Ventajas de una cocina abierta

Arantza Martín · 23 febrero, 2019
Cada día en más hogares se implanta la cocina americana, abriéndose paso hacia el salón o el comedor. Te mostramos todas sus ventajas.

La división de las casas con el paso del tiempo ha ido evolucionando. Tanto es así, que hasta hace unos años era impensable el tener una cocina abierta, unida a otro espacio de la casa.

En la actualidad, este concepto de unión se utiliza tanto en casas modernas, como en aquellas en las que es necesario ganar un poco de espacio al no contar con muchos metros. Aunque muchas personas siguen siendo reacias a este tipo de estructuras, a continuación te mostramos las ventajas de la cocina abierta.

1. Más amplitud de espacio con una cocina abierta

Isla de cocina.

El no tener tabiques, paredes, ni construcciones que separen dos habitaciones hará que ganes espacio y que esta zona de la casa parezca más amplia que con la separación. Lo más importante a la hora de contar con un espacio abierto e inclusivo es delimitar bien las zonas. Aunque se tenga todo en el mismo espacio, cada uno debe estar bien especificado. Esto lo haremos a través de la decoración.

Existe la posibilidad de colocar el sofá del salón como una pequeña barrera para delimitar donde comienza el salón y termina la zona de la cocina, además de poder tener una alfombra par el salón. De la misma manera, dependiendo del espacio con el que contemos, podremos utilizar la mesa para comer, pues con la apertura, únicamente necesitaremos una para todo el espacio, de barrera igual que el sofá.

2. Posibilidad de tener más luz natural

Separar el salón, comedor y cocina.

Una de las ventajas más importantes, y que notarás mucho en tus facturas, será la posibilidad de tener más luz natural. Las paredes o tabiques en muchas ocasiones reducen mucho la luz natural que entra en las casas al no dejarla pasar a otros espacios. Con una cocina abierta al salón, esto no ocurrirá y podrás disfrutar de mucha más luz natural.

Esto hará que la cocina se vea mucho más amplia y luminosa, pues la luz natural es la sensación que produce cuando entra de forma potente en las habitaciones.

3. Favorece la comunicación

cocina nórdica

Aunque pueda parecer un aspecto sin importancia, una cocina abierta favorece la comunicación entre la familia. Esto ocurre porque todos os encontraréis en ocasiones en el mismo espacio, aunque podréis estar realizando diferentes tareas.

Además, esto favorecerá también la conversación cuando decidas traer invitados a cenar y tengas que estar utilizando la cocina. No tendrás que aislarte de las conversaciones e incluirte después cada vez que entres y salgas.

4. Ideales para casas pequeñas

Cocina nórdica con iluminación suave

Si tienes una casa pequeña en la que los distintos espacios se ven muy reducidos, tendrás dificultades incluso para moverte en ellos. En estos casos, una cocina abierta es la mejor solución. Ganarás espacio y movilidad para poder cocinar y trabajar en este espacio sin que nada ni nadie te moleste. Con la fusión del salón y la cocina, la casa parecerá más grande por la eliminación de los tabiques.

5. Reduce los tiempos de las tareas

Cocina Mid Century.

Como se suele decir, el tiempo es oro. Y por eso no lo debemos perder en tareas del hogar. Nos referimos a que sin la necesidad de puertas que abrir o cerrar, o paredes que esquivar, los tiempos de las tareas se reducirán.

Esto es una ventaja también para las familias con niños, pues la cocina no es un espacio de la casa en el que los más pequeños deban estar por los peligros que conlleva. De esta manera, podrás estar trabajando en la cocina a la misma vez que los niños están en el salón realizando sus tareas o actividades.

Estas son las ventajas que una cocina abierta te puede ofrecer. Ganarás calidad de vida, luz natural y más amplitud en casa. Después de conocerlas, solo tienes que decidir qué tipo de estilo de vida y estructura de casa es la más conveniente para ti, o para tu familia, y elegirla.