Cómo decorar con una mecedora

Daniela Castro · 26 octubre, 2018
Decorar con una mecedora es hacer un espacio dedicado a la relajación. En todas sus variedades, este mueble resulta confortable e ideal para complementar la decoración.

Las mecedoras son sillas cómodas, de diseño original, que han formado parte de la decoración de los hogares desde hace muchas décadas. Se pueden utilizar tanto en interiores como exteriores, y son ideales para relajarse. ¿Quieres saber cómo decorar con una mecedora?

Aunque la etapa de gloria de este clásico de la decoración ha pasado, hoy en día muchos las siguen prefiriendo como complemento para salones, habitaciones o terrazas. De hecho, aún se consiguen con facilidad en tiendas de muebles, desde su diseño original, hasta variedades de estilos modernos.

Si le estás dando un estilo vintage, veraniego o clásico a tu casa, entonces te interesa saber cómo decorar con una mecedora. Descubre a continuación en qué formas las encuentras y cómo les puedes sacar provecho. ¡No te lo pierdas!

Tipos de mecedoras que debes conocer

Las mecedoras son sillas elaboradas con madera o hierro, cuyos pies son curvados. Esta característica en particular permite sentarse como en cualquier silla normal, pero meciéndose de adelante hacia atrás. Son perfectas para sentarse a leer, ver la televisión, bordar, echar la siesta, entre otros.

Mecedora de madera.

El diseño tradicional de las abuelas sigue siendo uno de los favoritos a la hora de elegir estas sillas; sin embargo, hoy en día las hay en otros estilos. A continuación repasamos los distintos tipos.

Mecedora tradicional

Como muchos lo han de suponer, se trata de las mecedoras antiguas. Suelen estar fabricadas en material de madera y sus pies suelen ser rectos, tipo esquí. Ideal para aquellos que quieren algo vintage si tienen suficiente espacio para ubicarla.

Mecedora reclinable

Para decorar con una mecedora puedes elegir las de tipo reclinable. Suelen ser más costosas que las versiones tradicionales, pero cuentan con características adicionales: por ejemplo, se puede sacar un soporte para pies, ajustar el asiento en la espalda y disfrutar de un cómodo tapizado.

Mecedora butaca

Este diseño está recomendado solo para la decoración de interiores. Su gran ventaja es que son más cómodas que las clásicas, ya que no requieren que se les ponga un cojín o similares. Su diseño es moderno y va muy bien en los salones.

Mecedora butaca.

Mecedora giratoria

Tiene la capacidad de girar por completo sobre su eje. Gracias a esa peculiaridad, es ideal para ponerse en cualquier lugar en todo momento. Por ejemplo, si se ubica para leer un libro, después se puede girar para ver televisión.

Mecedora de media luna

Es una de las mejores opciones para quienes gustan de la decoración vanguardista y moderna. Es un diseño simple que viene elaborado en madera, con un cómodo acolchado. Se recomienda para descansar o tomar una siesta.

Mecedora para parejas

La mayoría de mecedoras están diseñadas para una persona. Sin embargo, considerando que muchos desean espacios románticos en casa, los diseñadores han optado por hacer versiones modernas para dos personas.

Recomendaciones para decorar con una mecedora

Mecedora de exterior.

La idea de decorar con una mecedora puede innovar algunos de los espacios del hogar. Estas son ideales para sitios como los dormitorios, el salón principal o los exteriores como el jardín o terraza. Después de elegir el diseño preferido, se pueden tener en cuenta estos consejos:

  • Si decides ubicarla en el salón, busca una zona estratégica en la que reciba luz natural. Esto permite disfrutar con más comodidad de actividades como leer, coser o dar el pecho al bebé.
  • Si en casa tienes una chimenea, ubícala cerca de esta. Para hacerla más confortable, decórala con cojines y mantas suaves.
  • En el dormitorio se puede poner en un rincón especial dedicado al descanso y la lectura. Lo ideal es no saturarla demasiado para que genere un ambiente armonioso con el resto de los muebles.
  • Para decorar con una mecedora los espacios exteriores es primordial elegir un material apropiado. Hay que tener en cuenta que probablemente estará expuesta a los rayos del sol y la lluvia. La madera es un buen material, pero se puede deteriorar por la humedad. El hierro, por su parte, se puede oxidar. Una buena alternativa en estos casos son las fabricadas en mimbre.
  • Asegúrate de crear un buen contraste entre el color de la mecedora y los demás muebles. Evita usar una mecedora clásica si el resto de la decoración es moderna. Si optas por un estilo vintage, una mecedora de madera es perfecta. Si apuestas a una rústica, usa una sin restaurar.

Decorar con una mecedora te permite tener un mueble pensado en tu comodidad. Por eso, es importante saber adaptarla para que cumpla su función. ¿Te animas a integrarla en tu casa? Decórala a tu gusto.