Los tipos de cuadros más adecuados según el espacio a decorar

Francisco · 23 julio, 2018
Decora tu hogar con cuadros pictóricos, atendiendo a distintos temas que se amolden correctamente con la decoración del lugar.

El arte es un recurso que puede tener presencia en cada una de las habitaciones de la casa; por este motivo, quizá te surjan dudas sobre cuáles son los tipos de cuadros más adecuados según el espacio a decorar.

La pintura permite atraer la mirada de las personas, decorar las paredes y generar una sensación de bienestar, ya que aporta el gusto estético que en ocasiones hace falta en el espacio.

Dependiendo del espacio, la colocación de un tipo de pintura u otra, con una técnica determinada o con colores concretos, puede variar, pues se debe estudiar el tipo de decoración en el resto de la estancia.

Tipos de cuadros para el salón

Probablemente, esta es la zona más interesante para decorar con cuadros; sin embargo, hay que tener en cuenta el tamaño y el tipo de cuadro según la parte donde se quiera colocar.

En primer lugar, se debe buscar un equilibrio: no recargar los muros y dejar espacio entre los cuadros, con la finalidad de oxigenar el espacio y que no se produzca tensión.

A continuación se muestran los tipos de cuadros para cada parte del salón:

  • Encima de la chimenea: es un lugar perfecto donde disponer un cuadro. Este puede ser amplio, con un marco destacable; se recomienda poner paisajes, bodegones o retratos.
  • Paredes junto a la mesa: en este caso, es recomendable no disponer cuadros de grandes dimensiones, sino de un tamaño medio. Pueden tener contenidos como paisajes o bodegones.
  • Resto de paredes: en este caso existe la libertad de poner cuadros según la superficie, sin necesidad de saturar ni generar tensión; se recomienda que las temáticas sean neutras: paisajes, arte abstracto, vanguardismo, etc.
Cuadros contemporáneos.

Tipos de cuadros para el dormitorio

No interesa recargar esta estancia con muchos cuadros; de hecho, lo que más recomendable es disponer uno o dos cuadros concretos que obtengan protagonismo, tanto en cuanto a colores como en cuanto a temática.

El principal propósito es embellecer el lugar. Entonces, ¿en qué partes del dormitorio se pueden poner cuadros?

  • En las paredes: por supuesto, cualquier pared es idónea para poner un cuadro, pero conviene poner, como mucho, un par de ellos, que tengan un contenido semejante; es decir, que “dialoguen” entre ellos.
  • Por encima del cabecero de la cama: superficie perfecta para la decoración, ya que un cuadro de grandes dimensiones atrae la mirada y estéticamente genera armonía y simetría. Las temáticas recomendadas: abstracción o paisajismo.

– Los colores en la pintura están para persuadir a los ojos.-

Nicolás Poussin

Tipos de cuadros para los baños

El cuarto de baño también es un espacio apropiado para la decoración pictórica; sin embargo, hay que tener presente el tipo de temática para que, así, haya una concordancia con el mobiliario y los sanitarios. En ocasiones, una de las paredes del baño queda libre de decoración; por tanto, es exactamente ahí donde se puede colgar un cuadro.

Se debe tener en cuenta que la pintura hablará de tu personalidad; es decir, según el tipo de cuadros que se dispongan, así se percibirá el tipo de carácter que quieres reflejar. Tipologías y temáticas que puede tener un cuadro de baño:

  • Abstracción: temática en la que interesa el color más que el contenido.
  • Pop-Art: carácter moderno y acomodado al tipo de estética de un cuarto de baño. De hecho, se puede poner un contenido sobre agua, sanitarios, limpieza…
  • Paisaje: no es tan usual pero también puede encajar bien. Se recomiendan temas sobre el agua y la naturaleza, con el fin de generar pureza.

– No hablas de pinturas, te ves en ellas.-

Ausute Renoir

Baño con espejo y cuadro

Tipos de cuadros para el pasillo

En este espacio es donde se puede jugar con la diversidad pictórica. Se recomienda seguir una temática y para convertir el pasillo en una pequeña galería de arte.

Hay que tener en cuenta que no se debe recargar en exceso; es decir, que haya una correcta separación de los cuadros y que la iluminación vaya dirigida a cada uno de ellos.

Los tamaños pueden ser variados, pero es recomendable que sean medianos y tengan proporcionalidad entre ellos. Las diferencias no deben ser excesivamente amplias.

Tipos de cuadros para la entrada

Según se accede a una casa puede tenerse un cuadro que ofrezca una información del gusto estético de los inquilinos y que sirva de preámbulo a la decoración del hogar.

Pueden utilizarse cuadros con las siguientes temáticas:

  • Retratos
  • Bodegones
  • Paisajes
  • Abstractos
  • Naturalezas

El arte es un medio eficiente para la decoración. Bien es cierto que la utilización de técnicas o temáticas pictóricas no debe ser aleatoria, sino algo estudiado de manera consciente.