El estilo mexicano: colorido y vibrante

Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Su carácter pintoresco se conforma por la combinación de colores vibrantes, materiales de distintos tipos y diseños llamativos.
 

La aplicación de un toque exótico al hogar puede realizarse desde distintas vertientes. Una de ellas es el estilo mexicano: colorido y vibrante, pero sobre todo con fuerza, pasión y un ligero toque de vehemencia y furor.

Generalmente, tendemos a combinar colores y recursos que no resulten demasiado estridentes. Solemos emplear tonos neutros, sencillos y apagados cuando no queremos arriesgar; sin embargo ¿por qué no ofrecer un carácter más picante a la decoración?

Es momento de emprender y buscar nuevos horizontes; no debemos anclarnos en los prototipos ya conocidos. Hay que innovar y encontrar otras formulaciones que nos permitan dinamizar los interiores; por eso, vamos a estudiar este estilo, sus cualidades y todo lo que nos puede aportar.

El color dentro del estilo mexicano

Estilo mexicano
Imagen: pinterest.es

Este estilo se caracteriza por ser muy colorido. Transmite viveza y actividad ya que se emplean tonos vibrantes que estimulan nuestros sentidos y alcanzan cierto grado de estridencia según las gamas empleadas.

La combinación no llega a ser estudiada con detallismo sino que, más bien, se produce una confrontación entre la decoración. Hay que tener cuidado de no caer en una saturación cromática demasiado exagerada ya que los colores empleados dan pie a ello.

 

Los naranjas pueden relacionarse con los azules, los amarillos con los verdes, los rosas con los rojos y los turquesas, etc. La mezcolanza resulta un tanto variopinta y nos abre distintos caminos creativos; incluso, que los colores fríos dialoguen con los cálidos y los chillones, aplicándose todo tipo de matices.

El estilo mexicano nos transporta hacia la extravagancia.

5 recursos decorativos para el estilo mexicano

Cómo decoran en México
Imagen: pinterest.es

A la hora de trabajar los interiores, debemos conocer qué elementos pueden ser útiles para personalizar y seguir una línea más tropical. Veamos a continuación los 5 recursos que mejor definen este estilo:

  1. El sofá es uno de los recursos principales a trabajar. En este caso, conviene que sea de tipología estándar y sin demasiada altura, con un color neutro para después cubrirlo con una manta de rayas o con cojines de colores y estampados.
  2. La tapicería de los asientos, tales como butacas o sillas, puede ser de colores intensos y vibrantes, con estampados llamativos de vegetales, líneas o diseños geométricos.
  3. Los armarios y cómodas deben ofrecer cierta sencillez en la forma; sin embargo, la peculiaridad se encuentra en la estética externa donde predominan las tonalidades fuertes (azules, verdes, rojos, amarillos…) y los dibujos que reflejen carácter orgánico y campestre.
  4. El uso de la madera es muy recurrente si se aplica en el suelo y el mobiliario. En el primero, conviene que ofrezca cierto aspecto desgastado o anticuado, mientras que, para el segundo, puede decorarse con pinturas y otros diseños singulares.
  5. Las plantas de interior son otro de los componentes indispensables. Para lorar un ambiente exótico, el aporte natural no puede faltar. Las enredaderas, los helechos, las palmeras y las orquídeas son vegetales que nos ayudan a darle frescura a la atmósfera.
 

Alfombras y cortinas de estilo mexicano

Textiles
Imagen: pinterest.es

Hay que hacer mención especial a los recursos de tela que nos recuerdan a los trabajos artesanales. Es aquí donde se aplican todo tipo de colores y estampados llamativos.

Por un lado, las alfombras pueden ser de gran tamaño y situarse en cualquier punto central de la habitación. Suelen tener líneas y formas geométricas de distintos colores, produciendo una clara profusión cromática similar a la presente en los trabajos manuales de los antiguos indígenas.

Por otro lado, las cortinas guardan un patrón parecido. Interesa que sean traslúcidas para que pueda entrar la luz natural. Esto no quita que puedan tener diseños y dibujos llamativos con un esquema parecido a las alfombras y las tapicerías.

Este estilo presume de ser un auténtico torrente de colores.

Otros recursos a tener en cuenta

La propia estructura de la casa puede contener recursos llamativos, como son las vigas de madera que queden a la vista o, por ejemplo, el uso de capas de yeso en las paredes.

Otro de de los materiales que puede tomar presencia es el mimbre, dispuesto en asientos, mesas, marcos de espejos o lámparas, con el fin de reflejar un carácter orgánico y naturalista. La idea es que se refleje la combinación de lo natural con lo rústico.

 

Imagen principal: pinterest.es

  • Ahern, Abigail: Cómo decorar tu piso: trucos para que tu hogar se convierta en la casa de tus sueños, Océano Ambar, 2010.
0