¿Cómo elegir una mesa para la cocina?

arantza · 24 febrero, 2019
Si tienes la posibilidad de incluir una mesa en tu cocina, te lo aconsejamos 100 %. Es un elemento muy aprovechable dentro de esta estancia.

La mesa de la cocina es un elemento importante en este espacio. En ella se reunirá la familia para realizar las principales comidas del día, pero esta también servirá a la hora de cocinar o de dejar la compra cuando lleguemos del supermercado.

La mesa para la cocina es un objeto todoterreno por todos los usos que a esta se le pueden dar. Por eso, debe tener unas características esenciales que la hagan resistente.

El tamaño de la mesa para la cocina

Cocina, salón y comedor.

El aspecto más importante que se tiene que tener en cuenta es el tamaño que tenga la mesa. Elegir una más pequeña o más grande debe estar en consonancia con el tamaño que tenga el espacio de la cocina.

Esta no puede limitar el paso ni interferir en las labores de cocina. Por ello, antes de comprarla, es conveniente que midas el espacio que quieres utilizar para ella, teniendo en cuenta el sitio que también ocuparán las sillas que se coloquen a su alrededor.

Casas con cocinas grandes y espaciosas

Para las cocinas en forma de U o de L, que suelen tener un tamaño más amplio, la mejor opción es colocar la mesa rectangular en el centro del espacio para poder movernos con libertad por el resto de la cocina.

Tamaño de la mesa en casas pequeñas

En cocinas más pequeñas, los metros de la mesa tendrán más importancia. Muchas veces, una mesa redondeada puede ayudar a ganar más espacio de movimiento. Otra alternativa si no cuentas con mucho espacio es utilizar una mesa extensible. Así tendrás la posibilidad de ampliarla o reducirla en función del número de comensales que haya en la mesa, o del espacio que necesites en ese momento.

Los materiales de la mesa

Mesa de madera.

Otro de los aspectos que debes escoger cuando quieras elegir una mesa para la cocina será el material del que esté hecha. Actualmente, son varios los materiales que puedes elegir para tu mesa. Por ello, en primer lugar, hay que conocer las características de cada material y el estilo de vida que tienes en casa. En el caso de que tengas niños viviendo en casa, las mesas de cristal o de madera natural son más frágiles y tenderán a deteriorarse antes.

El mantenimiento de la mesa y la facilidad con la que esta se pueda limpiar son otros aspectos a tener en cuenta cuando vayas a escoger el material de la misma. Recordemos que este mueble tendrá un uso diario y que, por lo tanto, es mejor escoger un material que no necesite mucho mantenimiento. El material de la mesa para la cocina también debe estar acorde con el resto de decoración y estilo de la cocina y de la casa en general.

El uso que se le vaya a dar

Cocina abierta al salón.

El uso que le vayas a dar a la mesa también importa en la elección de esta. No es lo mismo utilizarla únicamente para comer, que hacerlo también para trabajar, hacer labores de cocina o para que los niños jueguen en ella. Muy unido a esta elección está también el material del que hablábamos anteriormente.

Las sillas como complementos de la mesa

Faldón de cortina para cocina.

No hay que olvidarse de que las sillas son los complementos indivisibles de una mesa. Deben ir acorde al estilo de mesa que se escoja. Ante todo, estas sillas deben ser cómodas e intentar que ocupen el menor espacio posible para no eliminar más espacio de movilidad.

En casas pequeñas, de la misma manera que anteriormente decíamos que una mesa extensible era la mejor opción, lo mismo ocurre con las sillas. Si estas son plegables, podremos obtener más espacio y abrirlas únicamente cuando sea necesario.

Otra alternativa es el uso de taburetes. Estos tienen dimensiones más reducidas que las sillas, por lo que el espacio que ocupan será menor. Los taburetes son buenos aliados cuando tienes invitados en casa y necesitas más sillas pero no tienes.