4 maneras de personalizar tus lámparas de techo

Sofía Sangrador · 31 julio, 2018
Si tienes una lámpara ya en desuso o que no te gusta, personalízala tú mismo. ¡Parecerá otra!

Si quieres personalizar tus lámparas, tienes que leer el siguiente artículo. En él te dejamos algunas ideas para que las apliques a tus lámparas de techo. Aunque quizás no te lo parezca, las lámparas son de esos accesorios que tienen más impacto visual del que podemos imaginarnos. Por eso, es importante que prestemos atención a sus diseños, para que combinen con el resto del espacio.

Obviamente, en el mercado encontramos disponibles muchísimos modelos, tanto en locales como en tiendas de decoración online. Las podemos encontrar aptas para cada estilo y para cada espacio de la casa. Y si, por cualquier motivo, quieres una lámpara nueva (ya no te gusta la que tienes o has cambiado la decoración del espacio), en vez de tirarla puedes plantearte darle un toque distinto.

Por eso, si te gusta la tendencia DIY (o hazlo tú mismo), esta es una oportunidad perfecta. Como verás, hay muchísimas maneras de personalizar tus lámparas; nosotros te dejamos algunas ideas para que las tomes como punto de partida.

1. Con textiles

Encontrarás muchas opciones, ya que hay múltiples diseños, colores, texturas, etc. No te será difícil encontrar la más adecuada para el estilo decorativo de la habitación.

Cuando escojas la tela adecuada, solo debes tomar medidas para que se adapte a la perfección a la forma de la lámpara. En todas las ciudades hay tiendas de telas o retales donde verás diseños muy diferentes. Además, piensa que existen adhesivos especiales para tejidos, así que te resultará fácil fijarla a la pantalla de la lámpara.

Otra posibilidad es que tú mismo diseñes y cosas la pantalla para tu nueva lámpara, por ejemplo con la técnica del patchwork (o almazuela) o la del macramé. El Macramé consiste en realizar nudos decorativos para crear tejidos: el resultado es verdaderamente llamativo.

2. Personalizar tus lámparas con pintura

Solo debes tener muy clara la imagen que tienes en mente. Si la pantalla es de un solo color, puedes aprovechar y dejar ese color como fondo, pintando sobre él. Aunque te resultará más fácil si el color es claro, con colores más oscuros también puedes lograr un resultado bonito.

lámpara negra de techo

Para ello, hay pinturas especiales para tejidos, que podrás adquirir en tiendas como Leroy Merlin. De todas maneras, piensa que no es una tela que vayas a lavar a menudo, así que tampoco es muy importante que la pintura sea impermeable o especialmente resistente. La mejor opción son pinturas de tipo acrílico.

3. Abalorios y otros complementos

También puedes optar por cubrir total o parcialmente la pantalla de la lámpara, usando para ello abalorios, borlas, cintas, botones… Hay pegamentos específicos para textiles, y en este caso sí que es importante que sean resistentes, para que no se empiecen a despegar los complementos.

Con cada uno de estos complementos conseguirás una lámpara adecuada para el estilo decorativo de cada espacio de la casa: bohemio, hippie…  Además, este tipo de complementos nos da mucha libertad a la hora de crear diseños: podemos agruparlos al azar, realizando figuras, motivos geométricos, etc.

4. Usa papeles con adhesivo

En primer lugar, cabe decir que los papeles con adhesivo en una de sus caras son muy fáciles de colocar. Solo hay que tomar medidas para cortarlo de manera precisa, retirar la capa que cubre el adhesivo y colocarlo sobre la pantalla de la lámpara.

Asimismo, tengamos en cuenta que hay muchos diseños disponibles: lisos, estampados… Con ellos, conseguiremos un resultado que también podríamos conseguir con la pintura, pero de manera más rápida, sencilla y limpia. Puedes escoger colores o estampados similares a los de los otros complementos de la casa, como, por ejemplo, los cojines, las alfombras u otros elementos decorativos.

Un resultado muy original

Como has podido ver, con estas ideas puedes hacer que tu lámpara parezca otra totalmente diferente. Piensa que puedes hacer muchísimas combinaciones diferentes, incluso puedes mezclar algunas de las ideas que te hemos dejado en los apartados anteriores.

Lo más importante es que el resultado final vaya acorde con la decoración de esa habitación: nos referimos tanto a colores como a los estampados. Así, podrás dar un toque nuevo a la estancia en cuestión.