Ideas para potenciar la personalidad de los cuadros

15 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la interiorista Goretti Ayubes
Los cuadros que decoran las paredes de tu casa pueden aportar una nota diferencial al estilo decorativo de una habitación. Si quieres sacarles el máximo partido, no dejes de leer este post.

Si quieres potenciar la personalidad de tus cuadros, presta atención a los marcos, los cristales y el paspartú que vas a utilizar, ya que contribuyen a darle el estilo definitivo a tus lienzos.

Estos elementos también son muy útiles para darle continuidad a una colección de obras de arte; eso sí, ten en cuenta que tienes que escogerlos de un mismo tipo o material.

Cuadros: un marco para cada uno

Altura al colocar cuadros.

Cuenta una leyenda que un famoso artista dijo una vez que «el marco es la recompensa del pintor». Sirve para limitar espacialmente la pintura, facilita la tarea de colgarla, la realza en su entorno y, muy importante, la protege.

La elección del marco apropiado viene dictada por una serie de factores. Vamos a darte algunas ideas para que puedas elegir el que más se adecúe a tu obra pictórica.

Ten en cuenta que un marco debe realzar el valor del cuadro, siendo fundamental también, el ambiente que rodeará a la obra de arte. Para ello, debemos fijarnos en el estilo decorativo que presenta la estancia donde irá colocado.

¿Cómo escogerlos?

Tenemos que decirte que las pinturas antiguas precisan marcos más elaborados y, en algunos casos, hasta recargados, en consonancia con la época en que fueron realizadas.

Las acuarelas admiten marcos finos, realizados en madera o en otros materiales y siempre con cristal, al igual que los dibujos al carboncillo y las pinturas al pastel.

Los óleos normalmente admiten marcos más anchos y no llevan cristal, complementándose con paspartús forrados en tela, rafia o piel. ¡Tú decides cuál te va mejor!

Marcos personalizados

Cómo decorar un marco con juguetes
Imagen: pinterest.es

Hoy en día, no hay que ser un maestro en marquetería para obtener molduras espectaculares. Con unas sencillas herramientas y algo de imaginación, nuestros marcos para fotos y cuadros serán personales y únicos.

Solo tendrás que comprar un marco de madera de cualquier tamaño, preferiblemente plano, y seguir una serie de sencillos pasos para convertirlo en una pieza única que se adapte a cualquier ambiente de tu casa.

En la habitación de los niños, quedará muy bien un marco con juguetes en miniatura pegados que le darán un toque de originalidad. También puedes hacer un marco con textura, ideal para resaltar una obra clásica. ¡Todo es probar!

Cuadros: paspartús y cristales

No solo los marcos sirven para realzar la personalidad de nuestros cuadros, veamos otros dos elementos que son claves para destacar nuestras obras de arte.

Paspartús. ¿una buena idea?

Cuándo ponerle paspartús a los cuadros
Imagen: pinterest.es

El paspartús es una orla, por lo general de cartón, que se coloca entre una pintura, dibujo o foto y el marco. Es muy habitual que tengan un ribete de color, sobre todo si se emplea lienzo, para de esta forma, acentuar el valor de la obra pictórica.

Mucha gente cree que el propósito a la hora de colocar este elemento es destacar la pieza de arte, pero realmente su finalidad es más compleja ya que lo que busca es protegerla, tanto en sus bordes como en su superficie.

El paspartú aisla la pintura o dibujo del cristal y crea una cámara de aire para que sea este, y no la obra de arte, el que absorba la humedad condensada dentro del cuadro.

La condensación es un factor importante a tener en cuenta para la buena conservación de las obras de arte; por ello, el paspartús debe ser de cartón de pH neutro. De no ser así, los colores de este, por tenues que fueran, podrían alcanzar la pintura y estropearla.

Cristales, ¿sí o no?

Cuadros con forma de aspa.

Las condiciones medioambientales que rodean un cuadro son las que determinan la utilización de un cristal en un marco. Uno de los aspectos que se debe tener en cuenta es la contaminación.

¿Mi cuadro estará colgado cerca de una ventana que dé a una calle muy transitada, o cerca de una que dé a un parque donde hay muchos insectos? Tampoco te puedes olvidar si va a estar colocado, por ejemplo, cerca de la cocina.

Si, finalmente, decidieras colocar un cristal a tu obra de arte, observa si esta va a exponerse directamente a una fuente de luz. Piensa que lo mejor será que esta llegue siempre de forma perpendicular para que no la dañe.

Opciones a la cuadros: pósteres, láminas y serigrafías

Como los pósteres y láminas suelen ser de grandes dimensiones, lo más apropiado es enmarcarlos sobre un soporte de madera o de cartón pluma y cubrirlos posteriormente con plexiglás u otro material similar que proporcione un acabado ligero.

Las serigrafías y algunos grabados de fecha reciente se pueden montar sobre el mismo papel o sobre láminas de madera ligera, protegidas también con plexiglás.

Como ves, con estas ideas, puedes darle personalidad a tus obras de arte de una forma efectiva y sencilla. ¡Ya nos cuentas…!