Vajillas de estilo navideño

Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
· 19 diciembre, 2018
En Navidad hay que estar preparado con la mejor decoración para el hogar. En cualquier comida o cena, puede ser recurrente una vajilla elegante y con motivos decorativos propios de esta fiesta.

Por Navidad, se pueden encontrar recursos decorativos muy exclusivos e interesantes. Algunos pueden ser también utilizados durante el año y otros no. Así, las vajillas de estilo navideño son un claro ejemplo de la decoración que se utiliza en esta época.

Por supuesto, este tipo de vajillas posee unos estampados decorativos que se vincula únicamente a la Navidad; por eso, la mayoría de las que se encuentren en tiendas y en internet serán de una temática propia de esta celebración.

De todos modos, también puede trabajarse de manera particular y artesanalmente en casa. La decoración no es solamente ponerle unas bolas al árbol o ponerle espumillón a la chimenea, también hay que cuidar la estética de las comidas y las cenas.

Vajillas de estilo navideño: ilustraciones sobre los platos

Vajillas de estilo navideño.

La temática navideña es muy variopinta, por lo que las ilustraciones que tengan los platos deben ser con representaciones y colores vinculados a esta fiesta. Por ejemplo, el color naranja no tiene mucho que ver ni encaja en la estética.

  • Imagen de Papá Noel: evidentemente, su figura no puede faltar, es el fiel reflejo ilustrativo de lo que es la Navidad. Ya sea de cuerpo entero o solamente la cara, es un símbolo identificativo; por supuesto, en color rojo.
  • Papá Noel, el trineo y los renos: otro recurso muy útil sería la representación de los tres moviéndose por la nieve. Incluso, si aparece un reno exclusivamente, también puede ser representativo.
  • Otros motivos más simples y esquemáticos son, por ejemplo, las estrellas, el árbol de Navidad, pinos o abetos, la nieve, el espumillón, las hojas del roble, etc.

La decoración sobre los platos puede encontrarse de la siguiente manera:

  • Reborde rojo con motivos o ilustraciones, dejando el centro del plato en blanco. Este sistema es algo más sencillo.
  • Toda la superficie del plato puede ser cubierta por la decoración.

Juego de tazas

Taza con muñeco de nieve.

Para las meriendas, después de comer o simplemente para tomar un chocolate con la familia, unas tazas navideñas pueden ser todo un acierto. Existen múltiples motivos para plasmar en una taza:

  • Al igual que en los platos, las representaciones de Papá Noel, los renos, el árbol de Navidad o simplemente artículos de decoración como bolas, espumillón o campanas, pueden ser muy útiles.
  • Por otro lado, también puede haber una temática más adulta: motivos de la estrella de la nieve, un paisaje nevado o un fondo negro con recursos geométricos o lineales.
  • Pueden ser de un color liso sin ninguna representación. Sin embargo, no vale cualquier color. Para acertar, lo mejor es que sean de color rojo, verde o granate.

– En Navidad, hay que tratar de buscar la elegancia en la decoración.-

Las copas y vasos de chupito

Copas de Navidad.

Como se trata de buscar elegancia y cierto glamour, sobre todo para cenas como la de Nochebuena o Nochevieja, conviene que las copas sean las más idóneas para ese momento.

  • Copa de cáliz ancho, tallo alargado y base. Puede tener algún motivo estampado, ya sea de temática navideña, como las que hemos visto anteriormente, o simplemente con algún detalle externo que muestre que son unas copas especiales.
  • Otra posibilidad es que sean de un único color opaco o semitransparente. De nuevo, remitimos al rojo como tonalidad más trascendente.

Como en Navidad puede darse la ocasión de hacer algún que otro exceso, es posible que surja la posibilidad de tomar un chupito al final de la cena; por eso, hay que estar preparado con un juego de pequeños vasitos.

Estos pueden tener algún motivo plasmado en la superficie. Aunque estéticamente no se debe buscar la elegancia, sí que puede ser algo más jocoso el hecho de utilizar un tema navideño para un momento más distendido.

¿Cuándo conviene utilizar la vajilla navideña?

Decorar la mesa en la cena de Nochebuena.

En cualquier acto durante la Navidad puede ser útil la vajilla. Es importante que esté disponible para Nochebuena, el día de Navidad, la Nochevieja y el día de Reyes.

De todos modos, en este período, pueden surgir también otras comidas entre amigos y familiares en las que la vajilla puede estar presente. Por tanto, no debe ser algo exclusivo de uno o dos días, sino que también puede utilizarse durante más tiempo.

Hazte con una vajilla de este tipo y celebra por todo lo alto esta fiesta que tanto arraigo social tiene.