Cocinas con península: ventajas y desventajas

28 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por arquitecto Renato Alonso Ampuero Rodríguez
Las cocinas con península están marcando tendencia por su versatilidad y su practicidad. Con muchas alternativas por ofrecer, son espacios que dinamizan la vida de tu hogar y hacen más entretenido el momento de cocinar.

Las cocinas con península son una idea muy acertada y moderna a la hora de diseñar este espacio. En la actualidad, el cocinar es un placer, dejando de ser una obligación, con lo cual, no buscamos únicamente una cocina práctica. Buscamos cocinas con estilo y confort, puesto que estas son uno de los centros vitales de la casa.

Muchas veces, la mayoría opta por una cocina con isla, relegando a un segundo plano a las cocinas con península. Y es que tenemos que tener en cuenta que no hay una opción mejor que otra.

Todo depende del diseño, el tamaño, la distribución y de los gustos personales de cada uno. Como recomendación, tenemos que tener en cuenta a la hora de decidir cómo amueblar nuestra cocina el espacio con el que contamos.

No debemos saturar la cocina y quedarnos sin ningún espacio para circular. La península, por lo general, se encuentra adosada a la pared, siendo una extensión más de la encimera. Aunque muchas veces suele ser simplemente una barra.

Es debido a esta cualidad que ocupa menos espacio que la isla, teniendo, prácticamente, la misma funcionalidad. Es sumamente importante que cuentes con el espacio suficiente para rodearla por los tres lados que tiene libre.

Existe la posibilidad de elegir el tipo de península, variando en función de la configuración de la cocina. Podemos optar por la forma lineal, con dos frentes en forma de “U” o de “L”.

Tipos de cocinas con península

Con función de mesa

Plantas decorativas para la cocina

Este tipo de península se encuentra provista de una mesa de comedor. Se combina con el resto de la arquitectura interior gracias a una configuración compacta del espacio.

Cocina con península con encimera de trabajo y espacio para guardar elementos

Cocina con península.
Cocina con península / cocinasconestilo.net

Este tipo de península cuenta con muebles bajos, los cuales se encuentran provistos de puertas, cajones y compartimentos abiertos. Con este tipo de península en la cocina podemos ampliar la capacidad contenedora de una cocina normal.

Con esta combinación podemos disfrutar de una encimera para preparar las comidas, conteniendo pequeños electrodomésticos de apoyo.

Con placa de cocción y fregadero

Cocina con península y fregadero.
Cocina con península / accesiblereformas.com

Añadiendo una placa de cocción y un fregadero, la península se convierte en el punto principal del espacio sobre el cual gira toda la actividad de la cocina.

Cocina con península con encimera de trabajo y mesa de desayuno

Mesa-desayuno en península.
Mesa para desayunar / accesiblereformas.com

En este caso, la mesa de desayuno se encuentra colocada detrás de la encimera de trabajo o a continuación de esta. Muchas veces mantiene las mismas dimensiones, y otras aumenta la profundidad para crear una encimera de desayuno o mesa saliente.

Una cocina con península resulta ideal cuando se abre a un espacio más amplio, lo que nos permite una separación de ambientes sin la presencia de una estructura que bloquee las visuales.

Ventajas de las cocinas con península

Ventajas de una cocina con península.
Cocina con península / lospepotes.com

Para distribuir nuestra nueva cocina, las configuraciones en península son una elección estupenda. Con esta alternativa podemos darle un toque de distinción a esta zona de nuestra vivienda. Con la península relacionaremos la cocina con la sala de estar o el comedor, con elegancia, continuidad estilística y espacial.

Además, gracias a la península mantendremos el ambiente diáfano y espacioso. El estilo se vuelve contemporáneo, lleno de ventajas.

Tendremos una barra de desayuno siempre a nuestra disposición y muy cerca de la zona de cocción. Esto resulta agradable para comidas rápidas o para poder conversar mientras cocinamos.

Al usar la península como división entre cocina y comedor, los espacios se tornan más amplios y los podemos unificar. La península delimita estas dos áreas, aunque deja que la cocina se asome al comedor y al salón.

Una cocina con península nos permite una mejor relación de convivencia, ya que permite cocinar y al mismo tiempo estar en compañía. Los espacios tienen una mayor apertura, con lo cual podemos controlar a los niños que juegan en el espacio contiguo.

Desventajas de las cocinas con península

Desventajas de una cocina con península.
Cocina con península / lospepotes.com

Una cocina con península puede complicar una correcta iluminación del espacio de la misma. Como consejo, intenta que tus zonas de trabajo tengan una buena iluminación, incluso puedes utilizar lámparas colgantes. Revisa que el tipo de iluminación no genere sombra.

Este tipo de cocinas no exigen tanto espacio como las que tienen isla. Sin embargo, requieren también un cierto tamaño. Esto es debido a que necesitan estar libres en sus tres lados. No las recomendamos para cocinas reducidas.

Si decides introducir una península en una cocina reformada que no la tuvo antes, puede ser costosa porque cambiarás la distribución del espacio. Con este cambio, las diferentes tomas de luz, agua y gas también necesitarán ser acondicionadas. Tienes que tener en cuenta que eso encarecerá el precio.

Como hemos visto, las cocinas con península tienen más ventajas que desventajas, pero el utilizarlas o no siempre dependerá del gusto de cada uno y del tamaño con el que contemos.