3 consejos para escoger lámparas rústicas

Pilar 14 septiembre, 2018
Si quieres darle un aire diferente a tu hogar, lee los siguientes consejos y escoge la mejor lámpara rústica.

Las lámparas rústicas enamoran a primera vista. Por su aspecto y calidad son un elemento que tener en cuenta en la decoración de cualquier estancia de la vivienda. Si estás pensando en comprar una lámpara de este tipo para tu vivienda, te recomendamos que leas los consejos que te damos a continuación.

Seguro que después de leer este artículo tienes mucho más claro cuál es la lámpara que mejor se adapta a tu vivienda y cuáles son las características que debe tener. Realiza una buena compra y disfruta de esta preciosidad de lámparas. 

1. Primero, mide la altura de los techos

Antes de ir a comprar una lámpara con estilo rústico debes medir la altura de los techos de tu vivienda. Esto debería hacerse antes de comprar cualquier tipo de lámpara, pero especialmente las de tipo rústico.

Conocer la altura del techo es fundamental para elegir una lámpara del tamaño correcto

Esto es debido a que las lámparas rústicas suelen ser de gran tamaño, tanto en ancho como en longitud. Medir la altura del techo y calcular la anchura que debe tener la lámpara es fundamental para saber qué modelos se adaptan a la estancia. Además, esto nos ayudará a descartar gran parte de los tipos de lámparas que hay en el mercado y, por lo tanto, a elegir más fácilmente.

lámparas rústicas de hierro

Una lámpara demasiado larga hará que el día a día no sea tan cómodo y dificultará el paso por el lugar en que la coloques. Además, a la hora de decorar hay que tener en cuenta las proporciones de los diferentes elementos que vas a instalar con respecto al espacio. Una lámpara demasiado grande en una estancia de pequeño tamaño no se verá estética.

2. Comprueba la intensidad de la luz

Las lámparas rústicas suelen estar fabricadas con madera, metal, cuerdas u otros materiales como el mimbre. Además, por lo general incluyen tulipas y otros elementos similares que cubren la bombilla. La imagen que ofrecen es muy estética pero también hay que tener en cuenta que esto no es siempre positivo. 

Como consecuencia de todos estos elementos, muchas de las lámparas rústicas no ofrecen una iluminación lo suficientemente intensa a pesar de contar con varias bombillas. Es por ello que nuestra recomendación es que compruebes la intensidad lumínica de la lámpara antes de comprarla. 

Para ello, tienes que tener claro en qué punto de la vivienda vas a instalarla y qué intensidad de luz vas a necesitar. Si, por ejemplo, se trata de un recibidor, una bodega o de la sala de estar, probablemente no te importe que la intensidad no sea demasiado potente.

Si, por el contrario, quieres iluminar una cocina, comedor u otra estancia en la que la intensidad de la luz sea un factor importante, te recomendamos que compres una lámpara rústica que ilumine correctamente.

3. Lámparas rústicas acordes al tamaño de la estancia

Como tantas veces hemos comentado en diferentes artículos, en el mundo de la decoración no hay reglas. Es justamente esta característica la que hace que haya tantas posibilidades y que no haya límites ni barreras a la hora de decorar.

De todos modos, si buscamos una decoración convencional para el día a día y queremos alejarnos de las propuestas más arriesgadas y rompedoras, es importante tener en cuenta las proporciones de todos los elementos. Guardar una armonía entre todos ellos hará que ninguno destaque por encima del resto y que el resultado sea un hogar cómodo y funcional.

lámparas rústicas en el recibidor

Para conseguir este resultado te recomendamos que escojas una lámpara rústica de un tamaño acorde al de la vivienda. Esto hay que tenerlo en cuenta en la compra de cualquier tipo de lámpara pero especialmente con las de tipo rústico, ya que, por lo general, son mucho más vistosas y por sus materiales ocupan gran parte de espacio.

Estas lámparas suelen estar fabricadas en materiales pesados como la madera o el hierro, por lo que suelen tener gran protagonismo dentro de la estancia. Es por ello que, en general, parece que tienen un tamaño más grande del que realmente poseen.

Las lámparas rústicas siempre son una buena opción. A nosotros nos encantan porque son resistentes, muy estéticas y atemporales. Compra una de ellas siguiendo nuestros consejos y haz de tu vivienda un espacio diferente y correctamente iluminado.

Te puede gustar