Diseño de interiores de oficinas coworking

María Pilar Gimeno Landa · 14 enero, 2019
Los espacios de trabajo comunes están creciendo enormemente en nuestro país. Debemos saber qué necesidades tienen y cómo sacarle el máximo partido.

Las oficinas coworking son un espacio cada vez más utilizado por los jóvenes emprendedores. Son perfectas para estar en contacto con otras personas que están en la misma situación y para ahorrar costes.

Este tipo de lugares de trabajo surgieron en Estados Unidos en la década de los 90 y actualmente se han extendido alrededor del mundo. A continuación, te explicamos paso a paso cómo debes realizar el diseño de interiores de este tipo de espacios.

Divide el espacio en secciones

Pizarras de anuncios para tu oficina.

Lo primero que hay que decidir a la hora de diseñar un espacio de coworking son los espacios que va a haber en la zona. Es importante dividir el espacio en función de las necesidades de los emprendedores y del área en la que trabajen. A continuación, te explicamos cuáles son las secciones básicas que debe tener toda oficina coworking.

  • Áreas de trabajo. El corazón de toda oficina coworking debe ser el área de trabajo. Esta debe ocupar la parte más importante de todo el espacio. También hay que tener en cuenta que los trabajadores necesitan privacidad para desarrollar su trabajo y al mismo tiempo estar en contacto con otros profesionales de la sala. Más adelante, detallamos cómo debe estar distribuida esta zona de la oficina.
Descanso en la oficina.

  • Zona de reuniones. Lo habitual es que sea común para todos los emprendedores que trabajan en la zona de coworking. Debe ser un espacio amplio, con una gran mesa y sillas para poder desarrollar las reuniones de forma cómoda. Además, sería interesante que contara con otros elementos, tales como un proyector o una pequeña nevera.
Mampara de cristal.

  • Zona de descanso. Esta zona también es común para todos los trabajadores y está destinada a los momentos de descanso y liberación de estrés. Debe estar equipada con una máquina de café, bebidas y snacks. Para que los trabajadores descansen, pueden colocarse banquetas con mesas altas o varios sofás.
Zona de descanso coworking.

  • Baño. Es importante que el baño sea un espacio amplio y adaptado a las personas con movilidad reducida. Hoy en día, es fundamental crear espacios lo más accesibles posibles para que todo el mundo pueda acceder el edificio.
Baños en las oficinas.

Además, se pueden crear otras zonas, tales como un taller, un almacén, parking o un trastero. Estas zonas dependerán del área en la que trabajen los emprendedores.

Privacidad y contacto con el resto en oficinas coworking

Sala de reuniones coworking.

Quizá, lo más difícil a la hora de diseñar un espacio de coworking es encontrar el límite entre privacidad y contacto con el resto de profesionales. Cada uno de los emprendedores necesitará su propio espacio para trabajar. Como todos sabemos, es imposible trabajar si no se cuenta con un espacio adecuado y hay ruidos.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que los emprendedores tienen que estar en contacto unos con otros para que su trabajo sea más sencillo y encuentren una rápida solución a sus problemas.

Para ello, lo mejor es dividir a los emprendedores en diferentes secciones, respondiendo al área en la que trabajen. Además, cada trabajador debe contar con un separador opaco o traslúcido que le aporte privacidad. Es importante que los espacios individuales no sean cerrados, para no crear sensación de aislamiento.

También hay que tener en cuenta que las áreas comunes son las perfectas aliadas para lograr el contacto con el resto de profesionales. Para que sea más intensa, se pueden crear varias salas en las que poder reunirse de una forma más informal que en la sala de reuniones.

Iluminación  y mobiliario funcional

Iluminación natural en un espacio coworking.

Las oficinas coworking son, ante todo, un lugar de trabajo. Como tal, deben ser funcionales y luminosas. Cada uno de los espacios de trabajo debe contar con mesas amplias en las que poder trabajar cómodamente y sillas de oficina. Además, es importante que estén bien iluminadas para trabajar con luz natural.

También es imprescindible contar con elementos de almacenaje, tales como estanterías o archivadores. Aunque cada vez se generan menos documentos en papel, siempre será necesario seguir imprimiendo algunos de ellos y tenerlos correctamente ordenados.

Ahora que ya conoces cuáles deben ser las características principales de las oficinas coworking, tan solo tienes que llevarlas a cabo. Nuestro consejo es que planifiques detalladamente los espacios antes de llevar a cabo las ideas.