Utilizar el concepto de simetría a la hora de colgar tus cuadros

Teresa Montes · 20 septiembre, 2018
Si te encuentras un poco perdido en el mundo de los cuadros y su disposición, no te preocupes. Es más sencillo de lo que parece.

Los cuadros aparte de decorar y dar color a los ambientes de una casa, sirven para mostrar tu personalidad. Si te gusta un estilo más sobrio, más minimalista o más pictórico son una muy buena opción para dar más juego en tu casa.

Una de las cosas más importantes para dar sensación de orden y limpieza es mantener la armonía. No puedes colocar un cuadro de cualquier forma. Tiene que seguir unas reglas que, por supuesto, se adapten a tus gustos. Esto dependerá de su tamaño, formato y calidad.

Y es que no podemos negar que los cuadros es la ropa de las paredes. Sin ellos todo quedaría desnudo y aburrido. Sin duda, aportan calidez al hogar. Por eso, en el post de hoy te damos unos trucos para conseguir esa simetría a la hora de colgar tus cuadros. ¡Viste tus paredes de la mejor forma!

Que no parezca un museo de cuadros

Lo de poner cuadros está muy bien. Eso sí, no te pases. No queremos que sea una especie de exposición a lo «cutre». Debes tener cuidado a la hora de seleccionar las obras ya que tienen que equilibrarse las unas con las otras y no ser dispares.

Dependiendo del cuarto donde se ubique deberemos pensar diferentes funciones antes de colocarlo. Es decir, no se debe colocar todos los cuadros que tengamos por casa sin ningún sentido y solo por el hecho de «decorar». Se debe establecer previamente el «para qué».

Cuadros contemporáneos.

Como todos sabemos, en decoración de interiores se está empezando observar mucho el estilo minimalista donde el menos es más. Y con los cuadros pasa lo mismo. Por eso, una de las cosas que deberás hacer será medir el tamaño de la pared y calcular cuánto vas a querer ocupar y cómo. Si será con varios cuadros, con uno solo, si será una especie de collage. Otra cosa que deberás tener siempre presente es el tema de las distancias. Los cuadros de mayor tamaño deberán tener una mayor distancia. Por el contrario, las más pequeñas, deberán tener una distancia más corta para que se puedan apreciar mejor.

Mejores lugares para poner cuadros

Nosotros creemos que no existe el lugar perfecto para poner cuadros. Aquí entrará en juego tu imaginación y tu gusto por la decoración. Todo es válido. Desde la cocina, el baño o el dormitorio.

En las zonas comunes de la casa si que deberemos cuidar más los pequeños detalles. Utilizar la armonía para crear orden y que tus invitados siempre se sientan cómodos. Quizá uno de los cuadros más utilizados por excelencia sean los de pasajes y retratos. No obstante, algo que se está poniendo muy en tendencia son los cuadros con frases de inspiración o citas célebres. Y esto, no nos puede gustar más. Aparte de darle otra ambientación al espacio le da muchísima personalidad.

En el escritorio muchas veces se opta por incluir pequeños cuadros distribuidos en una parte de la pared. Podrás ser totalmente libre. Te aconsejamos que pongas piezas que te inspiren y que no te cansen ya que es un sitio destinado al trabajo y la creatividad.

cuadros de estilo tropical

Algunos espacios de la casa son más delicados y no te aconsejamos poner cuadros. Hablamos de sitios que son más susceptibles a recibir golpes como en las paredes laterales de las escaleras, bajas alturas si tenemos niños en casa o en grandes alturas ya que no podremos apreciar la pieza.

Disposición de los cuadros

La disposición de los cuadros será uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta. Lo cambiará todo. De esta forma, podremos jugar con las piezas para alargar o estirar un espacio colgando cuadros que previamente hemos analizado dónde ubicarlos.

Dependiendo de cómo sea el cuadro podremos ponerlos vertical u horizontalmente. La verticalidad ayuda a ampliar espacios. La sensación visual que proyecta es que la pared se extiende hacia arriba más de lo que lo hace en realidad.

La horizontalidad, por el lado contrario, alarga el espacio. Va muy bien en ciertas zonas como en pasillos, escaleras e incluso en cocinas. Una buena idea es incluir una composición de cuadros siguiendo una línea horizontal en estas zonas.

La simetría en los cuadros

Usando la simetría podemos incluir una colocación más simple y sobre todo, segura a la hora de decorar. Será una acierto seguro y podremos ser más creativos y «correctos». 

Cuadros en pared de salón

Si te gusta el orden, los patrones geométricos te ayudarán a establecer una disposición. Podrás crear tu propia colocación colgándolos en simetría unos con otros.

Aun así, deberás tener en cuenta que en los ambientes angostos no será bueno saturar el espacio. Por eso, lo mejor será dejar espacios libres que sirvan para vaciar visualmente el espacio para que se vean más grandes y luminosos.

Decorar bajo los principios de la simetría aporta una limpieza visual que sin duda, recomendamos que haya en todos los hogares. ¡Anímate y da más personalidad a tu hogar!