Iluminación interior para una fiesta de boda

Maite Córdova 8 septiembre, 2018
¿Pensabas que las bengalas y los brillos se reservaban para la Navidad y otras ocasiones? Hoy en día ya no y te contamos por qué. 

Una fiesta de boda constituye todo un evento social que, cada día, pretende ser más espectacular. Por ello, no es de extrañar que hasta los elementos más ‘básicos’ como la iluminación tengan un nuevo giro y también cobren un nuevo significado.

En la actualidad, las tendencias de iluminación de interiores toman su inspiración de diversos espectáculos, como el teatro, y la originalidad de ciertos accesorios, como los letreros de luz de las vías.

A continuación, te mostraremos con mayor detalle cuáles son las tendencias para lograr una espectacular iluminación de interior para una fiesta de boda.

Iluminación del salón para una fiesta de boda

La iluminación general de cualquier interior no puede faltar, así que el recinto siempre debe contar con varios focos de luz distribuidos en la zona central y las esquinas, con salidas apropiadas; es decir, que no tengan ningún tipo de elemento que atenúe o impida la salida de luz.

Muchas veces, el recinto tiene una iluminación precaria, y se ve perjudicado por la colocación de focos pobres o lámparas que ‘roban’ la luz.  Hay que cuidar este aspecto, sobre todo, cuando el lugar no cuenta con entradas de luz natural (ventanas, claraboyas, etcétera).

Lo siguiente a realizar será reforzar los focos de los que ya dispone el salón. Por supuesto, esto debe ir en consonancia con la decoración. Por ejemplo, no se reforzará del mismo modo la pista de baile que la mesa de los novios o la mesa de los obsequios.

Hay que procurar mantener un equilibrio para no crear una competencia entre los distintos planos que formarán parte del ambiente. Esto significa que la luz cálida tendrá el protagonismo y que, por tanto, deben relegarse los focos de luz fría a los segundos planos.

¿Techo o paredes?

luces paredes en fiesta de boda

La iluminación suspendida del techo es la más empleada en la decoración de salones para fiesta de boda de todos los tiempos, dado que permite colgar diferentes lámparas, candelabros de cristal, cascadas de brillo, guirnaldas de luces, etcétera. Aquí viene a encontrarse la magia del evento, en la selección y colocación de estos elementos que aportan suntuosidad y brillo.

Cabe destacar que, aunque se prefiere ocultar la instalación, en general, de todo el sistema de iluminación, no siempre es necesario disimularlo. Este viene a ser el caso de los salones con un estilo rústico y, por ende, de las decoraciones de boda más relajadas.

Ahora bien, el foco central puede estar suspendido del techo, o bien, ubicarse en una pared en específico. En caso de que se disponga del techo, se observan dos tendencias en particular:

  • Se reviste el techo con telas para crear un efecto ‘carpa’ mucho más elaborado. En este tipo de decoración, se coloca un candelabro en el centro y se le emplean tiras de luz complementarias, de foco pequeño, que tienen cierta reminiscencia con las fairy lights.
  • Se aprovechan las vigas del techo para colgar cascadas de luz con flores u otros accesorios, como lámparas estilo araña con brazos largos de múltiples focos, o bien, se coloca un mismo estilo de lámparas (por ejemplo, lámparas redondas de papel) de distintos tamaños a lo largo de todo el salón.

Un gran candelabro en el centro es todo un clásico que no deja de aprovecharse. De hecho, hoy en día, algunos tienen un efecto luminoso multiplicado gracias al uso de las velas o bombillas LED. Sin embargo, ya no se trata de un elemento imprescindible. Todo dependerá del estilo decorativo.

Cortinas y cascadas de luz

En caso de que la iluminación no se ubique exclusivamente en el techo, sino también en las paredes del recinto, la tendencia más marcada en este sentido viene a ser la colocación de cortinas y cascadas de luz con bombillas de tamaño pequeño o mediano. Cabe destacar que la pared central puede disponer de una cortina con bombillas más grandes para marcar una distinción clara.

Ahora bien, se puede disponer de muchas formas de estas cortinas y cascadas, según la preferencia del decorador, el tipo de boda y las características del salón: solas, delante o detrás de una cortina, de forma vertical u horizontal, en guirnaldas, tomando la pared completa o solo la sección superior, etcétera.

Sorpresas románticas de fiesta de boda

fiesta de boda comedor

En las bodas, las sorpresas para los invitados por parte de los novios, ya no solo se remiten a actividades en algún momento puntual de la velada o a brindar pequeños obsequios. Hoy en día, se pueden unir ambos conceptos y brindar momentos de diversión con luces de bengalas, globos, pulseras, varitas luminosas, etcétera.

Por otra parte, hay que recordar que la iluminación de interiores no solo queda en las paredes y el techo, también se incluye en las mesas mediante centros de mesa, series de pequeñas velas u otros accesorios de menor tamaño.

En caso de que el salón disponga de una pared de espejos, estos ayudarán a maximizar el alcance de la iluminación y a aportar mayor brillo y sensación de amplitud al espacio. Conviene aprovechar este tipo de elementos, ya que pueden suponer un punto de apoyo muy positivo.

Más allá del estilo de decoración del salón de fiesta para boda, lo importante es mantener un balance y no olvidar que incluso se puede recurrir a diferentes colores de bombilla para conseguir un ambiente mucho más romántico. El color puede sumar mucho y no hay que tenerle miedo.

Te puede gustar