¿Comemos? Ideas para decorar la mesa

Mónica Heras Berigüete · 28 febrero, 2019
Si eres un amante de los detalles, no puedes perderte nuestros consejos para decorar la mesa y comer con mucho estilo.

A la hora de comer, no es lo mismo sentarse en una mesa cualquiera que en una llena de detalles. Por eso, hoy te traemos un montón de ideas para decorar la mesa y que los sentidos se llenen de colores, olores, texturas y sabores. ¿Nos acompañas?

Detalles que no pueden faltar para decorar la mesa

Independientemente del estilo que tengas en casa, hay elementos que no pueden faltar a la hora de poner una mesa especial. Toma nota.

El mantel

Mantel azul para mesa.

Este es el primero que debe aparecer en escena. Su protagonismo es algo sutil, puesto que puede pasar desapercibido cuando hace bien su papel, o echar a perder el resto de la decoración. Debes tener en cuenta la paleta cromática que vas a utilizar en el resto de elementos, como la vajilla, los vasos y las flores. De esta forma, podrás crear armonía y una unidad a la hora de decorar la mesa.

Se llevan mucho los caminos de mesa en el centro, especialmente si tu mesa es rectangular. Esta zona suele estar reservada para el pan o los adornos florales. Te recomendamos que el mantel sea liso, y el camino con algún estampado más alegre.

Los bajoplatos

Bajoplatos mesa.

Si vas a crear una mesa especial, cada detalle cuenta. Los bajoplatos añaden un toque muy elegante, sea cuál sea el material que elijas. Los de fibra natural quedan preciosos y crean una atmósfera más bohemia y desenfadada. Los de madera son ideales para ambientes nórdicos, y los metálicos para los amantes del estilo industrial.

La vajilla

Vajilla para mesa, platos y vasos.

Esta sin duda es el epicentro de la mesa. Una vajilla es clave a la hora de darle personalidad a una mesa y existen un montón de opciones para lograr tu cometido. La cerámica de autor se ha convertido en el must have de los últimos años, y aquí te dejamos un artículo para que veas algunos de nuestros artesanos favoritos.

Se llevan los platos en varios colores, incluso combinando estilos y estampados, descoordinados. Pero también triunfan las piezas más orgánicas llenas de imperfecciones propias de su unicidad, que le darán un aire muy acogedor a tu mesa. De su elección dependerá el mantel que elijas, y ha de ser la que mande sobre el resto de piezas.

La cristalería y la cubertería

Vasos de colores.

Tener una cristalería especial dedicada a las ocasiones de celebración es un acierto total. Opta por poner un poco de color en los vasos y copas, es una de las últimas tendencias y quedan chulísimas. Si eres más clásico, elige una cristalería sencilla que pueda combinar con cualquier mantel y que se adapte al estilo que elijas en cada ocasión.

En cuanto a los cubiertos, los dorados también están marcando la pauta en lo que a mesas festivas se refiere. ¡Atrévete! A nosotros nos chiflan.

Toques de naturaleza

Centro de mesa con flores.

Aquí hay muchas opciones, pero no prescindas de poner plantas o flores. De entre las ideas para decorar la mesa, esta es una de las que aporta un efecto muy rápido y explosivo.

Puedes poner un camino que atraviese la mesa de hojas y flores, colocar pequeños jarrones que acompañen a cada comensal o uno grande al centro. Solo ten dos cosas en cuenta: que no entorpezcan la comunicación o el acceso a la comida, y que no tengan olor. De esta forma no se mezclará con el de los alimentos, podría resultar bastante molesto.

La iluminación

Bandeja como centro de mesa.

Deberás cuidar que sea suave pero no demasiado tenue, a nadie le gusta comer a oscuras. Puedes poner velas decorativas, pero bajo el mismo principio de las flores, que no huelan. Le dará un ambiente muy íntimo a la velada.

El detalle perfecto

Jabones artesanales.

De entre todas estas ideas para decorar la mesa, hay una que hará que tus invitados se vayan con el mejor sabor de boca. Pon en cada lugar un pequeño regalo personalizado. Pueden ser macetitas con un cactus, una bolsa de chocolates, un jabón artesanal, una vela, o ese jarroncito con flores que los acompañó durante la comida. Es una forma de tenerlos en cuenta y de agradecerles su presencia en tu mesa.

Lo más importante es lograr dar armonía a través de las formas, los materiales y los colores, salpicando con detalles personales la mesa. De esta forma, conseguirás una comida perfecta más allá del menú que elijas. ¡Buen provecho!