Sillas metálicas: 3 pasos para darles un toque creativo

Ivana Jerman 11 septiembre, 2018
Si posees sillas metálicas y deseas restaurarlas, aquí te mostramos algunas ideas para darles un detalle original y creativo. 

Si deseas cambiar el aspecto de las sillas metálicas de tu hogar, te enseñaremos algunas ideas fáciles para lograrlo. Tal vez tengas en tu garaje almacenadas algunas sillas antiguas que deseas restaurar para darles una utilidad, o simplemente deseas cambiar el aspecto de las que ya posees y se encuentran en perfecto estado. En cualquier caso, estos consejos te ayudarán a darles un toque creativo

Es importante, de vez en cuando, renovar nuestros espacios y cuidar los objetos que utilizamos a diario. Las sillas metálicas son resistentes, fuertes, modernas e ideales para decorar espacios con estilo industrial o ecléctico. También las puedes incorporar en patios y jardines externos. A continuación te mostramos 3 pasos para darle un toque creativo a tus sillas metálicas.

1. Pinta tus sillas metálicas

Si deseas pintar tus sillas, deberás proceder primero a lijar la superficie. Procura eliminar las impurezas, el antiguo color o los sectores oxidados. Retira el polvo y limpia la superficie con un paño levemente humedecido. Luego podrás proceder a pintar tus sillas.

Elige el tono de esmalte sintético que te agrade. Puedes pintar las sillas con el tono original del metal o un color que te guste. A continuación te recomendaremos algunas técnicas originales para pintar tus sillas y darle un toque original.

sillas metálicas para la oficina

Pinta de dos colores

Puedes elegir pintar tus sillas de un solo color o elegir varios colores para decorarlas. Una alternativa muy bonita es pintar toda la superficie de la silla de un tono oscuro, como el gris o negro. Luego puedes pintar el asiento y una porción de las patas en un color vibrante. Prueba pintar estos detalles con tonos como el rojo o el amarillo, le dará un carácter muy original a tus sillas metálicas.

Pinta con distintas saturaciones

Otra alternativa para pintar tus sillas metálicas es elegir un color y utilizar distintas saturaciones del mismo. Juega con las diferentes caras internas y externas de la superficie de tu silla. Por ejemplo, puedes pintar el respaldo interior, el asiento y la superficie exterior de las patas en un azul profundo. El resto de la superficie prueba a pintarla con celeste.

Siguiendo esta técnica, puedes jugar con las sillas de tu hogar y pintarlas de distintos colores. Verás qué divertidos y coloridos quedarán tus espacios.

Aplica pintura para pizarra

Otra alternativa muy original es aplicar en el respaldo exterior de tu silla pintura para pizarra. Puedes pintar el resto de la superficie en un color negro brillante. Así, podrás escribir o dibujar con tiza el exterior de tu respaldo. Es una gran alternativa si tienes niños pequeños que dibujan por toda la casa.

2. Utiliza otros materiales

Luego de pintar tus sillas metálicas, puedes utilizar otros materiales para darles más personalidad. Te mostramos a continuación algunas ideas originales.

Agrega una placa de madera

Si la superficie de tu silla te lo permite, puedes colocar en el asiento una pequeña placa de madera. Estarás así  aplicándole al metal un material más cálido. Esta combinación de materiales quedará muy bonita en tus espacios de estética industrial, por ejemplo.

Crea un tejido en el respaldo

Si tienes un respaldo hueco o de estructura abierta, puedes aplicarle a estos elementos un bello tejido. Elije un material resistente como el hilo encerado, por ejemplo. Luego de pintar tus sillas metálicas, procede a crear una trama tejida en el respaldo de las mismas. Combina muchos colores y dale a tus sillas un toque creativo y original. Estarás así cubriendo los huecos de tu respaldo y combinando dos materiales muy distintos, que generarán un contraste muy en tendencia.

3. Agrega cojines

cojines para sillas metálicas

Una alternativa un tanto más flexible es incorporar en el asiento de tus sillas metálicas pequeños cojines. Puedes colocar cojines que puedas retirar fácilmente o fijarlos con un adhesivo. Otra alternativa es colocar aquellos cojines que poseen cuerdas para amarrarlos al respaldo. De esta manera, quedarán fijos en tus sillas metálicas y los podrás remover fácilmente al momento de querer lavarlos o cambiarlos.

Tanto si tus sillas metálicas tienen tonos oscuros o muy claros la mejor opción es incorporar cojines de colores vibrantes. De esta manera le darás mucho color a tus espacios. Además, el juego de tonos contrastantes quedará muy bonito.

Puedes pintar, restaurar y agregarle distintos materiales a tus sillas metálicas. Verás qué bonitas quedan tanto en interiores como en exteriores. Juega combinando los colores que más te agraden y viste tus espacios con bellos materiales.

Te puede gustar