Espejos decorativos para el recibidor

Francisco 18 marzo, 2018
Sorprende a tus invitados con un recibidor en el que el principal protagonista sea el espejo.

Un espejo en el recibidor es una pieza fundamental. En él nos vemos, nos atusamos, echamos un último vistazo antes de salir a hacer vida social; pero, ¿cuál es el mejor estilo? Veamos ejemplos de espejos decorativos para el recibidor.

Por supuesto, existen múltiples formas y diseños; por eso, es imprescindible que ajustemos correctamente el modelo al estilo del hogar.

El recibidor se configura como el primer espacio que nos informa de cuál es el diseño de la casa y qué podremos encontrarnos en el resto de habitaciones.

A continuación, presentamos diferentes ideas que pueden resultarte útiles.

Diseño funcional

No se puede obviar la importancia de un espejo en el recibidor. Conlleva un sentido funcional, pero también podemos otorgarle el mismo carácter al diseño del mismo.

Esta gama de espejos son de línea sencilla, manteniendo el equilibrio y la forma bien perfilada. No son extravagantes ni ostentosos, sino que cumplen una simple función.

La finalidad decorativa la cumple, pero el estilo no es ostentoso. ¿Cuáles serían las características principales? Existen diferentes tipos:

  • Formas geométricas: rectángulo, cuadrado, círculo, etc.
  • Marco: sencillo, sin ningún recurso detallista que ejerza atracción visual.
  • Sin marco: espejo simple, sin encuadre y en el que únicamente cristal.
  • Tamaño: existen tanto grandes como pequeños.

Simple e interesante, así es el diseño funcional.

Espejo blanco cuadrado de estilo sencillo.

Estilo galante

Si se desea aplicar un tratamiento más clásico, rococó o elegante, podemos resumir estos conceptos en un solo estilo: galante.

¿De qué manera podemos trabajar este diseño? Los espejos se convierten en un centro de atención, mucho más de lo que pueden la contraposición a estos que son los de estilo funcional.

Los marcos que enmarcan estos espejos poseen formas sinuosas y con perfiles mucho más extravagantes. Sin duda, pueden recordar al estilo barroco francés.

Para decorarlo, se puede escoger aquel que posea color dorado o plateado; de esta manera, el efecto de brillantez y suntuosidad queda patente en el modelado. Se configura como si fuera una escultura.

¿Qué motivos decorativos pueden tener? Veamos algunos casos:

  • Guirnaldas
  • Motivos florales
  • Formas geométricas
  • Líneas sinuosas

Estilo contemporáneo

Este estilo ofrece múltiples posibilidades. En sintonía con el arte contemporáneo, los espejos de esta sección muestran diversas cualidades que rompen los moldes a los que estamos habituados.

¿De qué manera podemos encontrar espejos de estilo contemporáneo? Comentamos algunos ejemplos:

  • Ruptura de formas: un espejo puede dividirse en varias partes, es decir, que no exista uniformidad, sino que haya diversidad.
  • Descomposición: la estructura se descompone, no existe una superficie lisa continua, sino ruptura de la forma habitual.
  • Gotas: simulación de gotas de agua; son círculos de diferentes tamaños. El espejo pierde la funcionalidad.
  • Espejo con marcos originales: un marco puede poseer múltiples formas y puede trabajarse según le convenga al diseñador.
  • Efectos ópticos: el marco puede poseer un efecto sobre el ojo y atraer en mayor medida la atención de las personas.
Recibidor contemporáneo con mucha luz y un pasillo largo a continuación

Modernismo

El estilo moderno surge a finales del siglo XIX. Las ideas que se plantean desde entonces han estado presentes en el arte y, por supuesto, en el mundo del interiorismo.

El uso de recursos vegetales y formas sinuosas demuestran un contenido dinámico, elegante y, a la vez, innovador. El gusto estético que ofrece resulta muy original.

Es posible que este estilo artístico atraiga la mirada del espectador, pero no por ser algo diferente como podría ser un espejo contemporáneo, sino por la delicadeza y finura de su tratamiento.

¿Qué tipos podemos encontrar? Línea recta y curva, muy sutil y con formas circulares e irregulares.

Geometrías

Los espejos, por norma general, ofrecen una forma geométrica. Estos son los tipos que normalmente se venden en el mercado:

  • Cuadrado
  • Rectángulo
  • Círculo
  • Óvalo

Dependiendo del sentido que pretendamos transmitir, conviente aplicar una forma u otra. Escoger el espejo perfecto puede ayudar a sentirnos mejor cada vez que entremos en casa.

Un espejo cuadrangular o rectangular, genera una sensación de estabilidad, rectitud, racionalidad y orden. Permite encajar perfectamente con cualquier tipo de diseño o estilo de recibidor.

En cambio, un espejo circular o curvo, genera dinamismo, sensación de cerramiento y direcciona la mirada mejor hacia nuestro rostro cada vez que nos miramos en el espejo.

Por tanto, ¿que hay que evitar? Los espejos triangulares, trapezoidales o con formas que generen tensión.

Espejo de forja circular para recibidor

Conclusión

Evidentemente, existen más tipos de espejos de los que se han visto en este artículo. Sin embargo, a grandes rasgos, estos son los modelos más interesantes que pueden encajar a la perfección en tu recibidor.

Recuerda que un buen espejo puede ayudar a generar buenas sensaciones a simple vista. Sorprende a tus invitados con arte y estilo.

Te puede gustar