul cielo en una habitación infantil.

El techo es como un lienzo que ofrece muchas posibilidades.

¿Cuáles son los colores más de moda para la pintura en el techo?

Colores para pintar el techo.

Aunque no lo parezca, algunos colores pastel son tendencia en su aplicación sobre el techo. Algunos, como el turquesa claro, se han consolidado dentro de la moda; de ahí la importancia de utilizar pintura en el techo, siendo otra manera de aportar color.

Por otro lado, el azul oscuro también está siendo tendencia por generar un ambiente sólido, elegante y serio. Y, en el lado opuesto, el color rosa pastel también ha adquirido cierta demanda dentro del estilo chic.

  • AA. VV.: Decoración del hogar: pinturas y papel tapiz, Quarto Publishing Group, 2002.