6 diseños de botes de basura para interiores

Maite Córdova · 8 septiembre, 2018
Un objeto tan sencillo puede marcar una gran diferencia en la estética general. A continuación te comentamos qué es lo que debes tener en cuenta a la hora de incluirlo en una habitación. 

Si bien es cierto que, por lo general, se suelen colocar los botes de basura en lugares muy poco visibles o, incluso, totalmente ocultos, esto no siempre es posible. Por esta razón, no hay que dejar de prestarle cierta atención a su diseño y formato.

Los botes de basura son objetos muy prácticos que es necesario incluir en ciertos rincones del hogar. Su función consiste en almacenar los desperdicios y mantener el orden. Ahora, a pesar de que se trate de un objeto muy simple, no debe descuidarse su aspecto, ya que puede afectar al resto de la decoración.

Fuera de los accesorios, hay objetos que, en lugar de marcar contraste, deben integrarse al espacio de una manera discreta, que aportando así cierta continuidad. Su finalidad no consiste en decorar en primera instancia, sino en brindar una utilidad. 

4 diseños de botes de basura para la cocina

Cuando este objeto se coloca en la cocina, lo primero a tener en cuenta es que debe tener, preferiblemente, tapa. De esta manera, el mal olor que generen los desperdicios no inundará el resto de la habitación con tanta facilidad y, a su vez, evitará que las moscas ronden por el lugar.

No es imprescindible que los botes de basura para la cocina tengan pedal, pero los modelos que lo incluyen suelen ser los más cómodos. Por esta razón, son una de las opciones más comunes.

botes de basura para la cocina

Los diseños de los botes de basura para la cocina suelen ser sencillos: con tapa y pedal, por lo general, con forma rectangular o cilíndrica, de altura y volumen variable, y también unicolor. Los botes más populares son:

  • Rectangular de plástico, con tapa pero sin pedal.
  • Cilíndrico de acero inoxidable, compacto, con pedal.
  • Media luna de plástico, con un solo compartimento.
  • Rectangular con compartimentos (para separar los diferentes tipos de residuos: papel, vidrio, plástico, orgánico).

Cabe destacar que, muchas veces, los botes de basura pueden incluirse en un color vibrante, como rojo, verde o amarillo, para aportar color a la cocina. En especial, cuando hay predominio del blanco u otros colores neutros.

También hay quienes prefieren disimular al máximo su presencia y, si la cocina es completamente de color blanco, optan por una papelera del mismo color para que se ‘funda’ con el fondo y así quede completamente camuflada.

2 diseños de botes de basura para baños

Otra área dentro del interior de la vivienda que puede incluir botes de basura es el baño. Este recipiente suele tener un tamaño, más bien, pequeño, en comparación con los botes de la cocina, que requieren una capacidad considerablemente mayor para la cantidad de residuos que se genera en esta zona de la casa.

En esta área, los botes se colocan en puntos estratégicos en donde queden a mano y ocupen el menor espacio posible. Y en lo que respecta al diseño, estos suelen contar con dos tipos de sistema de apertura y cierre:

  • Bote con tapa y pedal.
  • Bote con un orificio en la misma tapa, tipo balancín. 

Hoy en día, los diseños pueden incluir todo tipo de decoraciones. De hecho, se pueden encontrar botes de basura hechos de plástico, pero imitando distintos tipos de mármol, madera u otros materiales que puedan adaptarse mejor al espacio o bien, complementarlo. Todo depende del gusto de la persona.

botes de basura para el baño

¿Botes de basura para dormitorios?

En los dormitorios no se suelen colocar botes de basura sino papeleras. Sobre todo cuando se dispone de un área de trabajo o estudio. Por lo general, no tienen tapa, y pueden ser desde cestos de mimbre hasta cubos de acero inoxidables. También pueden ser recipientes varios que se destinan com papeleras. En este sentido, no hay reglas.

Siempre que se disponga de una papelera o bien, de un bote de basura para el dormitorio, es conveniente vaciarla regularmente y también evitar la acumulación de residuos orgánicos para evitar malos olores.

Existen muchos modelos de botes de basura: desde prácticos y sencillos hasta completamente personalizados para niños y adultos. Según la personalidad del decorador, se puede incluso optar por un bote de basura con forma de oso panda, por ejemplo, para dar un toque muy divertido y singular a la cocina. También se podrían crear a partir de materiales recicladosLo importante es que el bote cumpla su función.