8 consejos para elegir bien tu cocina

Estefany Hurtado 22 enero, 2018

La cocina es una de las estancias de la casa más importante.  Es ahí donde preparamos los alimentos para toda nuestra familia o amigos. Elegir la cocina que se adapte a nuestros gustos, necesidades y presupuesto no es nada fácil.

Es por esta razón que te traemos 8 consejos para que elijas bien tu nueva cocina. 

1.El estilo

En otras ocasiones ya hemos hablado sobre los diferentes estilos de decoración de casas.

En cuanto a las cocinas se puede hablar de los mismos estilos, así que elige el que más te guste y el que más combina con el resto de tu casa. 

Debe haber cierta coherencia entre la cocina y el resto de la casa

La tendencia en estos últimos años son las cocinas de colores brillantes como rojo o violeta con armarios modernos. Por otro lado encontramos en alza las cocinas industriales con mucho acero inoxidable en combinación con otros metales como el cobre.

Cocina de estilo industrial

Cocina industrial / thebestindesign.net

2.Cuidado con las medidas

Antes de salir a explorar el mundo de las cocinas a diferentes tiendas, es fundamental que primero midas el espacio. 

Importante es medir el largo y el ancho del espacio así como la altura desde el suelo hasta el techo. No olvides medir los espacios donde irán los grandes electrodomésticos (frigorífico, horno, lavavajillas, lavadora, zona de cocción).

Mide dos veces, compra una vez

Lleva estas medidas y no te olvides de asegurarte que todos los elementos de la cocina cabrán en el espacio.

3.No elijas los muebles al final

Es importante que antes de comenzar la obra ya tengas elegidos los muebles de la cocina.

Esto se debe a que antes de colocar los azulejos y el suelo hay que conocer lo siguiente:

  • El tamaño de los muebles.
  • Dónde irán los electrodomésticos.
  • Tomas de luz y de agua.

Ten en cuenta que si quieres colocar alguna luz en un lugar específico, como debajo de los muebles, requerirá una instalación eléctrica por pequeña que sea. Así que no te olvides de los pequeños detalles.

4.Distribución de la cocina

Para espacios estrechos y alargados lo más conveniente es una cocina en línea, con una de las paredes amuebladas y la otra no para no recargar el espacio.

En cocinas en linea son más que recomendables los muebles altos, casi hasta el techo pues así serán buenos lugares de almacenamiento.

Si lo que tenemos es un espacio largo y amplio nos viene de lujo una cocina con una distribución en paralelo.

Este tipo de distribución exige que los espacios entre los muebles estén cuidados y no sean muy estrecho para no entorpecer el paso.

Las cocinas distribuidas en L ofrecen un buen espacio de trabajo y además, en muchas ocasiones, hasta una zona para comer.

La distribución de la cocina depende del tamaño del espacio, por eso hay diferentes formas de distribuir los muebles

La distribución en U es, principalmente, para espacios grandes aunque también se puede adaptar a espacios pequeños. 

En los espacios pequeños esta distribución viene muy bien porque ofrece un buen aprovechamiento del espacio.

Muchas de estas cocinas incluyen un pequeño office o incluso una pequeña isla.

Por último, y como no podía ser de otra manera, están las cocinas con una gran isla central.

Definitivamente este tipo de distribución son la favorita para muchas personas pues es muy espaciosa y permite realizar otras actividades, además de la de cocinar. 

5.El triángulo de trabajo

Este triángulo esta formado por la zona de cocción, el frigorífico y la fuente de agua. Nuestra eficacia y productividad en la cocina depende de cómo nos movemos de una zona a otra.

Según los expertos en cocinas, es fundamental cuidar el triángulo de trabajo. Por esto es recomendable que entre cada una de las partes del triángulo haya de 60 a 90 cm de separación dependiendo de la amplitud de la cocina.

Ejemplos y explicación del triángulo de la cocina

Triángulo de la cocina / cotemaison.fr

6.Los armarios

Los armarios son una parte fundamental de la cocina. Por ello no solo debes elegir los que más te gusten sino también los que sean más funcionales.

Siempre es necesario un buen almacenamiento en la cocina, por ello los armarios deben tener gran capacidad. 

Para dar una sensación de amplitud en la cocina las puertas traslúcidas son las mejores.

Otro punto de especial atención es elegir armarios que sean de fácil apertura y con tiradores seguros si tenemos niños en casa.

7.El material

El material que elijamos para nuestra cocina tiene que ver también con la practicidad y la funcionalidad. 

Hoy en día existen muchos materiales para la cocina, pero sin duda alguna debes fijarte en que sea el material que sea tenga una fácil limpieza y mantenimiento.

Además que sean resistentes no solo al paso del tiempo sino también al fuego.

Otro de los aspectos que interesan es que, en la medida de lo posible, disimule manchas y suciedad, porque se trata de disfrutar y no de estar esclavizados limpiando la cocina.

8.Los electrodomésticos

Podríamos decir que los electrodomésticos son los accesorios de las cocinas. Sin electrodomésticos la cocina queda incompleta y poco funcional.

A la hora de elegir los que usarás en tu cocina es importante que tengas en cuenta los siguientes aspectos:

  • Marcas: antiguamente se llevaba el tener todos los electrodomésticos de la misma marca. Hoy en día esto no tiene que ser así. Combina diferentes marcas y saca lo mejor de cada una de ellas.

Muchos establecimientos venden electrodomésticos de marca blanca que cumplen con la misma funcionalidad y su precio es más reducido. Dependiendo de tu presupuesto puedes decantarte por unos u otros.

  • Energéticamente eficientes: vivimos en un mundo en el que las personas somos cada vez más conscientes de la problemática ambiental. Ahorrar en energía supone ayudar al planeta.

Así que fíjate que los electrodomésticos que adquieras tengan un bajo consumo de energía. Su eficacia podrás verla en las etiquetas de calificación energética. La calificación A+++ es la más eficiente.

A menudo estos electrodomésticos son más caros pero a la larga supondrá un ahorro en energía.

  • El tipo de cocina: es decir, cómo queremos que sea la zona de cocción. Principalmente existen tres tipos: a gas, vitrocerámica e inducción. 

Las cocinas de gas son más prácticas y rápidas para cocinar, sin embargo tienen riesgo de fuga de gas.

Cocina de gas con hornillos

Cocina de gas / linea3cocinas.com

La placa vitrocerámica y la de inducción son diferentes en su modo de funcionamiento y en el gasto de energía.

Por un lado, la vitrocerámica es una placa de cristal que calienta recipientes de todo tipo de forma gradual. El calentamiento es lento y su enfriamiento también. Además supone un gasto de energía importante.

Por otra parte, la placa de inducción supone la mitad, aproximadamente, del gasto de energía que la vitrocerámica. Sin embargo su coste es más caro y necesita recipientes específicos.

Las ventajas para cocinar es que permite graduar con gran exactitud la temperatura. 

Conclusión

Son muchos los aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir tu cocina. Toma nota y no te olvides de ninguno de ellos y sobre todo piensa en la practicidad. 

Ten en cuenta también tu presupuesto y que tu cocina se adapte a él sin, necesariamente, bajar su calidad.

Te puede gustar