El graffiti, un recurso decorativo para las paredes

Francisco · 28 julio, 2018
Si lo que estás buscando es aportarle a tu casa un estilo innovador y original, utiliza la técnica del graffiti para pintar las paredes.

Socialmente el graffiti se adscribe a su visualización en las calles. Puede resultar paradójico utilizarlo como decoración en el hogar, pero ¿y por qué no? A continuación se abordará el graffiti, un recurso decorativo para las paredes.

En las últimas décadas, esta técnica pictórica se ha asociado erróneamente al vandalismo. Un graffitero no debe ser concebido como un delincuente; de hecho, se les está empezando a valorar por las cualidades artísticas que tienen.

Por supuesto, existen personas que pintan donde no deben, que realizan graffitis para retar el orden público y estropean fachadas, puertas de garajes…; esos no pueden ser considerados ni artistas ni graffiteros.

La técnica del graffiti

Esta técnica resulta bastante compleja, requiere un dominio pleno de los materiales, tener las ideas muy claras y, sobre todo, poseer una completa autodeterminación en la acción de pintar.

El graffiti no da margen de error; se debe controlar plenamente el spray y no dudar sobre su uso. En realidad, cada vez que se acciona el bote con la pintura, el artista debe saber perfectamente lo que quiere hacer.

En las facultades de Bellas Artes cada vez se trabajan más esta técnica y se está posicionando entre las más interesantes a nivel social. Tiene una gran acogida especialmente por la gente joven.

– Cualquier tipo de acción pictórica debe ser considerado un arte.-

Aspectos estéticos para la decoración en el hogar

Si en las paredes de una casa se cuelgan cuadros, se pintan las paredes, se colocan vinilos, etc., ¿por qué no pintar un graffiti? La función decorativa va a ser la misma, solo que ofrece diferente percepción estética.

Esto no quiere decir que haya que hacer una letras o firmas típicas de las calles; un graffiti puede ser también de otra temática:

Existen múltiples fórmulas para el contenido de un graffiti; todo depende de los gustos del inquilino y en qué parte de la casa quiere realizarlos.

Mural montañas

¿Qué sensación estética se percibe a través de su uso como recurso decorativo en las paredes?

  • Carácter alternativo: se muestra un sentido más innovador, original y fuera de lo común.
  • Originalidad: salirse de los parámetros habituales en el mundo del interiorismo hace que tu casa sea diferente a lo habitual.
  • Estilo callejero: se rompe con la tónica decorativa y se abre la casa a un mundo más callejero, ya que el graffiti tiene originalmente sus manifestaciones en las calles.
  • Atracción del espectador: estéticamente se muestra un concepto artístico muy emocional, sin seguir esquemas clásicos y con un contenido mucho más excéntrico.

Espacios donde decorar con graffiti

En una casa pueden ser decorados varios espacios con el graffiti; sin embargo, hay que tener una cosa muy clara, y es que no es necesario llenar todas las paredes con esta técnica, es preferible escoger una en concreto.

La atención del espectador se dirigirá principalmente a esta pintura; es decir, va a obtener el protagonismo plenamente y transmitirá un mensaje directo a la mente.

Por tanto, el contenido del graffiti debe ser bien estudiado, al igual que la destreza del pintor, ya que un graffiti mal elaborado deja mucho que desear.

Según las habitaciones, estos son los lugares donde aplicar un graffiti en la pared:

  • El salón: un espacio donde el graffiti puede ser el eje central de la decoración.
  • El dormitorio: en este caso, la representación pictórica hablaría mucho de la personalidad del inquilino.
  • La cocina: se romperían todos los moldes y esta decoración se saldría de la norma.
  • El comedor: cualquier comida formal podría convertirse en algo más distendido, original y fuera de lo común.

Por otro lado, en los baños, entrada o pasillos, es preferible no realizar graffitis; estéticamente no aportará la misma idea que en los anteriores espacios.

¿Dónde se puede contratar a un graffitero?

En internet se ofrecen numerosos graffiteros para pintar casas, paredes de la calle, puertas de garaje, etc. No hay más que entrar en la red e investigar sobre los distintos artistas y sus obras ya realizadas.

Normalmente, cada graffitero tiene un blog donde sube imágenes de sus obras; de esta manera, uno mismo se puede hacer una idea clara de la técnica del artista.

La finalidad estética de un graffiti es romper los prototipos decorativos clásicos y abrir la casa a un mundo urbano, más callejero e informal. Así, tu casa podría lucir un estilo mucho más contemporáneo y original.