Diseño de los gimnasios bioclimáticos

Mónica Heras Berigüete · 6 febrero, 2019
¿Conoces los gimnasios bioclimáticos? Respetuosos con el medio ambiente, sostenibles y aprovechan al máximo los recursos. ¿Quieres saber más?

Desde hace ya varios años, la arquitectura bioclimática se ha ido haciendo un hueco en las construcciones de las grandes ciudades. Tanto es así, que una nueva tendencia son los gimnasios bioclimáticos y de ellos queremos hablarte en esta ocasión.

¿Qué es la arquitectura bioclimática?

Arquitectura bioclimática.

“La arquitectura bioclimática consiste en el diseño de edificios teniendo en cuenta las condiciones climáticas, aprovechando los recursos disponibles (sol, vegetación, lluvia, vientos) para disminuir los impactos ambientales, intentando reducir los consumos de energía.”

Este tipo de arquitectura, va ligada a todos los procedimientos ecológicos y de bioconstrucción, tanto en lo que a los materiales que se utilizan, como a los procesos de construcción. Es indispensable por lo tanto, el uso de materiales no tóxicos y abalados por los organismos correspondientes, una construcción sostenible y que garantice el confort para sus inquilinos, al tiempo que se compromete con una baja emisión de contaminantes.

Este tipo de construcciones bioclimáticas, supone un ahorro en el consumo de los recursos naturales y, por lo tanto también de la economía.

¿Cuáles son las principales características de la construcción bioclimática?

Construcción bioclimática.

  • La orientación debe ser de acuerdo a la posición del sol. Así se aprovecha al máximo la luz natural.
  • Dependiendo de la región en la que esté la construcción, es posible que se necesite de cristales que protejan de la radiación solar.
  • Debe incluir aislamiento térmico. Los muros gruesos o enterrar los edificios, son algunas de las técnicas que se emplean para lograrlo. De esta forma se retiene el calor en invierno y se mantiene aislado de él en el verano. Esto se traduce en menos uso de sistemas de calor o de aire acondicionado.
  • Para mantener los espacios ventilados y sanos, se utiliza la ventilación cruzada.
  • Los materiales. Siempre deben ser naturales, renovables y que sean lo más cercano posibles a la zona en la que se construye. De este modo, se reduce al máximo la contaminación medioambiental. La madera y la piedra son indispensables y dependerá de la que se de en la región y se adecúa a los requerimientos de construcción.
  • Reciclar los residuos lo máximo posible. La basura puede ser compost para los jardines, el agua de la ducha se puede utilizar como riego, etc.
  • Elegir colores claros que reflejen la luz y que de este modo, eviten un consumo excesivo de energía

Algunos ejemplos de gimnasios bioclimáticos

Si hablamos de espacios que gastan tantos recursos como lo son los gimnasios, no es de extrañar que sea un opción muy acertada contar con una arquitectura bioclimática. Si bien es cierto que en un principio pueden resultar más costoso y necesitar una mayor inversión, la recuperación de la misma es más rápida y las ganancias más altas, ya que los gastos se reducen notablemente.

Para la construcción de gimnasios bioclimáticos habría que tomar en cuenta los principios básicos de este tipo de arquitectura. Existen varios gimnasios bioclimáticos en el mundo:

En Australia

Gimnasio bioclimático.
Gimnasio bioclimático / arquitecturaenacero.org

El Gimnasio de Milson Island está ubicado en el estado Australiano de New South Wales. Esta isla fue utilizada como hospital y como cárcel. Ahora es un centro recreativo para jóvenes que busca fomentar la salud a todos los niveles.

Su estructura de acero encaja en el entorno natural gracias a los marcos de madera y al acristalamiento ininterrumpido entre el suelo y los 1.2 metros de altura. Esto permite contemplar el paisaje exterior.

Su forma curva, tiene que ver con el principio de ventilación natural. La luz entra por las ventanas de cubierta, así como por el acristalamiento.

En México

Gimnasio bioclimático en México.

Esquema donde surgen las ideas, fue el despacho encargado de diseñar uno de los pocos gimnasios bioclimáticos que hay. Está ubicado en Chiapas, México y se inspira en el ADN humano.

El edificio se divide en tres niveles, que son los mismo que ayudan a mantener el ADN saludable. En la planta baja se trabaja el yo interior con clases de yoga, pilates y un spa para promover la relajación.

En la segunda planta se trabaja la Fuerza y ahí puedes encontrar la maquinaria para ejercitar los músculos, los cardiovasculares, pesas, etc. Finalmente, el tercer nivel representa la vida sana, donde se sirven jugos naturales y orgánicos. También todo tipo de alimentos saludables cultivados en este gimnasio bioclimático.

Como ves, la construcción sostenible forma parte de nuestra realidad y los gimnasios bioclimáticos pueden aplicarse y crear conceptos nuevos y respetuosos con el medio.