Consejos para elegir la estantería para el despacho

Estefany Hurtado · 19 julio, 2018
Para elegir la estantería para el despacho, nada mejor que elementos funcionales y decorativos que hagan de tu espacio de trabajo un lugar ordenado.

Elegir la estantería para el despacho no siempre es tarea fácil. Sobre todo teniendo en cuenta la gran cantidad de posibilidades que hay. Un amplio abanico de colores, formas, materiales y precios muchas veces nos hacen dudar entre una u otra.

Las estanterías son un elemento que sí o sí están presentes en nuestros hogares y oficinas. Esto se debe a que nos ayudan a mantener el orden y a la vez son un elemento decorativo.

En el artículo de hoy os damos algunos consejos o pautas para que elegir la estantería para tu despacho  no sea demasiado complicado.

¿Dónde poner la estantería?

Una de las primeras preguntas que debemos hacernos a la hora de elegir una estantería es dónde vamos a ponerlas. El material de la estantería dependerá de si esta estará en el exterior o en el interior. Por ejemplo, las estantería que están en el jardín, en terrazas o balcones tienen que ser de un material que soporte las inclemencias del clima.

Si van a estar en el interior de la casa pueden ser de otros materiales como el conglomerado o la madera. En nuestro caso, se tratará de estanterías de interior. Es importante conocer muy bien el espacio del que disponemos para tener claro cuáles son nuestras posibilidad. Es decir, tamaño que debe tener la estantería, color, tipo, etc.

Dependiendo del estilo de nuestro despacho, así será también la estantería. Recuerda que esta no es solo un elemento de almacenamiento, sino también un elemento decorativo y debe integrarse a la perfección en el espacio.

¿Qué función tendrá la estantería?

Elegir la estantería para el despacho de forma exitosa también tiene que ver con tener clara su función. Es decir, ¿para qué voy a utilizar la estantería? Esto es importante sobre todo a la hora de buscar los materiales adecuados.

Por ejemplo, si vamos a poner objetos pequeños a modo de colección y estos no pesan tanto, no será necesaria una estantería demasiado robusta. Si, por el contrario, queremos colocar una colección de libros, la estantería que necesitaremos será otra.

Hay diferentes tipos materiales a partir de los cuales están fabricadas las estanterías:

  • Aglomerado recubierto de melamina: es un material versátil y lo que más destaca es que ofrece gran variedad de colores. Algunas incluso mezclan este material con PVC para aumentar su resistencia.
  • Pino macizo: son muy resistentes y las puedes elegir sin acabado para darle un toque más personal. Se adaptan muy bien a todo tipo de estilos.
  • Acero: son estanterías ligeras, fáciles de limpiar y resistentes. Son perfectas para el estilo industrial o para utilizar en el garaje.
Oficina en casa con sofá para descansar y estanterías

Fondo

Saber para qué vamos a utilizar la estantería nos ayudará a elegir la estantería con el fondo adecuado:

  • Hasta 25 cm de fondo: ideales para almacenar DVDs, CDs, marcos de fotos, etc.
  • 25- 30 cm de fondo: perfectas para libros, archivadores y vajillas.
  • Más de 30 cm: objetos más robustos como equipos de música.

Grosor

El grosor de las baldas también tiene que ver con la función que le vamos a dar a nuestra estantería. Generalmente, las baldas tienen un grosor de entre 15- 30 mm. El grosor está estrechamente relacionado con la resistencia y estabilidad de la estantería. Cuanto más larga sea la balda, más gruesa debe ser.

3. Presupuesto

Al elegir la estantería para el despacho también debemos atender al precio adecuado. En el mundo de la decoración es importante tener un presupuesto y establecer prioridades para que no se nos vaya el asunto de las manos. Por ello, antes de salir de casa corriendo a la tienda de decoración marca un presupuesto.

Obviamente, el material de la estantería repercutirá directamente en su precio, también en su tamaño y en diseño. Por ello, debes saber que las estanterías de madera maciza son más caras. Las más económicas son las de aglomerado o tableros de melamina y las de plástico.

Las estanterías modulares también son una buena opción y una alternativa a las que son hechas a medida. Ofrecen la posibilidad de combinarlas como más te convenga según la utilidad y el espacio del que dispongas.

Con estos tres sencillos consejos estamos convencidos de que acertarás al elegir la estantería para el despacho. Además, ten en cuenta que el estilo de decoración que ya tienes debe combinar con el estilo de decoración de la estantería. Como hemos mencionado al principio, existe un amplio abanico de estanterías de diferentes tamaños, modelos y, por supuesto, estilos.