Estilo rústico en tu decoración para este año 2018

5 agosto, 2018
El estilo rústico es una de las tendencias del 2018, pero con algunas novedades que te explicamos en el siguiente artículo.

En este artículo queremos explicarte cómo va a ser el estilo rústico que verás en el mundo del interiorismo este 2018. Parte de sus características se mantienen, pero también presenta algunas novedades.

Y es que este estilo, caracterizado en su origen por materiales muy naturales (fibras, madera, piedra), se ha adaptado, tomando algunas características propias de otros estilos, pero sin llegar a perder su esencia.

Además de las características estilísticas que ha tomado prestado, el estilo rústico se ha adaptado a lo más moderno, por lo que no es un estilo nada anticuado o pasado de moda. De hecho, es tendencia durante este año, aunque es cierto que con algunas modalidades diferenciadas.

Por otro lado, veremos que cada vez habrá menos fronteras entre el campo y la ciudad: el estilo rústico es igual de apto para ambos.  En los siguientes apartados te dejamos algunas ideas sobre cada una de las modalidades que más verás actualmente.

planta estilo rústico

Estilo rústico cercano al minimalismo

En su origen, los interiores rústicos tenían poco de minimalistas; sin embargo, actualmente podemos encontrar una fusión entre ambos. Los resultados son muy equilibrados, sin dejar de ser cálidos y acogedores.

Esto se ha conseguido manteniendo la presencia de materiales naturales, pero con una menor carga de los espacios: paredes más libres, muebles con líneas sencillas, pocos muebles en cada habitación…

También hay que dar protagonismo a los tonos claros, entre ellos el blanco, cómo no. También hay que dar importancia a la iluminación: hay que potenciar en la medida de lo posible la luz natural.

Una mezcla entre lo moderno y lo tradicional

Es una de las características fundamentales del estilo rústico actual: tenemos que adaptarnos a las novedades, sin perder su esencia.

Esto se traduce en una apuesta por materiales modernos, solamente debemos preocuparnos por que mantengan su aspecto sencillo y natural.

Lo mismo ocurre con los electrodomésticos; pueden ser de última generación, siempre que apostemos por diseños sencillos, dentro de la gama cromática correcta. Solo hay que saber combinarlos con los muebles de la cocina, para lograr un conjunto equilibrado.

Por tanto, hay que combinar las características básicas del estilo rústico con la comodidad que nos traen los diseños y materiales actuales. Podemos cambiar también el sistema eléctrico o las tuberías, para lograr un estilo rústico pero contemporáneo.

De este modo, puedes tener un piso en el medio de la ciudad decorado con estilo rústico. Ahora esto es posible.

¿Rústico o Shabby Chic?

El Shabby Chic también es tendencia. Su origen se encuentra en las casas de campo inglesas, por lo que tiene muchos paralelismos con las casas rústicas.

Mantendremos los tejidos y materiales naturales, sobre todo la madera. Como hemos dicho en el apartado anterior, hay que saber combinar modernidad y tradición. Por ejemplo: puedes escoger las maderas más lujosas del momento, pero dejando un acabado natural, acorde con el espacio a decorar. Esto podemos aplicarlos tanto a mobiliario como a los suelos.

Los cambios fundamentales se dará en la paleta de colores: ahora los tonos pastel son los protagonistas, siempre junto al blanco. Así, parecerá que las estancias tienen más luz e incluso que son más grandes.

También es muy importante la presencia de plantas y de objetos de porcelana, como por ejemplo jarrones o piezas de vajilla.

Estilo rústico industrial

Esta es la última variante del estilo rústico que queremos dejarte. Ambos estilos tienen personalidad, así que debemos prestar atención al combinarlos.

Debemos mantener las características básicas del estilo industrial: ladrillos vistos, metales, cemento… o también muebles vintage, que también pueden ser propios del estilo más rústico.

Cocina industrial.

Para dar el toque rústico, debemos añadir muebles o suelos de madera, siempre manteniendo el toque natural, incluso con algunas imperfecciones, buscadas o no.

Y atrévete a colocar una mecedora o un baúl, más propios de las casas de campo. Pueden tener toques dorados o metálicos, ideales en un estilo industrial.

Por último, no olvides introducir algunas plantas y tejidos naturales, ya sea en alfombras, cortinas, mantas, etc.

El resultado: un estilo rústico moderno

Como has visto, hay muchísimas maneras de mantener el estilo rústico en la actualidad, incluso en los pisos de ciudad. Lo más importante es combinar ese toque natural y acogedor con las últimas novedades en el campo del interiorismo, sin que haya un excesivo contraste visual.

Te puede gustar