3 pasos para decorar tu casa con cojines

Teresa Montes · 7 septiembre, 2018
Si eres un amantes de los cojines en todas sus formas, aprende cómo colocarlos con estos consejos.

Los cojines son elementos polivalentes: los podemos colocar en todo tipo de estancias. Desde cuartos infantiles hasta matrimoniales, en salones e incluso en cocinas. Dan un montón de juego para decorar los espacios con diferentes motivos e ideas.  

Sin duda, son una forma muy sencilla de decorar cualquier parte del hogar. Además, los cojines siempre se han asociado a los sofás y las camas, pero no siempre debe ser así. A un cojín se le puede sacar mucho más provecho, lo único que deberás tener en cuenta serán las texturas y los colores.

Este gran elemento no puede estar más en tendencia ahora mismo, y no los paramos de ver en revistas de decoración. Son válidos en todos los estilos que te puedes imaginar. Por eso, en el artículos de hoy te damos ideas para que disfrutes decorando con cojines las diferentes salas de tu casa. Aparte de ser tremendamente cómodos, ¡darán el toque que estás buscando en tu hogar!

1. En la habitación

Cuando nos imaginamos la cama de nuestros sueños siempre encontramos un montón de cojines en ella. Transmiten confortabilidad, comodidad y, sobre todo, crea espacios acogedores.

Uno de los métodos más fáciles a la hora de hacer un cambio de tu dormitorio es cambiar o colocar nuevos cojines. Sorprendentemente, esto puede hacer cambiar el cuarto más de lo que te piensas. Puedes optar por colores cálidos, estampados selváticos o seguir una gama de colores oscuros.

Hay un montón de trucos para saber colocar los cojines y que tu estancia quede perfecta. Aquí te dejamos los que más nos gustan y los que mejor resultado dan.

Fórmula 3-2-1 / 2-2-1

Con esta regla conseguirás un resultado de lo más romántico, sobre todo en camas de tamaños king size. Lo primero que deberás hacer será colocar 2 o 3 almohadas al principio de la cama, de modo que queden como “respaldo” junto al cabecero. Estos serán más grandes que los demás para seguir unas proporciones exactas.

A continuación, añadiremos 2 cojines un poco más pequeños. Será interesante que juegues con el color y estampados para generar diferentes contrastes. Por último colocaremos un cojín pequeño como broche final. Procura que este último cojín sea uno de los que más destaque. ¡Conseguirás un efecto increíble!

cojines en cama

Fórmula 3-2-1.

Esta es la regla más básica a la hora de colocar cojines. Es una que nunca fallará, sea la cama que sea. Al ser la forma más “tradicional” puedes arriesgarte un poco más e incorporar colores más llamativos. Juega con la ropa de cama para crear un ambiente de lo más diferente y atractivo.

Fórmula 2-2-2-1

Esta regla es perfecta para las camas de matrimonio. Lo interesante en esta fórmula es que entremezcles tonos, texturas y estampados, junto con tonos neutros que equilibren la armonía.

Lo importante es no tener miedo a la hora de mezclar. Aunque empleemos diferentes cojines, si sabemos cómo combinarlos, obtendremos un acabado perfecto. 

2. En el sofá

A la hora de decorar un sofá, será muy importante la forma en la que coloquemos nuestros cojines. Un tip muy útil es asegurarte de que todas las esquinas estén resguardadas con un cojín. Favorecerán muy bien a tu sofá las combinaciones de dos en dos, pero también te puedes arriesgar arriesgar y colocar un conjunto con diferentes tamaños y texturas.

Una tendencia que ha vuelto a resurgir entre las cenizas es poner los mismos estampados y colores en los diferentes elementos decorativos. Por ejemplo, si tu sofá tiene algún estampado, puedes poner los cojines del mismo o de colores similares. También puedes combinar estos con alguna pieza importante que tengas en el salón, como algún cuadro, tapete o accesorio. ¡Tendrás mil posibilidades!

Otra idea que queda muy bien es jugar con los tamaños y formas cuando usas una gama concreta de colores. Sobre todo, si tienes un sofá estilo chaise loungue. Quedará muy bien si, mediante los cojines, juegas con las dimensiones.

Y sí, cuantos más mejor. Ya no hay reglas fijas para utilizar estos elementos. De hecho, para un sofá no muy grande podrás utilizar muchos cojines y dar sensación de calidez a tu hogar. En sillones individuales también podrás jugar con los cojines para obtener un resultado de revista.

3. ¿Por qué no sobre el suelo?

cojines en suelo

Puede que esto nos suene un poco raro, pero en determinados países es lo más normal del mundo. Sin ir más lejos, en Marruecos la hora del té se hace siempre sentado sobre cojines alrededor de una mesa. Y los estampados que escogen para decorar sus espacios son de lo más bonito.

Es una idea que, sin duda, cada vez se ve más, no solo por su efecto decorativo, sino por la calidez que brinda a la casa. Leer en el suelo o utilizar el ordenador sobre un cojín empieza a ser una escena cotidiana del día a día. E incluso para los afortunados que tienen una chimenea en su casa, colocando unos cojines al rededor de ella se conseguirá un ambiente boho y romántico.

Como ves, tienes mil posibilidades para ubicar tus cojines. Solo hará falta creatividad y buen gusto. ¡Atrévete con ellos!