La cenefa: tipologías y aplicación en el hogar

29 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Dale un toque original a las paredes mediante una cenefa con la que dividir el muro y aportar un contenido significativo.

Para cambiar la decoración del hogar, debemos partir de la idea de transformación estética. Esto implica un giro rotundo desde las paredes hasta los muebles; por eso, vamos a estudiar la importancia que tiene la cenefa: tipologías y aplicación en el hogar.

El uso de este recurso se ha expandido en todos los estilos decorativos. No importa el espacio que sea ni tampoco el tipo de habitación. La cenefa tiene cabida en el hogar de forma sostenida y armónica, siempre y cuando se establezca relación con el color de los muros.

La atmósfera interna de la casa va a tener un componente realmente interesante para decorar. Además, no ocupa lugar ni tampoco genera problemas internos. Lo más importante es que ayuda a establecer un discurso estético que contribuye de forma significativa en el contenido propio del hogar.

¿Qué es la cenefa?

Azulejos con cenefa.

Quizá te hayas planteado en más de una ocasión qué es una cenefa, qué ofrece a nivel estético, y qué puede aportar en el hogar. Pues bien, la cenefa es una banda horizontal o vertical que puede tener representaciones figurativas o geométricas, además de colores y relieves.

Evidentemente, estamos hablando de un elemento ornamental que embellece los muros y suele estar situado a media altura, generalmente a un metro del suelo. No obstante, también las hay justo en el límite de la pared y el techo o a ras de suelo.

En cuanto al grosor, no existe un límite. Sí que es cierto que no debemos hacerlo demasiado extenso, ya que no deja de ser una banda sin un protagonismo exagerado.

A nivel decorativo, le aporta al hogar una temática y un contenido muy atractivo.

Las más comunes están en la cocina

Cenefa para cocina.

Generalmente, las cocinas suelen tener una cenefa en las paredes. No es algo común, pero a lo largo del siglo XX ha sido un tópico que ha estado presente en la decoración del hogar. Lo que hace en este espacio es aportar color y contenido. Veamos a continuación algunas tipologías:

  • Una de las más comunes es la cenefa de un único color que recorre todos los muros generando un perímetro. Tal y como dijimos anteriormente, se sitúa a media altura. Puede ser también a base de pequeños cuadrados de diferentes tonalidades.
  • Por otro lado están los azulejos con formas geométricas, las cuales tienen, incluso, cierta apariencia vegetal. Lo que nos proporciona principalmente es dinamismo y diversidad cromática sin necesidad de ofrecer un contenido exacto, sino más bien abstracto.
  • Otro caso particular es la geometría de influencia musulmana. Por ejemplo, los trazos de lacería son muy recurrentes, al igual que la escritura cúfica. En las zonas de Andalucía y del norte de África son bastante comunes en las casas.

La cenefa en el baño se convierte en el motivo diferenciador

Cenefa vertical para el baño.

Normalmente, los baños tienen azulejería blanca, lo que permite contrastar enormemente los colores y establecer esa diferenciación a través de la cenefa. De todos modos, no importa que sean de otro color, ya que también puede entablarse diálogo y sintonía.

Las geometrías básicas son las más comunes en las cenefas de baño; incluso, motivos abstractos que en realidad no tienen mayor trascendencia, simplemente son componentes decorativos.

Una fórmula que funciona muy bien es la distinción cromática del muro en dos partes, siendo la cenefa la que intercede a media altura. En esta división, el blanco debe estar presente: se recomienda que esté situado en la parte superior, mientras que en la inferior puede situarse un arrimadero.

El baño es el espacio donde se puede jugar mucho más con la cenefa.

En el dormitorio infantil: conviértelo en un lugar de ensueño

Cenefa con animales infantiles.
Cenefa de animales / tenvinilo.mx

La cenefa da mucho juego en una habitación infantil. A través de ella podemos aplicar la temática con la que ambientar y aportar un contenido. Por eso, lo que interesa en este caso es que se amolde bien a los colores del conjunto, sobre todo si los divide en dos partes: en el muro superior e inferior.

En el caso de que se quiera aportar una temática infantil pero sin que sean dibujos conocidos, existen múltiples fórmulas, desde motivos naturales (árboles, flores, estrellas, nubes…) hasta animales.

La cenefa: muy propia del patio andaluz

Patio andaluz con cenefas.

En realidad, la cenefa se ha convertido en un referente dentro del patio andaluz. Queda muy bien si en la mitad inferior del muro hay azulejería y en la superior no. Además, es la mejor fórmula para darle colorido y relacionarlo con la vegetación del patio: macetas y jardineras.

  • Barbado, José Luis: Consejos útiles para el hogar, Buenos Aires, Albatros, 2003.