Cortinas tejidas: crea las tuyas propias

Ivana Jerman · 29 agosto, 2018
Si deseas darle un detalle decorativo a tus ventanas, paredes o entradas de las habitaciones, te mostramos algunos ejemplos de cortinas tejidas que puedes realizar tú mismo.

Si deseas realizar una actividad manual y crear un bonito detalle para los rincones de tu hogar, en este espacio te mostraremos algunas ideas originales para crear tus propias cortinas tejidas.

Tejer es una actividad antigua que sigue estando presente en todos los rincones de los hogares. El tejido se ha revalorado con el paso del tiempo y hoy en día ha vuelto a ser tendencia.

Se pueden realizar una infinita variedad de elementos tejidos y con distintas técnicas. Con el tejido a dos agujas, el macramé y muchas técnicas más, se pueden realizar elementos decorativos y funcionales muy bellos y originales. En este espacio te mostraremos cómo tejer cortinas tú mismo con tus propias manos, si la necesidad de una aguja.

El macramé es una técnica de tejido conformada por anudar diferentes cabos entre sí con las manos. Por este motivo, si no sabes tejer, la técnica del macramé será tu mejor opción. Aprende a combinar diferentes materiales, soportes y colores y crea bellas cortinas tejidas para diferentes sectores de tu casa.

Materiales que puedes utilizar

Necesitarás muy pocos materiales para realizar este tipo de cortinas tejidas. Para el material a tejer puedes utilizar trapillo, lana, soga o hilo encerado, por ejemplo. Incluso puedes combinar 2 materiales diferentes si deseas darle un carácter más distintivo a tu cortina.

Se recomienda elegir materiales de cabos relativamente gruesos, así tardarás menos tiempo tejiendo y a su vez, lucirá más consistente. Necesitarás también un palo de madera resistente como soporte para realizar tus cortinas tejidas.

Cortinas tejidas con macramé

La técnica de tejido del macramé, mencionado anteriormente, consiste en anudar consecutivamente los cabos creando así una superficie tejida. Cuelga el palo de madera en la pared y anuda primero uno a uno cada cabo del material que hayas elegido al la superficie.

tapiz de macramé

Una vez que hayas cubierto toda la superficie tendrás una cortina del material elegido. Deberás preparar largos cabos, ya que a medida que realices el tejido, se acortará el largo del mismo. Recuerda que siempre será conveniente que el material sobre, luego podrás recortar si es necesario.

Podrás crear tu cortina tejida anudando los cabos de dos en dos, tres en tres o la cantidad que desees. Recuerda realizar nudos resistentes, y más aún si has elegido un material grueso. Si lo deseas puedes tejer menos de la mitad de la superficie total de la cortina y dejar el resto de la superficie sin tejer.

 Cortinas tejidas con trenzas y flecos

Otra alternativa para realizar tus cortinas tejidas es crear trenzas en el extremo superior de la misma y luego dejar los cabos sueltos a modo de flecos. Deberás proceder a anudar los cabos de la misma forma que te hemos mencionado previamente y luego realizar trenzas una al lado de la otra.

Crea las trenzas de la longitud que desees, puedes llevarlas hasta la mitad del largo total, luego realizar un nudo para terminarlas y dejar largos flecos colgando hasta el suelo.

Elige la terminación que más te guste

Si deseas terminar tu cortina tejida con flecos, le puedes realizar distintos tipos de terminaciones en el extremo inferior de la misma. La terminación más utilizada es la recta, pero también puedes terminar la cortina en “V”, en diagonal o con alguna forma irregular que te agrade. Este tipo de terminaciones las podrás realizar simplemente recortando con una tijera para tela.

Combina materiales y colores

Puedes utilizar distintos materiales combinados o un solo material y jugar con los tonos de los colores. Una alternativa muy bonita es combinar el color blanco con algún tono que contraste, y que combine con los colores de tu hogar.

Además, si le deseas proporcionar un detalle de color, puedes tejer tu cortina con el material que desees en color blanco o crudo, y pintar o teñir en el extremo inferior de la misma, con un color vibrante. Este detalle es muy utilizado y quedará muy bello y original en tus habitaciones.

Destina tu cortina al rincón que desees

Podrás destinar tus cortinas al sector de tu casa que más te guste. Puedes colocarla encima de una fina cortina en la ventana, a modo de detalle decorativo, por ejemplo. Otra alternativa es utilizarlas como divisor en los dormitorios o en la entrada de los mismos.

cortina de macramé

También, si te hacen falta puertas en los estantes de tus baños, puedes crear pequeñas cortinas tejidas para cubrirlos sin la necesidad de incorporar puertas. Y la última y también muy original idea para tus nuevas cortinas tejidas, es crear cortinas a modo de tapíz decorativo para colgar en las paredes de tu hogar. Le dará un aspecto más artesanal y bohemio a tus espacios.

Como puedes ver, crear cortinas tejidas es más sencillo de lo que parece. No debes necesariamente saber tejer o ser un profesional del tema para realizarlas. Deberás tener ganas de trabajar con tus manos, creatividad y un poco de imaginación para crear fantásticos y personalizados tejidos.