Cuadros abstractos para decorar la casa

Francisco 11 julio, 2018
Si lo que estás buscando es aportarle a tu hogar un carácter más original, decora con cuadros abstractos y trae las vanguardias artísticas a tu hogar.

La pintura es una técnica artística que consta de diferentes estilos, siendo un recurso muy interesante para el mundo del interiorismo. Entonces,  ¿por qué no utilizar cuadros abstractos para decorar la casa?

Estamos acostumbrados a que los cuadros se encuentren únicamente en los museos, especialmente aquellos que poseen una estética más contemporánea, como es la pintura abstracta.

En realidad, no es necesario saber de pintura para decorar la casa; simplemente hay que dejarse llevar, apreciar la estética de cada cuadro y reconocer si puede complementarse con el resto de la decoración.

A continuación se esclarecerán características y consejos que te ayudarán a escoger cuadros de estilo abstracto y saber exactamente de qué manera pueden encajar en tu hogar.

¿Qué es la pintura abstracta?

El estilo pictórico de la abstracción surge en el siglo XX, concretamente a través de Wassily Kandinsky, quien realiza entre 1910 y 1913 las primeras pinturas de este nuevo género.

El contraste que suponía realizar una pintura de este tipo con otras de estirpe más simbolista-realista, generaba todo tipo de discrepancias entre los teóricos, artistas y la sociedad.

Lo que estaba ocurriendo desde principios del siglo XX es que se estaban desarrollando las vanguardias. Son una nueva manera de expresar el arte, yendo más allá de la propia forma y conformando una nueva estética.

– El arte va más allá de su tiempo y lleva parte del futuro.-

Wassily Kandinsky

Cómo elegir el cuadro más adecuado

Para elegir un cuadro abstracto que encaje bien en el hogar no es necesario ser un experto en arte ni tampoco contratar a alguien que te asesore según un criterio profesional.

Se deben tener en cuenta las siguientes características:

  • Ten en cuenta el tipo de decoración que se tiene en casa: si es de estilo minimalista, rústico, industrial, urban style, etc., puede encajar a la perfección; en cambio, si es clásico, decimonónico, etc., se debe desechar esta idea.
  • Visualiza los colores de las paredes y los muebles y, a partir de ahí, escoge un cuadro que pueda complementarse bien.
  • Escoge el que más te guste, tanto por los colores como por las formas; no se debe elegir uno que simplemente no gusta.
  • Hay que se práctico y comprar lo que realmente interese, guste y combine bien.
  • No es necesario elegir a grandes pintores y que, por consiguiente, el cuadro tenga una precio elevado; hay múltiples pintores y obras para elegir y a buen precio.

Espacios donde disponer un cuadro abstracto

Dependiendo del tipo de atracción que se le quiera atribuir al cuadro, se puede colocar en una habitación u otra. También dependerá de si ese lugar es muy utilizado o simplemente es una zona de tránsito.

Cuadro de acuarela abstracto.

De esta manera, los espacios más interesantes para disponer un cuadro abstracto son:

  • El salón: por supuesto, este es el lugar donde mayor tiempo se pasa. Además, si recibes visitas, se las suele llevar al salón; por tanto, un cuadro en la pared puede ofrecer carácter y personalidad.
  • El pasillo: no deja de ser una zona de tránsito; los cuadros que se dispongan aquí, que pueden ser varios, son degustados por el espectador, aunque de manera transitoria.
  • El comedor: un sitio donde se permanece durante bastante tiempo, sobre todo por acoger a invitados cuando se realiza alguna comida. En este caso, el cuadro tomaría gran protagonismo en la sala.
  • El dormitorio: si se sitúa encima del cabecero de la cama, puede aportarle una temática a la habitación y, sobre todo, personalidad.

En definitiva, existen diferentes habitaciones donde tener un cuadro abstracto; sin embargo, la importancia que cumple en una u otra dependen del tiempo que se pasa en ellas.

Lugares donde comprar cuadros abstractos

Por norma general, en las grandes ciudades suele haber ferias de arte donde se concentran artistas de distintos géneros pictóricos. Se recomienda acudir a estos sitios a observar y pasearse por las distintas salas, comparando precios y disfrutando del arte; solo así se conseguirá discernir qué cuadro es mejor para nuestro hogar.

Por otro lado, hay tiendas de arte en prácticamente todas las ciudades donde poder ver cuadros y comprarlos. Todo es informarse y ver el mayor número de tiendas y galerías posibles.

El arte abstracto se está abriendo paso en los hogares. En realidad, este tipo de pintura aporta un toque moderno, contemporáneo y original; sin embargo, se debe elegir con “cabeza” para aportarle a tu hogar un carácter más vanguardista.

 

Te puede gustar