3 ideas para tener un minibar en casa

Estefany Hurtado · 4 abril, 2018
Un minibar no solamente está en las películas, puedes tener uno en tu casa y te enseñamos cómo.

Un minibar en casa es un espacio en el que poder relajarnos después de un largo día de trabajo o de clases.

Nuestra casa no solo es una estructura donde llevamos a cabo nuestra vida, comer, dormir, etc. Debe ser también un lugar en el que podamos disfrutar de una buena bebida en compañía de nuestros seres queridos o amigos o simplemente solos.

A menudo se piensa que para que una casa tenga un lugar de relax, reunión y diversión debe tener un jardín con piscina o una terraza. Claro, esto puede ser así dependiendo de los gustos y tipo de familia.

Sin embargo, también existen otras posibilidades para hacer de tu casa un lugar en el cual disfrutar y no siempre tenemos la posibilidad de contar con un amplio jardín o una gran terraza.

Un minibar en casa se convierte en una excelente opción de crear un nuevo espacio de recreación. Además, animará bastante las cenas familiares o con amigos.

En el artículo de hoy te damos 3 ideas para tener un minibar en casa.

¿Qué es un minibar?

Por definición un minibar es un bar pequeño que suele tener trenes o que un empleado lleva en un carrito.

Otra definición es la de un pequeño refrigerador que tienen las habitaciones de los hoteles con algunas bebidas y pequeños alimentos.

Como vemos, la idea fundamental del minibar, y como su propia palabra indica, es algo pequeño. No llega a ser como un establecimiento.

Se trata de tener un espacio con nuestras bebidas favoritas para que a cualquier hora del día podamos ir a un solo lugar y allí encontrar todo.

A menudo tenemos las bebidas en un armario, las copas o vasos en otro, los complementos como posavasos, sacacorchos, etc. en otro.

El concepto de minibar consiste en concentrar en un solo lugar, ya sea fijo o móvil (carrito), todos los elementos necesarios para elaborar una copa.

Carrito camarera en dorado a modo de minibar.

¿Cómo tener un minibar en casa?

Para tener un minibar no es necesario contar con muchos metros. De hecho, tú eliges el tamaño de tu minibar en casa en función de las dimensiones del lugar donde lo vas a situar.

Así que lo primero que debes decidir es dónde vas a poner el minibar.

Habitualmente los solemos ver en el salón. Sin embargo pueden estar integrados en la cocina, en el hueco de la escalera, en la terraza, el jardín o en un espacio dedicado únicamente para él.

Después de elegir el lugar debes decidir qué tipo de minibar quieres.

Principalmente existen tres tipos:

  • Mueble: aparador, vitrina, etc.
  • Carrito camarera: permite la movilidad.
  • De obra: son los más grandes y conllevan más trabajo. A menudo necesitan una obra para poder tenerlos ya que constan de una barra, fregadero, grifo, etc. También son los más completos.

Ahora sí, vamos con las 3 ideas para tener un minibar en casa.

Carrito camarera de mimbre.

Discreto

Los minibar discretos son perfectos para aquellos a quienes les gusta mucho el orden y que no haya cosas visibles en su salón o cocina.

Se trata de colocar el minibar en un mueble con baldas y puertas para guardar todo.

Si te gusta lo discreto seguramente eres amante de lo sencillo y de las lineas limpias. En ese caso puedes optar por un mueble de diseño nórdico o minimalista. Aunque también puedes dar el toque de atención con un mueble de otro estilo.

Puedes aprovechar la parte superior para colocar algunos elementos decorativos.

Minibar en casa escondido tras un mueble.

Carrito camarera

Los minibar en carritos camarera nos recuerda a los trenes de época en los que los camareros iban por todo el vagón ofreciendo bebidas.

Es una opción que nos encanta por lo multifuncional que es, ya que lo mismo lo puedes tener en salón que en la terraza o cualquier otra estancia de la casa debido a que la mayoría son móviles.

Hay de diferentes tamaños y diseños.

Desde los más sencillos a los que tienen incluso para colgar las copas o almacenar las botellas de vino.

Carrito camarera fijo como minibar

Ante la falta de espacio… ¡sé creativo!

Si no te sobra por ningún lado un rinconcito para colocar un minibar en un mueble o aparador o en un carrito camarera, que no cunda el pánico porque hay más soluciones. Eso sí, necesitarás ser muy creativo y recursivo.

Puedes colocar tu minibar sobre una bandeja. Funcionan muy bien las bandejas con aire antiguo bien de plata o bronce o incluso cobre. Pásate por alguna tienda vintage o de segunda mano y seguro que encuentras alguna que te encante.

La bandeja también puede ser de madera o de cualquier otro material que te guste.

Otra opción es colocar tu minibar en una maleta antigua. Sí, has leído bien, una maleta antigua.

Esta idea esta llena de estilo y personalidad y es ideal para ambientes vintage.

Solo tienes que encontrar una maleta antigua que no esté en muy mal estado y ¡listo! colócala sobre algún mueble del salón abierta y con tus bebidas favoritas en el interior.

Bandeja minibar.

Conclusión

Como ves, existen diferentes opciones para tener un minibar en casa. Evidentemente hay muchas más, sin embargo hemos querido reunir en este artículo nuestras tres favoritas y fáciles de llevar a cabo.

No olvides que para que tu minibar esté completo debes incluir en él:

  • Diferentes vasos y copas en función de las bebidas.
  • Sacacorchos.
  • Cubertería.
  • Posavasos.
  • Especias para el Gin Tonic.
  • Servilletas pequeñas.