¿Cuáles son los mejores suelos de cocina?

10 febrero, 2018
La practicidad y la buena distribución se convierten en puntos esenciales en el diseño de una cocina

Las cocinas de hoy en día han cambiado su funcionalidad. Ahora ya no son meros espacios para preparar la comida. Son grandes espacios de reunión dónde pasamos muchas hora al día. Por ello, la practicidad y la buena distribución se convierten en puntos esenciales en el diseño de esta.

No se debe dejar a un lado la estética ya que debemos equilibrar las variables diseño y comodidad. Además, no puede desentonar con el resto de la casa, por lo que tenemos que escoger muy bien los materiales que queramos para este espacio. Aquí entra en juego el tipo de pavimento que queremos. En el post de hoy te proponemos algunas de las tendencias más modernas y prácticas que pueden ir bien con tu cocina.

1. Suelo de madera

La madera siempre da un toque cálido y acogedor a las estancias. Encaja perfectamente con las cocinas modernas y vanguardistas.

Al ser un material susceptible al agua, siempre se ha evitado poner en las cocinas. No obstante, ahora se ha incrementado su uso en cocinas ya que la han mejorado, haciéndola más duradera y resistente.

Va muy bien en las cocinas americanas diáfanas que estén unidas al salón. De esta forma se creará una continuidad visual entre los ambientes. De ahí que encaje perfectamente con las cocinas modernas y vanguardistas.

2. Suelos de porcelana

Los suelos de porcelana son una tendencia en las cocinas de hoy en día. Entre otras cosas, porque ofrecen gran dureza y baja porosidad.

Podemos encontrar acabados que imitan pizarra, madera o acero. Para que combine bien con todos los elementos de la cocina, podemos optar por tonos neutros , los cuales son muy higiénicos y no se ensucian tanto.
También puedes ponerlo en forma de azulejos porcelánicos. Aparte de que no necesitan mantenimiento, son muy resistentes, por lo que ni se rompen ni se agrietan. Se puede limpiar con cualquier producto e incluir calefacción radial ya que funciona perfectamente con este material.

Cierto es, que este tipo de azulejos no da excesivamente calidad al ambiente como en el caso de la madera y su instalación suele ser más cara. No obstante, el acabado es muy estético y queda bien en cualquier tipo de cocina.

Cocina con suelo de porcelana en beige.

3. Parqué con multicapa

Este tipo de parqué esta formado por dos láminas de chapa de madera entre una lámina de chapa de abedul.

Este tipo de parqué es liso y ni se expande ni se contrae. Es otra buena opción para incluir calefacción radial ya que funciona muy bien.

Si con el paso del tiempo, vemos que hace falta un repaso,  los listones se pueden lijar para que queden como nuevos.

4. Suelos de cerámica

La cerámica es uno de los materiales más empleados para revestir el suelo de la cocina.

Este tipo de suelo ofrece un montón de colores y estampados por lo que da mil posibilidades a la hora de decorar tu cocina. Además una de sus grandes ventajas es la capacidad de absorción del agua lo que lo convierte en práctico e higiénico, siendo a su vez, uno de los materiales más económicos.

No obstante, la cerámica tiene un inconveniente y es que es un material frágil por lo que se puede romper con facilidad.

El suelo de cerámica encaja muy bien con el mobiliario de las cocinas más modernas.

5. Suelos de madera laminada

Es perfecto para reformar cocinas y darle una aire de modernidad, sin necesidad de hacer una gran obra ya que no es necesario retirar el pavimento viejo del suelo.

La madera laminada es un material fabricado con varias láminas pegadas y prensadas que le otorga gran resistencia a los impactos, arañazos, quemaduras, al desgaste y a los productos de limpieza.

Imitan de una forma muy conseguida diferentes tipos de madera, sin necesidad de acuchillar ni barnizar. Además, ofrecen un alto nivel de resistencia al desgaste y al impacto.

Tienen un precio económico, y con un montaje rápido y limpio. Lo podrás encontrar en una amplia oferta estética con diferentes acabados.

6. Baldosas hidráulicas

Este tipo de baldosas se empezaron a usar en en el sur de Francia a mediados del siglo XIX. Actualmente, es una tendencia en decoración en pleno auge.

Es un material que ofrece una gran variedad de colores y diseños que van perfectamente con la estética de la cocina. Se pueden encontrar en diferentes medidas y formas, desde el tradicional cuadrado hasta rectángulos y hexágonos, lo que permite crear diferentes composiciones.

Este tipo de baldosas aportan gran resistencia y solidez.

7. Suelos de piedra

Es una de las grandes apuestas en casas de estilo rústico ya que tienen una belleza natural que aportan profundidad al espacio.

Además, es un material atemporal y elegante que siempre despierta elegancia y pulcritud. Si nos decantamos por este material debemos saber que es muy duradero y su mantenimiento es muy fácil y sencillo. Como en los casos anteriores, también se puede utilizar calefacción radial ya que es muy buen conductor.

No obstante, la piedra en sí, es muy fría y muy dura en el caso de que no cuentes con calefacción. Las superficies suelen ser irregulares y difíciles de limpiar.

Cocina con suelo de piedra.

8. Suelos de linóleo y vinilo

La gran diferencia es que el linóleo es completamente natural, mientras que el vinilo es un producto sintético. Ambos son impermeables y resistentes a la abrasión y al desgaste.
En el caso del linóleo, podemos decir que es la opción más ecológica de todas las que hemos citado. Es un material respetuoso con el medio ambiente ya que está hecho con materiales naturales: aceite de linaza, harina de madera reciclada, polvo de corcho, piedra caliza, pigmentos minerales y yute.

Lo podemos encontrar en una amplia gama de colores y diseños. Una de las opciones de estampados más utilizadas es la que simula el aspecto del mármol.

Además es muy cálido y es perfecto para las personas con alergias porque no contiene ácaros del polvo. Sin embargo, para colocarlo debes pedir la ayuda de un profesional ya que su instalación es bastante complicada.

Tanto el linóleo como el vinilo son materiales muy distintos pero van muy bien en las cocinas. Lo bueno del vinilo es que su precio es más asequible y su instalación es similar.

9. Hormigón pulido

Este tipo de material aporta una imagen muy moderna y vanguardista. Va muy bien si tienes una casa estilo industrial, o si solo quieres destacar la cocina del resto de ambientes.

El hormigón es muy resistente y dura mucho tiempo en perfectas condiciones. Posee grandes cualidades térmicas, ya que absorbe el calor durante el día y lo libera durante la noche. Lo podemos encontrar en varios colores y es muy fácil de mantener.

Si decimos incluirlo en nuestra cocina, debemos saber que es un material flexible y puede resultar resbaladizo.

Cocina con el suelo de hormigón pulido en gris (color natural)

10. Caucho

El caucho ofrece una superficie lisa y suave. Es un suelo muy agradecido.

Además, es fuerte, cálido y duradero. Lo podemos encontrar en una gran variedad de colores y diseños. Es muy fácil de limpiar y no es poroso. Todo esto lo convierte en uno de los suelos más completos e higiénicos.

 

Te puede gustar